10 de junio – Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas

El secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, encabezará este viernes un acto en el Palacio San Martín.

La comunidad internacional ha reiterado la necesidad de reanudar las negociaciones bilaterales entre Argentina y el Reino Unido por la soberanía de las Islas Malvinas

Este viernes 10 de junio se celebra el Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas, Islas y Sector Antártico, en conmemoración del 193º aniversario de la creación de la Comandancia Política y Militar de las Islas Malvinas y adyacentes al Cabo de Hornos, cuando se designó a Luis Vernet como primer gobernador, en 1829.

Por este motivo, se realizará un acto desde las 12 en el Palacio San Martín. El mismo será encabezado por el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, junto a funcionarios nacionales.

Al cumplirse 40 años del conflicto del Atlántico Sur, el pasado 19 de noviembre, en el acto por el Día de la Soberanía Nacional, el presidente Alberto Fernández lanzó la iniciativa interministerial «Agenda Malvinas 40 años».

Los ejes principales de esta agenda oficial son elreconocimiento y el homenaje delpueblo argentino a los caídos, susfamiliares y los veteranos yveteranas de Malvinas; profundizar la difusión yvisibilización de losderechos soberanos argentinosrespecto de las Islas Malvinas,Georgias del Sur, Sándwich del Sury los espacios marítimose insulares correspondientes; y de la persistenciade una disputa de soberanía-reconocida por las NacionesUnidas- que aún hoy no está resuelta.

Historia de una usurpación

A partir de 1829, con Vernet, hubo presencia efectiva en las Islas Malvinas y se ejercieron distintos actos de soberanía en el archipiélago. Hasta que el 3 de enero de 1833 el Reino Unido ocupó las islas y expulsó a la población y a las autoridades argentinas, que fueron reemplazadas por funcionarios de origen británico.

Desde ese momento existe una disputa de soberanía entre la Argentina y Gran Bretaña, tal como lo reconoció la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 2065 de 1965.

En cumplimiento de esa Resolución, desde 1966 y durante 16 años -hasta 1982- ambos países llevaron a cabo negociaciones para alcanzar una solución a la disputa de soberanía. El 2 de abril de 1982 estalló la guerra entre Argentina y el Reino Unido por la soberanía de las Islas Malvinas. La guerra duró casi dos meses y dejó un saldo de 649 argentinos, 255 británicos muertos y 3 civiles muertos. El Reino Unido se niega a retomar el diálogo.

La comunidad internacional ha reiterado la necesidad de reanudar las negociaciones bilaterales a la brevedad, lo que fue expresado en 10 resoluciones de la Asamblea General y en 38 resoluciones del Comité Especial de Descolonización de la ONU y en numerosas declaraciones de foros regionales y multilaterales tales como la OEA, el G77 más China, el MERCOSUR, la Cumbre Iberoamericana, la CELAC, el SICA, el PARLASUR, el PARLACEN, el Foro de Cooperación América del Sur-África (ASA) y la Cumbre Países Árabes – Sudamérica (ASPA).

En 2020, el Congreso Nacional sancionó por unanimidad tres leyes que fortalecen el trabajo por el reclamo argentino, creando el Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes con el objeto de constituir un espacio plural en el máximo nivel institucional que diseñe estrategias de Estado a mediano y largo plazo.

El reclamo por Malvinas, presente en la Cumbre de las Américas

El presidente Alberto Fernández renovó este jueves el reclamo por los «legítimos derechos» de Argentina sobre las Islas Malvinas, al pronunciar su discurso en la IX Cumbre de las Américas, en Estados Unidos.

«Argentina es un país pacífico. Seguimos reclamando por las vías diplomáticas los legítimos derechos que nos caben sobre nuestras Islas Malvinas. Seguimos confiando en el diálogo», remarcó Fernández.

Al pronunciar su discurso, el mandatario hizo notar además que el archipiélago no aparecía en el mapa de América que forma parte del logo de la cumbre regional.