7 de septiembre: Día del montonero

Por Jorge Giles

Dirán, quiza, de esa «generación diezmada», como la llamó Néstor Kirchner, que ella luchó para traer a Perón a la Patria y que no concebía la política sin proyectos ni utopías y que además, tenía un sentido heróico de la vida. Y es cierto.

Fernando Abal Medina y Carlos Ramus cayeron en ese primer combate el 7 de septiembre de 1970 dando pruebas de esas convicciones. De esos vientos de la historia venimos. Jamás había brotado en esta tierra una generación igual; esa Juventud gloriosa que cuando dijo «la vida por Perón y por el pueblo», dio la vida sin dudarlo ni pedir nada a cambio.

Sólo nos queda el viento y sigue soplando. No es poca cosa. Pero son los jóvenes de hoy los únicos imprescindibles.



Gloria y honor a toda esa generación de muchachos y muchachas que hoy estarían acompañando a nuestros médicos y enfermeros, levantando las banderas de la solidaridad en las barriadas y cuidando la salud de nuestros compatriotas.

Vivan los 30 mil!

Vivan los que nunca claudicaron!

Vivan los que nunca asociaron sus nombres al de los genocidas!

Vivan los que murieron de pie para que la patria viva!

A 50 años de aquel nacimiento, ojalá la política recobre las utopías de construir un mundo y un país mas justo y la mística de vivir para el prójimo, como nos enseñara Evita.

Y si no fuera así, ay patria mía.

Si estamos en la víspera de un mundo nuevo, sabemos que sólo con la unidad de todos y todas será posible construirlo.

Será el mejor homenaje a esa generación que allá a lo lejos, supo cargarse la patria al hombro y así encontrar su destino de libres.

Viva la Patria!

07/09/20

2 comentarios

  • Juan dice:

    Sr. Giles, es sorprendente su falta de honestidad intelectual al desvincular la responsabilidad de Perón en la purga ideológica que terminó con la aniquilación y la muerte física de la juventud maravillosa asociada a montoneros. Le voy a recordar que fue el mismísimo Peron el que aprobó el «documento reservado» y el que entre otras hazañas, nombró personalmente a Villar, Margaride y Almirón (el asesino del padre Mugica). No deseo polemizar con el fanatismo, pero quería que sepa que no pertenezco al rebaño de obsecuentes que Ud. como tantos otros manipulan. Hasta nunca

    • manu dice:

      su mala leche, es de asombro. Son dos cosas el pueblo peronista, la juventud de los 60 y los errores políticos de todos. Y otra el verdadero enemigo histórico interno y pro-pandémico colaboracionista, cómplice de las matanzas y purgas que han favorecido al global de turno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *