Ángela Pradelli: la melodía de la escritura

ZONA LITERARIA | EL TEXTO DE LA SEMANA

Por Adrián Ferrero*

La obra literaria de la escritora argentina Ángela Pradelli (Bs. As., 1959), poeta, ensayista, narradora, compiladora de antologías, constituye un punto culminante de la literatura argentina de los siglos XX y comienzos del XXI. Propone una zona de cruce de prácticas culturales que, por lo general, no se dan en conjunto en un mismo productor cultural. Y me atrevería a dar un paso más allá: se inscribe en la gran tradición de las grandes educadores/escritoras de América Latina.

En efecto, muy en particular desde la docencia secundaria en el área de Letras, los talleres de escritura, los proyectos educativos de amplio alcance (se desempeñó en un importante cargo de coordinación y diseño curricular docente en la Provincia de Bs. As.) y la narrativa que aborda todas las formas de conflictividad política y social. Su narrativa, sin embargo, no incurre jamás en una literatura de tesis o denuncialista de orden simplista sino, más bien, en una propuesta compleja en la cual las tensiones sociales no son obstáculo para que la ficción desarrolle novedosos aportes desde el punto de vista de su poética. Pradelli no es complaciente con el mercado pese a que es una autora leída y exitosa.

Desde la realidad de las localidades o ciudades del Conurbano bonaerense, arrinconadas en tiempos neoliberales en sus establecimientos públicos (como el ferrocarril, los hospitales y el cementerio, entre otros espacios), la potencia de la prosa de Pradelli, sin simplismos ni pedagogías, defiende la dignidad de los sujetos y grupos sociales más vulnerables que atraviesan circunstancias de crisis. En esos espacios se tejen alianzas, vínculos de lealtad y solidaridad, pero también tramas de la amenaza y violencia entre personas, muchas veces no motivadas por la maldad sino por la desesperación o la ignorancia. Se trabaja en algunas novelas intensamente para resistir los embates del abandono del Estado de sus funciones más elementales. La protagonista de una de sus novelas, a mi juicio, no son personajes individuales, en acepción más convencional, sino la trama sutil que los va envolviendo a todos ellos: habitar la localidad de Turdera urdiendo las figuras que los entrelazan hasta formar una constelación. Se titula, precisamente, Turdera (2003).

Otra vertiente de su poética (y de las más interesantes), la constituye su libro más disolutorio en torno de la experiencia literaria. Aborda la inmigración italiana asociada a la memoria familiar. Me refiero al recuerdo de un abuelo, las primeras letras, las cartas que él escribió a sus ancestros y el viaje inverso: el de la nieta protagonista de la novela a la patria (luego de una investigación minuciosa pero también llena de amoroso fulgor) y el pueblo natal en el que él se crió. Se titula El sol detrás del limonero (2016). Allí habrá un reencuentro con parientes que le mostrarán cartas de su abuelo, pero también tendrá lugar la apasionada lectura de un libro clave del escritor italiano cautivo en los campos de concentración nazis Primo Levi (quien como se recordará se quitara la vida posteriormente) durante el ritmo trepidante de toda una madrugada, pese a ser leído en italiano. Verá la luz del amanecer mientras cierra sus tapas. Entre la poesía, la prosa poética, una narrativa que adopta inflexiones, ritmos, silencios, sinuosos movimientos y una música que consolida una suerte de gran partitura pero también de gran fresco (de una enorme transparencia siempre). La prosa de Pradelli nos va conduciendo por corredores fluidos hacia territorios nuevos. Es así como inaugura modos de narrar en los cuales tramas elaboradas pero sin grandes gestos teatrales nos involucran como lectores de modo conmovedor.

Autora de una serie de ensayos que ponen el acento muy en particular en la relación entre educación y transmisión de experiencias áulicas o bien de la escritura como práctica social en el marco de la educación formal, en las cuales refiere algunas anécdotas concretas, pero fundamentalmente en las que se ponen en diálogo institución escolar, escritores, escritura, textos, voces y pinceladas de teoría literaria. Como si todo ese conjunto de prácticas sociales, discursos y tonos configuraran la identidad de un sujeto colectivo en el seno de una institución a la cual hay que burlar y contra la cual también se debe ser cauteloso para combatir la represión con que aspira a limitar y silenciar la dimensión más creativa de estudiantes y docentes con el objeto de subordinarlos. Pradelli, mediante la escritura como dispositivo inteligente logra sortear estas trampas, enciende vocaciones, escucha de modo atento a su alumnado, lee los trazos y, respetando un programa, introduce un sesgo singular. Es una docente escritora. Daría un paso más allá: es una docente poeta. Porque se percibe el dominio polisémico y radical que logra imprimirle al lenguaje en todas sus posibilidades líricas y expresivas, no sólo relativas al conocimiento. Regreso entonces a la experiencia de su novela El sol detrás del limonero (2016) y escritura con todos los registros y todas las formas que puede contener la palabra.

La comunicación que se traduce en textos literarios gracias a consignas pero también a la lectura literaria propiamente dicha de autores notables, incluso la invitación al establecimiento donde dicta sus clases de escritores célebres a dar charlas y dialogar con el alumno es uno de los puntos culminantes de este libro. Precisamente, La búsqueda del lenguaje. Experiencias de transmisión (2012), efectivamente, recorta, transmite pero al mismo tiempo propone. Como si Pradelli se pusiera delante de una clase o apoyara sobre los bancos determinadas estrategias para que quienes son docentes pudieran devenir asistentes o acompañantes o incluso formadores de futuros escritores. O, al menos, de personas que descubran que la escritura puede ser una práctica social no sólo interesante sino que brinda placer, formas de expresión y exploración. Por otra parte, se aspira a crear un clima de escucha atenta a cada tono del lenguaje (a su fonología, su sintaxis, su semántica) y a ese singular reverberar propio de la palabra que ha sido concebida creativamente a los efectos de incitar al goce de leer porque ha sido realizada bajo el placer de escribir. Una operación realizada de modo placentera cuidadosamente elaborada de modo selectivo con ánimo de producir intensidades se traduce en una recepción igualmente gozosa. Estimo que la hipótesis de Pradelli es que las prácticas sociales de la lectoescritura, a través de consignas estimulantes, son productoras de un impacto gozoso. El placer al momento de la escritura se transmite al momento de la lectura. Como vasos comunicantes.

Varias novelas (además de las que ya cité), una antología espléndida realizada en colaboración con la también escritora y traductora argentina Esther Cross, en la que los más notables cuentistas argentinos de todos los tiempos narran capítulos o episodios del Antiguo Testamento de La Biblia resultan reveladoras de su capacidad imaginativa y de su versatilidad, además de la sabiduría para colaborar con colegas en proyectos conjuntos. Se titula La Biblia según veinticinco escritores argentinos (2009).

Llegará luego otro originalísimo desafío: solicitar a un grupo de productores culturales (músicos, escritores, escritoras, directores teatrales, editores, traductores, docentes universitarios, actores) a quienes convoca para que narren una escena de lectura que por algún motivo haya sido particularmente significativa en sus vidas. Pradelli alterna estos breves relatos biográficos con compases de su propia experiencia autobiográfica con la lectoescritura y la teoría literaria. Una visita fuera de serie a la casa del escritor John Berger, quien las recibe a ella y a una amiga con hospitalidad y sentido del respeto. Un diálogo franco y mano a mano entre escritores que es testimonio del entendimiento que allana cualquier distancia geográfica o lingüística y subyace a quienes han hecho de la literatura un estilo de vida, además de una ética política y del compromiso.

Hasta llegar a un par de libros que juntos hacen sistema y en los que ya Pradelli se despega del orden de lo propiamente literario y educativo. Se interna entonces de lleno en el plano de los Derechos Humanos con el testimonio de hijos de desaparecidos apropiados durante la última dictadura militar argentina, restituidos a sus familiares originarias, con el libro En mi nombre. Historias de identidades restituidas (2014). Y una novela que evidentemente no permanece ajena a estas cavilaciones que motivaron esta novela: La respiración violenta del mundo (2018), que narra la búsqueda de una abuela durante la última dictadura militar argentina de una nieta apropiada.

Finalmente, cierro con su iniciativa de “¿Por qué llora esa mujer?”. Un proyecto colectivo y plataforma cultural de Facebook en el cual se vuelcan testimonios sobre violencia de género contra las mujeres así como notas, noticias y reflexiones sobre el tema. Una poética con conducta cívica y un sentido de la ética sin precedentes. Ganadora de importantísimos premios, como el Emecé (por su novela Amigas mías, de 2002, donde narra las complicidades y la lealtad de un grupo de mujeres a lo largo de toda una vida) y el Clarín de novela, entre otros, además de numerosas estancias como escritora residente en diferentes países del mundo y asistente a congresos también internacionales en carácter de conferencista invitada o bien de coordinadora de talleres. Pradelli confirma que los ideales se propagan y rinden frutos, que la palabra es vehículo emotivo pero también contiene un potente poder transformador. Y que el vuelo lírico de su música, la inspiración que le da lugar, la elección de sus recursos y su composición, su impacto y su melodía no están reñidas con principios inamovibles que hacen de los humanos seres con dignidad que aspiran, a la vez, a que todos sus semejantes también gocen de ella.

Marzo 2019

* Adrián Ferrero nació en La Plata en 1970. Es escritor, crítico literario, periodista cultural y Dr. en Letras por la Universidad Nacional de La Plata. Publicó libros de narrativa, poesía, entrevistas e investigación.

http://www.facebook.com/escritoradrianferrero/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *