Anularon todas las condenas contra Lula

Por Felipe Bonacina

Un juez del Supremo Tribunal de Brasil, Edson Fachin, anuló todas las condenas contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva por corrupción y ordenó comenzar nuevamente la investigación en otros fueros debido a las denuncias por parcialidad de parte de la Fiscalía y el exjuez y exministro Sérgio Moro.

Fachin tomó esta decisión al hacer lugar a un habeas corpus impuesto por la defensa del expresidente Lula en el marco de las causas impulsadas por la hoy cuestionada Operación Lava Jato.

La decisión de Fachin, un juez conocido por haber estado alineado a las denuncias y casos impulsados por la Operación Lava Jato, se produjo luego del escándalo generado por la filtración de mensajes que desnudaron lo que Lula y el PT siempre denunciaron: el trabajo conjunto y secreto de los fiscales y el entonces juez Moro para condenar al exmandatario antes de que pudiera competir en las últimas elecciones presidenciales.

Lula pasó 580 días preso en la ciudad de Curitiba, capital del estado de Paraná, y tras ser detenido en medio de un operativo que fue transmitido en el mundo entero, tuvo que bajar definitivamente su candidatura.

El exjuez Moro más tarde se convirtió en el primer ministro de Justicia del presidente que triunfó en esas elecciones, el actual mandatario Jair Bolsonaro.

La decisión del juez Fachin ocurre luego de que se difundiera una encuesta que da como favorito para las presidenciales de 2020 en Brasil a, precisamente, Lula da Silva.

Bolsonaro se ataja

Luego de la decisión judicial que anuló las condenas contra Lula, Jair Bolsonaro salió a atajarse, ya que los primeros sondeos con miras a 2022 dan ganador al líder del PT.

El mandatario brasileño afirmó que si el Partido de los Trabajadores estuviera gobernando, el país estaría en cuarentena total por la pandemia.

Este domingo una encuesta publicada en el diario O Estado de Sao Paulo dio como favorito para las elecciones presidenciales del año próximo a Luiz Inácio Lula da Silva.

Según datos del Instituto IPEC, Lula tiene una intención de voto del 50% contra el 38% del actual mandatario ultraderechista.

«Si en 2018 yo me moría a causa del atentado que sufrí, el segundo turno electoral era entre Fernando Haddad (del PT) y Ciro Gomes (del Partido Democrático Laborista). El país entero estaría en lockdown (cuarentena estricta). Con un presidente de izquierda, Venezuela sería un paraíso al lado de lo que sería Brasil», aseguró Bolsonaro a seguidores, mientras gran parte del país sufre un colapso sanitario por el aumento constante de casos y muertos.

«No hay gente nueva para 2022, no hay nadie», afirmó Bolsonaro en la puerta del Palacio de la Alvorada a un canal digital oficialista, ante el cual negó que desde el Gobierno central se pueda coordinar un confinamiento total como reclaman gobernadores e intendentes para batallar contra la pandemia.

Infonews