¿Autocrítica o auto-polución?

Por Emanuel Rodríguez*

Tras el famoso martes de las Lebacs donde la mayoría de los argentinos que queríamos complicar al gobierno apenas si podíamos decidir pagar la luz en el tercer vencimiento, Macri salió airoso a dar una conferencia de prensa en la que adelantó que profundizará el ajuste. Una de las frases más llamativas de la conferencia fue: “La turbulencia cambiaria la consideramos superada”. ¡Turbulencia! No fue una crisis, fue una turbulencia. Estamos en un avión. El de ¿Y dónde está el piloto?

“El mundo decidió que no es suficiente la velocidad con la que nos habíamos comprometido a reducir el déficit fiscal”, dijo Mauricio Macri. ¡El Mundo! ¿Cómo hizo EL MUNDO para decidir eso?

Macri ya le echó la culpa al kirchnerismo, al peronismo, a la izquierda, a los piquetes, a los planes sociales, al derroche, a Venezuela, a La Cámpora… se le estaban acabando los culpables hasta que se le ocurrió… EL MUNDO.

Es muy probable que en este momento un adolescente marroquí esté contemplando el horizonte creyendo que no ha lograda nada en su vida: hay que avisarle que influyó en el ajuste más brutal de la historia argentina para que se autoevalúe de otra manera.

Tras el famoso martes de las Lebacs donde la mayoría de los argentinos que queríamos complicar al gobierno apenas si podíamos decidir pagar la luz en el tercer vencimiento, Macri salió airoso a dar una conferencia de prensa en la que adelantó que profundizará el ajuste, pero lo dijo en modo teletubbie, de modo que hay votantes del PRO que están contentos porque el FMI trae tubbietostadas para Tinki Winki.

Una de las frases más llamativas de la conferencia fue: ”La turbulencia cambiaria la consideramos superada”. ¡Turbulencia! No fue una crisis, fue una turbulencia.

Estamos en un avión. El de ¿Y dónde está el piloto?

De repente se escucha por altavoz: Señores pasajeros, les pedimos disculpas, debido a la turbulencia no podremos ofrecer el servicio de sueldos y jubilaciones dignas.

Se movió mucho el avión durante la turbulencia cambiaria y perdí el 25% de mi sueldo… ¿A qué Aerolínea llamo para reclamar?

Macri insistió con que debemos reducir el déficit fiscal, que significa que estamos gastando más de lo que tenemos como Estado. En eso le creo: él y su gabinete están gastando más de lo que tenemos.

Luego Mauricio dijo:“Yo no estoy acá para hacer lo políticamente correcto”. Y no. lo políticamente correcto sería que te tomaras el palo.

Macri también dijo que no estaba acá para hacer “ni lo que me conviene a mí ni a mi gobierno”, que es como que el Ministro de Educación te encare con el pito afuera y te diga: “yo no estoy acá para violarte”.

“Soy el primero en saber y reconocer el esfuerzo que han hecho los argentinos en estos dos años y cuatro meses”, dijo Macri, y me hizo acordar a cuando le digo gracias a quien esté lavando los platos… y yo estoy en la hamaca paraguaya.

En realidad ese chiste no corresponde, porque todos sabemos que si Macri se ve cerca de una hamaca paraguaya, Patricia Bullrich manda 10 gendarmes a que repriman a la hamaca. Por paraguaya.

Después vino otro momento cumbre: “Hoy no hay ya tanta vocación por prestarnos tanto dinero si no demostramos mucha seriedad”. Macri, al 40% de interés no sólo hay vocación: hay Maná, Maná rellena, Sonrisas, Melba, Manón y todas las galletitas que un buitre pueda comer.

Sin embargo nada nos había preparado para esto: “La autocrítica que me hago es que por mi personalidad yo siempre he sido muy positivo y optimista, y tal vez me puse metas ambiciosas”. La autocrítica de Macri fue tan parecida a una paja que Diego Leuco todavía está en modo searching guasca con la carilina en la mano.

La autocrítica que me hago es que a veces el asado me sale tan rico que no queda nada para los perritos.

Macri estafó con autopartes para hacerse millonario, estafó con autoayuda para hacerse presidente y ahora estafa con autocrítica para que el FMI nos emperne. ESO ES AUTOSUPERARSE!

“Cada noche me acuesto pensando qué pude haber hecho para que los argentinos puedan estar mejor”, dijo Macri. Yo no tengo nada en contra de que se acueste. No me gusta que NOS acueste. Y tampoco me gusta que se despierte.

Macri reconoció problemas de coordinación entre el gabinete económico y el Banco Central. Como cuando una banda de ladrones entra a un banco y uno se apoya en la alarma. Problema de coordinación.

Lo cierto es que los amigos del presidente que en abril compraron 1 millón de u$s a $20, hoy los venden a $25. Ganaron 5 millones de pesos en 3 semanas, y ahora compran Lebacs con una tasa del 45% anual y se ganan otro millón. Pero el problema es que vos prendés el calefactor a la noche.

Ahora llaman a un Gran Acuerdo Nacional los que llegaron al poder por un Gran Nomeacuerdo Nacional.

Y los diarios dicen que el Gobierno “logró frenar al dólar”. Cuando un camión choca contra una bicicleta, la bicicleta no frena al camión. ¡Y mucho menos si es una bicicleta financiera!

****

Emanuel Rodríguez presenta “Peroncho”. Un espectáculo de humor y amor político. Buscá toda la info en www.peroncho.com.ar

* Periodista y comediante político. Reconocido por su show de stand up Peroncho, con el que recorre todo el país. Tiene una columna semanal de humor político en este portal. Además, fue redactor de la Revista Ñ y del suplemento cultural de La Voz del Interior. Creó la revista de humor La piedra en el Zapato y fue director de las revistas culturales La Intemperie y Diccionario. Revista de letras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *