Calmesé Rodríguez

Por Marcelo Bilezker

Ilustración: Gio Fornieles

-Una pregunta profesora.

-Dígame.

-¿Puede calificarse a un pueblo entero de una cierta manera?

-Amplíe.

-Por ejemplo, hay un idea de que los pueblos asiáticos son muy trabajadores. Los coreanos, por ejemplo, o los japoneses. Y muy estudiosos. Lo vemos en las escuelas acá, y en el rendimiento que tienen.

-Si, eso es sabido.

-Entonces ¿podemos decir que los japoneses y los coreanos son pueblos trabajadores, muy disciplinados?

-Podemos. ¿Adónde quiere llegar?

-Y al revés, ¿se puede decir que un pueblo es poco inteligente, o bruto, o fácil de manipular, o malo?

-Bueno…. Calificar a todo un pueblo de bruto, o malo, no sería correcto.

-¿Pero sí podemos hacerlo si la calificación es positiva?

-Vaya al grano alumno.

-Un pueblo que vota a Macri por ejemplo.

-Momento, momento que acá…

-Que espió a medio mundo, que destruyo la economía, que endeudó al país, que metió presa a gente inocente comprando o apretando jueces y fiscales…

-Eh oiga, acá no es para hablar de política. Estamos en una clase de psicología evolutiva, ¿me entendió? y no podemos ni debemos mezclar…

-Que hizo negocios multimillonarios, que se afanó todo y se lo llevó a paraísos fiscales, que evadió impuestos, que…

-A ver alguien que calme al alumno… Sino voy a tener que llamar…

-¡Cómo puede ser que lo sigan votando, me puede decir! No entiendo, ¡Explíqueme profesora! ¿Existen los pueblos suicidas? Usted vio lo que pasó con el espionaje a los familiares del Ara San Juan, y la GestaPro, y la deuda que nos dejó, y todas las causas que inventaron y que no pueden demostrar…

-Hay un doctor acá entre los alumnos, a ver, alguien que vaya a buscar ayuda, límpienle la espuma, ojo con la lengua que no se la muerda.

-No no, déjenme, estoy bien… sólo quería decir que Nisman se suicidó ¿me entiende? ¡Se pegó un tiro él mismo porque no podía sostener nada, y usaba la plata que le daban para investigar, en putas, viajes y departamentos en Punta del Este! Y ahora la Corte Suprema quiere manejar el país, claro para protegerse ellos mismos porque…

-Calmesé Rodríguez. Respire hondo. Cuente hasta 10…

-Sí, sí, ya me calmo, pero siento que si vuelven a ser gobierno va a ser peor… me falta un poco el aire…

-Uy… Rodríguez… Rodríguez… ¿Qué le pasó? Bué. A ver, usted que está al lado, levántenle los pies y pónganle algo debajo de la cabeza. Y tráiganle un vaso de agua para cuando se despierte. ¡Qué pasa que no viene un médico! Que país…

Mientras viene un médico aprovechemos para seguir con la clase. ¿Por dónde íbamos?

Dejámelo pensar. El portal de Sandra Russo