«Con Cristina vamos a poner de pie a la Argentina»

El Frente de Todos cerró la campaña en Mar del Plata

Foto: Frente de Todos

Alberto Fernández cerró la campaña en Mar del Plata. El candidato del Frente de Todos hizo foco en la unidad y recordó cómo levantaron al país junto a Néstor Kirchner tras la crisis de 2001.

En medio de saludos al público y tras secarse alguna lágrima, de esas que no pudo contener cuando Cristina Kirchner recordó a Néstor, Alberto Fernández cerró la campaña presidencial del Frente de Todos, a tres días de las elecciones generales, en Mar del Plata.

El candidato hizo foco en la felicidad que le generó la unidad del peronismo: «La alegría de reencontrarme con Cristina y con ella vamos a poner de pie a la Argentina, como hace falta».

 

 

De su larga trayectoria en la política, Fernández destacó como momentos más importantes el día que se cruzó con Néstor y se encontró con Cristina, «sabiendo que la Argentina no podía seguir viviendo el oprobio en el que vivía». Y recordó una charla con el expresidente, en la que plantearon la necesidad de «levantar la bandera del mejor progresismo», lo que dio inicio a la gestión kirchnerista que llegó en 2003 y perduró hasta 2015.

Esa construcción política «está más viva que nunca, está aquí», dijo y reconoció: «Un día me llamó Cristina y me dijo ‘es tu turno’. Gracias por tu confianza».

El exjefe de Gabinete se reconoció como el militante con saco del que operaba por la unidad y se puso el saco del que tenía que conducir este tiempo. Y le pedí a Cristina hacerlo juntos. Demostremos que el mejor equipo de la Argentina es éste, el que piensa en los argentinos».

Después de hacer eje en el desastre económico generado en estos cuatro años, en el trabajo, en la industria, en el sector de los jubilados, el candidato aseguró que «el Gobierno no tuvo ningún empacho en dejar que los Bancos se enriquezcan mientras toda la Argentina se empobrecía». En ese punto, resaltó: «Nosotros, entre los jubilados y los Bancos, elegimos los jubilados», así como la educación y salud pública o a los trabajadores.

También advirtió que «en cada discurso que damos, estamos firmando un contrato moral y ético con ustedes para ser una Argentina que vuelva a crecer». Por eso, remarcó que «el domingo, con el voto», es necesario «dar vuelta una página» que empezó a escribirse el 10 de diciembre de 2015, «volver a poner la Argentina en el lugar que nunca debió haber dejado: digna, no de rodillas».

Con un gesto al radicalismo, citó a Raúl Alfonsín, y su ‘ética de la solidaridad’: «Aquél que se cayó al pozo, vamos a tenderle la mano para que vuelva a la sociedad con nosotros». Por eso, destacó que no le preguntarán a nadie «dónde vienen, sino si quieren ir al mismo lugar: una Argentina justa, solidaria, con trabajo, con educación pública, con salud pública». Pidió abrazarlos, sumarlos y hacer «entre todos» un mejor país.

Cristina Kirchner pidió un «nunca más» al neoliberalismo y elogió la figura de Alberto Fernández

En el marco del cierre de campaña del Frente de Todos, la candidata a vicepresidenta, Cristina Kirchner, realzó la figura del postulante a presidente, Alberto Fernández, y pidió por un «nunca más» al neoliberalismo en Argentina. Además, hizo un repaso de las medidas más antipopulares del gobierno de Mauricio Macri en los últimos cuatro años.

Ante una multitud agolpada en la rambla de Mar del Plata, Cristina remarcó que las principales figuras del espacio peronista se opusieron al pago a los fondos buitre, los tarifazos y las políticas contra el empleo. A su vez, recalcó que para evitar el regreso a este tipo de modelos económicos «no hay que silbar ni insultar, hay que votar».

«Hoy no cerramos la campaña, hoy cerramos un ciclo histórico. Que nunca más la Patria vuelva a caer en manos del neoliberalismo, queremos evitarle el dolor, nunca más estas políticas», sentenció la exmandataria. Del mismo modo, sostuvo: «Estamos acá porque tenemos convicciones, que la Patria es una construcción cotidiana, porque creemos en el rol del Estado como igualador de las diferencias».

A su vez, Cristina remarcó el rol de Fernández durante la campaña: «Él fue el jefe de Gabinete del proyecto político que en el 2003 le devolvió la dignidad de los argentinos. Él fue quien ayudó a reestructurar la deuda externa, que le pagó al FMI la deuda que arrastrábamos desde 1957, que comenzó a reconstruir el salario y las jubilaciones».

Axel Kicillof cerró la campaña en Mar del Plata y aseguró que «fracasó el neoliberalismo en la Argentina»

El candidato a gobernador del Frente de Todos aseguró que primó un objetivo colectivo por sobre otro individualista.

En el cierre de campaña del Frente de Todos, ante una rambla repleta en la ciudad de Mar del Plata, el candidato a gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró que en la Argentina fracasó el neoliberalismo porque primó un proyecto de país colectivo frente a uno individual.

Después del discurso de Fernanda Raverta, candidata a intendenta local, Kicillof hizo foco en la unidad del peronismo y cómo la crisis generada por el macrismo no derivó en un nuevo «que se vayan todos», sino que llevó a que se vote al Frente de Todos.

Ante esta propuesta del peronismo, contrapuso «un proyecto cultural, simbólico, buscaban imponer una forma de vida basada en el egoísmo, en la idea de que el país puede manejarse como una empresa», como es el del macrismo. Y agregó: «Era, además de un proyecto neoliberal en lo económico, era un proyecto neoliberal en lo político, en lo cultural y en lo simbólico. Hoy podemos decir que fracasó el neoliberalismo en la Argentina».

Pero el candidato argumentó que ese proyecto fracasó porque, «a pesar de lo intentos de que predomine el individualismo, la sociedad argentina no perdió su identidad: la solidaridad, trabajar con el otro, no estar pisando cabezas. Argentina no quiere un proyecto de individuos, quiere un proyecto colectivo para todos y todas y un gobierno que esté a la altura de eso».

El economista hizo referencia a la campaña del oficialismo, la cual calificó de «surrealista, errática», porque «pareciera que quieren volver a lo mismo que funcionó en 2015: campaña sucia, acusaciones, tratar de atacar al otro y las promesas de devolver el empleo y la producción».

Sin embargo, alertó que «el proyecto que tienen es el contrario. El problema no es si se puede o no, como vocifera el Presidente, el problema es que un Gobierno no se debe meter en el bolsillo de los jubilados, sacarle la comida a los que más problemas tienen, gobernar con mentiras y engaños».

Ante una difícil situación económica, política y social del país y de Buenos Aires, Kicillof pidió dirigentes y dirigentas que «trabajen para los que más necesitan» y para «transformar la realidad» en pos de todos, para «poner en marcha la provincia» con su compañera de fórmula, Verónica Magario.

Frente a un escenario repleto de seguidores, efervescentes, Kicillof aseguró: «No tenemos que esconder a nadie, estamos orgullosos de lo que somos y les pedimos que voten toda esa boleta», en crítica directa a la opción del oficialismo por esconder a Mauricio Macri y a María Eugenia Vidal para – intentar – evitar perder más votos.

Pese a ello, pidió trabajar hasta el último día por la campaña para llevar a Alberto Fernández y Cristina Kirchner a la Casa Rosada y poner en marcha la economía del país: «Ese Gobierno distinto está llegando y tenemos que hacer que sea realidad este domingo».

24/10/19 El Destape

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *