Diccionario de Neologismos Coronavíricos

Por Eduardo Fabregat

Covid-19, coronavirus, cuarentena, pandemia, virus, etcétera y más etcétera: el universo es un monotema ya insoportable, un loop infinito, una repetición de términos aplicados a todo lo que, desde hace largas semanas ya, sucede en la vida. Los eventos que sacuden al mundo son una montaña ineludible, un hito en la Historia, un momento de la existencia que nuestros bisnietos leerán en los manuales escolares. Y, quizás, en el Diccionario de Neologismos Coronavíricos, iniciativa para la cual estas líneas ofrecen un primer, humilde aporte.

Applaudí. App de celular que produce sonidos de aplausos a las 21 horas.

Barbie-Jo. Nueva línea de juguetes de Mattel integrada por flaquísimas muñecas con barbijo y frasquitos de alcohol en gel.

Coronabobo/a. Personaje que repite cual loro las más absurdas fake news y teorías conspiranoicas lanzadas en la web.

Coronabullrich. Virus que descuenta el 13% de glóbulos rojos. // Virus similar al de la película Exterminio, que lleva a quien se infecta a un estado violento en el que reprime a sus congéneres, lanza gas pimienta y pega palazos.

Coronaval. Celebración anual que se realiza en febrero, caracterizada por los disfraces de médico/a y enfermero/a y los grandes bailes de mascarillas.

Coronaviggus. Club de fans de Viggo Mortensen, fundado a partir de la visualización por streaming de El Señor de los Anillos, Una historia violenta, Promesas del Este y especialmente la posapocalíptica La Carretera. // Fanatismo por el Club Atlético San Lorenzo de Almagro.

Coronasónicos. Alias utilizado por la banda argentina Babasónicos para sus shows y conversatorios online. // Nombre con el que se denomina a la movida de músicos modernos originada por ese alias.

Covid Lebon. Músico que hace covers online del ex guitarrista de Seru Giran.

Covidala. Variante estilística de la vidala, también surgida en el Noroeste argentino. Suele cantarse mucho en el Coronaval del NOA.

Covidrio. Mampara colocada en taxis y colectivos para separar al chofer de los pasajeros, en supermercados para aislar a cajeros/as, etc.

Cuarentarado/a. Estado en que queda un ser humano tras un maratón de 36 horas de series.

Cuarentinto. Malbec, Cabernet, Syrah, Bonarda, Merlot, etc, bebido durante el encierro obligatorio.

Cuarentontería. Iniciativa de artistas ignotos, segundones y oportunistas haciendo versiones horribles de canciones clásicas o encadenando consignas new age para pescar tráfico en la red.

Durán Barbijo. Asesor ecuatoriano aquejado de Coronabullrich.

Gorravirus. Variante de coronavirus que lleva al ser humano a vigilantear quién anda por la calle y por qué.

Pandemiami Beach. Lugar donde quedaron anclados varios argentinos antes de declararse la cuarentena obligatoria.

Pandemiami Vice. Nueva versión de la célebre serie de los ’80, con Don Johnson y Philip Michael Thomas en edad de riesgo tratando de eludir el contagio.

Virustafarismo. Estado de somnolencia, recogimiento y en última instancia rapto místico provocados por el desmedido consumo de marihuana en cuarentena.

Virususanita. Nueva variable de coronavirus que lleva al infectado/a a proferir frases dignas de un célebre personaje de Quino: “Hagamos una cena de gala para recaudar fondos y comprarle a los pobres arroz, fideos y esas porquerías que comen ellos”.

Zoombando por un sueño. Competencia de baile a distancia organizada por Marcelo Tinelli.

Zoomba Quipildor. Estilo de barba sin bigote surgido a partir de la experimentación capilar por exceso de horas de encierro hogareño.

08/04/20 P/12

Un comentario

Responder a valentina Nun Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *