El coronavirus desembarca en la perla austral argentina: Malvinas

Por Leonel Irazar*

Se detectó el primer caso confirmado el 3 de Abril por la noche, un día después del aniversario del inicio de la guerra anglo argentina. Se trata de un hombre adulto, que se encuentra hospitalizado en el KEMH (King Edward VII Hospital), ubicado en la base militar de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) en Monte Agradable, Mount Pleseant en inglés. La misma esta a las afueras del Puerto Argentino que llaman Stanley, a unos 50km, una distancia similar a la que existe entre el microcentro y La Plata.

La noticia fue dada a conocer por Leona Barrets, miembro de la Asamblea Legislativa, y difundida por Penguin News, único diario de las islas, a través de su plataforma virtual. Según el mismo, a través de notas anteriores podemos conocer que no poseen capacidad para hacer los tests, no solo que no cuentan con ellos sino que no tienen grandes laboratorios, por lo que se envían las muestras a Londres. De esta manera se han realizado 129 tests, de los cuales uno dio positivo, 87 negativos, y 41 están en espera.

La directora médica, Rebecca “Becky” Edwards, quien hace unos días sostuvo que no era necesario cerrar las fronteras, en notas del mismo diario, en el cual también hace unos días encargados de agencias turísticas contaban como les afectaba, declaro lo siguiente:

«Sabíamos que llegaría el día en que tendríamos nuestro primer caso confirmado, y en algunos aspectos somos afortunados de haber sido libres de COVID-19 hasta ahora, ya que hemos aprovechado este tiempo para planificar nuestro enfoque dentro del hospital y también desde una perspectiva más amplia. (…) Hemos reorganizado el hospital y los arreglos de personal, y hemos establecido nuestros suministros y productos farmacéuticos, algo que muchos países no estaban en condiciones de hacer antes de identificar sus primeros casos». Además, recomendó a la población autoaislamiento, trabajar desde casa, lavado de manos, y distanciamiento social.

En notas anteriores, autoridades de la colonia británica han enfatizado en ciertos factores críticos que reflejan la dependencia de la isla con el exterior. Han enfatizado en las problemáticas de atención de la salud, donde por ejemplo las lesiones o problemas traumatológicos, que no cuentan con servicio de atención en las islas y normalmente se atienden en algún lugar de Sudamérica. Además de la evidente necesidad de abastecerse de recursos de uso cotidiano, principalmente de comida y limpieza, el sistema de salud malvinense parece altamente vulnerable y dependiente de la ayuda exterior.

Lejos de promover la colaboración con el usurpador y la administración de sus colonias, considero que es una gran oportunidad para ofrecer solidaridad a los habitantes ingleses de la perla austral del territorio argentino. Es un momento clave para que los trabajadores de las islas comprendan su integración a la Argentina y al continente latinoamericano como una necesidad para sus propios intereses. Es un momento donde posiblemente los ingleses atiendan primero a los habitantes de la metrópoli, y desatiendan a los de sus colonias de ultramar. Es una situación donde la Argentina debe presentarse como la mejor opción para proteger a los habitantes del territorio, que posiblemente los hechos muestren al Reino Unido como incapaz de resolverlos y sostener su dominación colonial.

*Estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad Nacional de Lanús, participa de investigaciones con el Centro de Estudios de Integración Latinoamericana (UNLa).

Abril 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *