«Fake news» marca La Nación

El sistema de salud chileno como «ejemplo». Ataque a Télam.

Por Comuna. Comunicadores de la Argentina

El diario La Nación publicó el viernes 10 de abril un artículo con una serie de afirmaciones y datos falsos, algunos directos y otros indirectos, lo que vuelve a demostrar que las mentiras y actos de manipulación no se originan únicamente en las «redes sociales». Se confirma que una lectura atenta y crítica es tan necesaria para un tuit o un posteo de Facebook como para cualquier espacio de los medios convencionales.

«Amagues autoritarios en medio de la pandemia» es el título de un artículo publicado en línea el 10 de abril. Se trata de una nota de Laura Di Marco que reproduce la postura política tradicional de ese diario, que en ese aspecto no ofrece novedad alguna.

En efecto, el artículo alerta contra la «dirigencia política», aparentemente una advertencia general, pero se centra en las acciones excepcionales del Gobierno de Alberto Fernández ante la pandemia del coronavirus, tras imputar al denominado «populismo» el hábito de malgastar recursos, afirmación prácticamente infaltable en cada edición del diario.

Pronostica después un «colapso» del sistema de salud, principalmente en la provincia de Buenos Aires, y para contrastar este vaticinio con otros modelos políticos y económicos, recurre a una descomunal falsedad, que es poner como ejemplar al sistema de salud de Chile.

«En Chile no pasa esto. Chile ahorró en sus ciclos expansivos, en épocas de vacas gordas. Ahorró, invirtió en salud, tiene muchos más testeos diarios que nosotros. En una palabra: tiene un sistema democrático estable, no contaminado de populismo y hoy tiene más fortaleza para atravesar esta emergencia», dice.

Es una mentira grotesca. De consultas directas hechas por COMUNA surge que una familia «tipo», de cuatro personas, debe pagar en Chile entre 300 y 350 dólares mensuales por un servicio privado (prepago) de salud, es decir entre 80 y 90 por ciento de un salario mínimo. Sin embargo, la tarifa es superior en caso de enfermedades pre existentes de algunos de los miembros del grupo. Para asegurarse una cobertura más completa, las familias más pudientes agregan un seguro complementario, de entre 150 y 200 dólares mensuales.

Pero además, las familias chilenas que tienen el seguro privado corriente deben pagar entre 6 y 30 dólares por persona si asisten a un centro de salud para realizarse el examen por el coronavirus, tras una espera de entre 5 y 8 horas y con resultados que toman 3 días, en el mejor de los casos, y 5 en el más habitual. Los establecimientos y médicos privados obligan a los pacientes a esperar los resultados en sus casas, sin saber si padecen o no la enfermedad y sin hacer controles al resto de los habitantes de la vivienda.

Sin epidemias ni pandemias, sino en una común temporada invernal, el sistema público de salud de Chile no alcanza a atender nunca la demanda: los hospitales se saturan hasta en los pasillos de personas con insuficiencias respiratorias, incluyendo a las que deberían ser internadas.

La nota de La Nación evita mencionar que el gobierno de Sebastián Piñera está recibiendo un alud de críticas de colegios profesionales y de los sindicatos de la salud por la gestión de la crisis.

La presidenta del Colegio Médico de Chile, Izkia Siches, responsabilizó al gobierno de no consultar a los actores de salud para las medidas que adopta, pese a que formó una «Mesa Social». Mencionó entre esas medidas el levantamiento de medidas de aislamiento en varios puntos del país. «Es poco prudente, sobre todo por el escenario de pacientes críticos que ha ido aumentando en las distintas unidades del país», dijo Siches a Radio Cooperativa.

Igual que en la Argentina, la suspensión del aislamiento para prevenir los contagios se vincula con la presión empresarial para mantener las actividades corrientes. La gran diferencia es que en Chile el empresariado es aliado estrecho del presidente Sebastián Piñera.

Así, Jose Manuel Silva, uno de los propietarios de Inversiones de LarrainVial Asset Management, considerada la principal administradora de fondos y operadora de bolsa del país, declaró al diario La Tercera que «lo que va a ocurrir es una discusión muy grande, porque no podemos seguir parando la economía, y debemos tomar riesgos, y eso significa que va a morir gente».

En su nota, La Nación incluye en los supuestos «amagues autoritarios» del Gobierno a una sección especial que la agencia estatal Télam ofrece entre sus servicios referidos a la pandemia. La sección se llama «Confiar» y contiene principalmente recomendaciones de cuidado de la salud y datos sobre cómo atravesar el aislamiento, en especial en cuanto a trámites y gestiones necesarios para las personas de mayor edad.

Sin embargo, la redactora manipula el sentido de este servicio y pretende atribuirle un contenido político partidario que no tiene. Lo hace al escribir: «Imaginate si querés chequear, por ejemplo, si hubo o no sobreprecios en la compra de alimentos por parte del Estado, en una agencia informativa dominada por los sectores más kirchneristas del Gobierno».

Lo tristemente irónico es que la sección «Confiar» de Télam incluye una serie de orientaciones sobre cómo prevenirse de mensajes y contenidos falsos en las «redes sociales», y explica cómo denunciarlos, pero no contiene ninguna ayuda para cuidarse de las mentiras de los «grandes medios».

Fuentes:
https://www.telam.com.ar/infodemia/
https://www.elmostrador.cl/destacado/2020/04/09/el-peligroso-triunfalismo-de-manalich-y-de-pinera-en-el-manejo-de-la-pandemia-que-preocupa-a-los-equipos-tecnicos-del-minsal/
https://www.lanacion.com.ar/opinion/coronavirus-amagues-autoritarios-medio-pandemia-nid2352779
https://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2020/04/08/presidenta-del-colegio-medico-arremete-nuevamente-contra-el-gobierno-y-su-manejo-de-la-pandemia-estamos-frente-a-una-suerte-de-oscurantismo/

Comuna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *