Fernández: «No somos parte del país que quiere flexibilizar derechos de los que trabajan»

«Cuando la gente no nos vota nos enojamos con nosotros y no con la gente», a la vez que destacó que en la coalición de gobierno los debates se dan «de cara a la gente», argumentó también el Presidente al encabezar el acto de jura de los nuevos ministros.

El presidente Alberto Fernández renovó su convicción de que «la solución del problema de los argentinos está en que estemos más unidos que nunca», ratificó su compromiso de tomar el mensaje expresado por la población en las PASO y, tras insistir en que estas elecciones ponen en juego «dos países en pugna», afirmó que su Gobierno expresa una Argentina en la que no se «flexibilizan» los derechos de los trabajadores.

«No somos parte del país que quiere flexibilizar derechos de los que trabajan», afirmó el jefe de Estado, al encabezar esta tarde la ceremonia de juramento de los nuevos ministros que se incorporaron al gabinete nacional, en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada.

Allí, el mandatario reafirmó su compromiso de escuchar el mensaje expresado por los argentinos en las primarias del 12 de septiembre pasado, insistió con la idea de que las legislativas generales ponen en juego «dos países en pugna» y aseveró que el proyecto político del Frente de Todos (FdT) «no es el que se despreocupa de la salud pública y abandona a los argentinos a su suerte».

Alberto Fernández sorprendió esta tarde al moverse del habitual riguroso protocolo de las ceremonias de jura para brindar un mensaje luego de las tensiones internas reportadas en la coalición de gobierno, tras las PASO.Si bien reivindicó que el Frente de Todos debate «de cara a la gente, siempre», el Presidente se ocupó de aclarar que los argentinos no lo verán «atrapado en disputas innecesarias ni en disputas internas».

Alberto le toma juramento a Jaime Perczyk

«La solución de los problemas de los argentinos no está en que nos dividan, sino en que estemos más unidos que nunca para hacer frente a lo que hace falta», enfatizó el jefe de Estado.

«No me van a ver atrapado en disputas innecesarias, mi única preocupación es que los argentinos y las argentinas vuelvan a ser felices después de los cuatro años de desdichas que precedieron a mi gobierno y de los dos años de pandemia», añadió.

Tras mostrarse convencido de que «vamos a recuperar el diálogo que la pandemia nos hizo perder», Fernández dijo que al Frente de Todos le preocupa «más un movimiento político que no discute que un movimiento político que reflexiona».

En ese sentido, contrapuso el debate interno suscitado en el oficialismo tras el revés electoral del 12 de septiembre pasado al enojo que tuvo el expresidente Mauricio Macri cuando fue derrotado por el FdT en las PASO de 2019.

«Cuando la gente no nos vota no nos enojamos con la gente, nos enojamos con nosotros y nos preguntamos por qué habrá sido, debatimos de cara a la gente», reflexionó.A renglón seguido, y con la intención de dar por superadas las diferencias internas en el frente oficialista, Alberto Fernández remarcó que «la Argentina no la resuelve un Presidente ni un grupo de ministros, vamos a trabajar con todos y con todas».

Fue allí que insistió que el FdT forma parte «de un movimiento que sabe escuchar las demandas populares y la voz del pueblo», y aseguró que «a lo largo de la semana» posPaso «escuché a muchos y muchas porque quiero cumplir con mi palabra de entender por qué la gente votó como votó».

Con la mirada puesta en el futuro, Fernández anticipó que «lo que se viene tiene que ver con decisiones que vamos a empezar a tomar desde ahora y que tienen como objeto dar respuesta a una parte del electorado al que la pandemia ha dejado mal y al que todo el crecimiento económico no ha llegado con la velocidad que hubiésemos querido que llegue, y en eso estamos trabajando».

Antes de tomar juramento a sus nuevos colaboradores, el mandatario agradeció a todos los funcionarios salientes de su Gabinete, quienes, dijo, cumplieron un rol «ejemplar» y que «han dejado todo de sí en el tiempo que les tocó».

«Quiero darles las gracias honestamente, han sido funcionarios ejemplares», subrayó y valoró a los nuevos ministros que se incorporan hoy al Gabinete nacional.

En ese sentido, recordó que algunos de ellos, incluso, fueron sus compañeros durante el gobierno de Néstor Kirchner.

En la ceremonia de esta tarde en el Museo del Bicentenario el presidente Alberto Fernández tomó juramento a Juan Manzur como jefe de Gabinete; a Santiago Cafiero a cargo del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto; a Aníbal Fernández en Seguridad; Jaime Perczyk en Educación; Daniel Filmus en Ciencia y Tecnología; Julián Domínguez en Ganadería, Agricultura y Pesca y, Juan Ross como secretario de Comunicación y Prensa.

Durante el acto estuvieron presentes los gobernadores de Misiones, Oscar Herrera Ahuad; de Catamarca, Raúl Jalil; de Buenos Aires, Axel Kicillof; de Santa Fe, Omar Perotti; de La Rioja, Ricardo Quintela; de Salta, Gustavo Sáenz, y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora.

Además, participaron por videoconferencia los mandatarios de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Formosa, Gildo Insfrán; de Santa Cruz, Alicia Kirchner, y de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, y el vicegobernador de San Juan, Roberto Gattoni.

También asistieron el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa; el diputado y presidente del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner; senadores y diputados nacionales, dirigentes gremiales y empresariales, y miembros del Gabinete.

Esta mañana, el jefe del Estado mantuvo en Casa de Gobierno una serie de reuniones con colaboradores inmediatos en las que se analizaron distintos aspectos de la gestión, según informaron a Télam fuentes oficiales.

Por la tarde y previo al acto de jura, el jefe de Estado se reunió con el ahora flamante canciller, Santiago Cafiero, para analizar aspectos del discurso que pronunciará mañana el primer mandatario argentino en forma virtual ante la Asamblea de las Naciones Unidas.

En tanto, el nuevo jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manzur, arribó al mediodía a Buenos Aires desde Tucumán, y por la tarde, luego de la ceremonia de jura, tenía previstos distintos encuentros destinados a afinar los primeros detalles a encarar en su gestión.

Por su parte, legisladores y ministros concurrieron a la Casa Rosada desde el mediodía, entre ellos el titular del bloque del Frente de Todos en la cámara baja, Máximo Kirchner, y los ministros de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y de Salud, Carla Vizzotti.

En cuanto a los anuncios que prepara el Gobierno para recomponer los salarios e ingresos de la ciudadanía, se adelantó que durante la jornada no habrá novedades y que las medidas se irán comunicando «en forma escalonada» a lo largo de la semana.

Télam

2 comentarios

  • manuel dice:

    Este peronismo «democratico»(pj y otras yerbas) rescatado por nestor como residual del residual al que le gano alfonsin tiene un discurso podríamos, decir elusivo, «no vamos a permitir….», «primero los pobres…», «capitalismo en serio…» es decir una manera de meloneo politico obsoleto muy pero muy alejado de una voluntad política coherente con la recuperación de, como minimo, de argentina para los argentinos, una especie de lloriqueo culpable, ya que lo que ven como imposible, es menos que lo fácilmente realizable, el precio del bife por ejemplo. Así como vamos estamos condenados, el pobre anibal no esta para ganar elecciones, es el culpable del momento, el cordero «Pascual» digamos, LO PEOR PARA ESTE «PERONISMO» DE ULTIMA GENERACION SON 4 AÑOS MAS.

Deja una respuesta

Por favor solo español / please only spanish

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *