Gutiérrez despegó su triunfo del macrismo

Por Gimena Fuertes – Enviada especial de Tiempo Argentino a Neuquén

El reelecto gobernador neuquino hizo hincapié carácter local del Movimiento Popular y aseguró que cada afiliado “es libre de votar a quien quiera” en las elecciones nacionales. El candidato de Cambiemos dijo que su derrota no era de Macri.

La lectura del resultado de la elección de Neuquén en términos nacionales se complejizó tras las declaraciones de los principales tres contendientes. El ganador, el actual gobernador Omar Gutiérrez (MPN), dejó bien en claro que el triunfo de este domingo es “una foto de la provincia” y dio libertad de acción a los afiliados de cara a las elecciones nacionales. En tanto, el sello Cambiemos salió tercero con el intendente de la capital neuquina, Horacio “Pechi” Quiroga, quien dijo que su derrota era propia y no del presidente Mauricio Macri.

“Acá no se eligió presidente”, señaló calmo Gutiérrez en medio de la excitación de sus seguidores en su bunker, cuando los resultados ya eran irreversibles.

Es que el macrismo había abandonado a su suerte a su candidato Quiroga cuando vio que no remontaba en las encuestas y que Ramón Rioseco, de Unidad Ciudadana-Frente Neuquino, empezaba a subir, luego de haber sellado la unidad de todo el peronismo provincial.

De hecho, Leandro López, diputado nacional macrista por Neuquén, llamó en Twitter a no votar a su propia fuerza política para evitar un triunfo de Rioseco y pidió “hacer un voto racional y útil”.

Por eso, el gobernador Gutiérrez salió a despegarse de la imagen presidencial, que cae en las encuestas, y dijo que en octubre cada ciudadano “es libre de votar a quien quiera”.

También disputó los triunfos económicos cosechados por Vaca Muerta, eje de varios discursos presidenciales. “Se demostró que el neuquino no está dispuesto a perder a su identidad y su pertenencia y le dijo no a la colonización de Neuquén y no a la nacionalización de Vaca Muerta”, dijo y se ganó el aplauso.

Es que en términos económicos, la provincia no sufre la crisis de igual manera que el resto del país debido a las regalías petroleras que brinda Vaca Muerta. “Neuquén es una excepción en el país. Esta elección genera previsión para los inversores. La nuestra es una provincia autónoma. Son 7500 millones de dólares de inversión hidrocarburífera que estaban pendientes y los vamos a ir a buscar. Del total del gas que se produce en la provincia, el 40% es no convencional”, sostuvo Gutiérrez.

“Los neuquinos están más provincializados que nunca. Sacamos más votos que hace cuatro años y también más diferencia. Estoy muy agradecido de que de cada diez, cuatro nos hayan votado. Siento que ganó Neuquén”, insistió Gutiérrez.

En tanto, “Pechi” Quiroga dijo que su derrota era propia y no del presidente, aunque haya competido con el sello de Cambiemos. Ningún funcionario nacional se acercó durante la breve campaña. Sí lo hizo el candidato radical pampeano Daniel Kroneberger, que le acaba de ganar la interna al macrista Carlos Mac Allister.

Por su parte, el peronismo unido se quejó del mal funcionamiento de las máquinas de voto electrónico ya que recolectaron denuncias de los ciudadanos que veían impreso otro candidato distinto al que habían elegido. La junta electoral tuvo que retirar máquinas y dar la inusual orden de dejar volver a votar a los electores que lo requieran.

Algunos dirigentes peronistas locales señalaron que parte del voto del MPN es cristinista en términos nacionales pero que no adhieren al peronismo local, hipótesis que recién se podrá comprobar en octubre.

Tiempo Argentino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *