Kicillof: «No llegamos al Gobierno en 2019 para no molestar: hay que dar todas las peleas»

El gobernador de la Provincia de Buenos Aires acompañó a Hebe de Bonafini en la sede de Madres de Plaza de Mayo y dio un fuerte discurso. «Al que no le interesa pelearse con nadie, que sepa que no lo necesitamos», dijo.

Por Jonathan Heguier

El gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, acompañó a Hebe de Bonafini en la sede de Madres de Plaza de Mayo y dio un fuerte discurso en el marco del Día de la Memoria, Verdad y Justicia: «No llegamos al gobierno en 2019 para no molestar: hay que dar todas las peleas».

Junto a la presidenta de ese organismo de Derechos Humanos, Kicillof expresó: «Fíjense, esa memoria crítica, esto de cuál es la frontera de lo posible, eso de no vender la palabra, es exactamente un solo mensaje. Estamos hoy acá en este 24 para empujar la frontera de lo que nos dicen que se puede e ir más allá y hoy que estamos en otra crisis por una guerra en Europa hay que pensar en los nuestros».

El acto por el Día de la Memoria, Verdad y Justicia se llevó a cabo en la puerta de la sede que las Madres tienen en el barrio del Congreso, a apenas 200 metros del parlamento argentino. Allí donde Cristina Kirchner estuvo presente hace dos días junto a ella. El mandatario provincial llegó hasta ahí pasadas las 15.30 para acompañar a Hebe, quien también habló sobre su vida y la actualidad.

Kicillof también aseveró: «Hay que pensar para qué llegamos al gobierno en el 2019 y no es ni para permanecer ni para seguir, ni para no molestar. Es para darle de comer a la gente, es para darle trabajo a la gente, es para reactivar nuestras industrias, poner en marcha la producción y buscar la justicia social. Al que no le interesa pelearse con nadie, que sepa que no lo necesitamos, hay que dar todas las peleas».

En medio de la interna en el Frente de Todos, Kicillof también fue parte de la columna de La Cámpora en un trayecto. La agrupación fue desde la Ex ESMA, en Núñez, hasta Plaza de Mayo. Allí se lo vio al gobernador en imágenes junto al diputado Máximo Kirchner.

A Kicillof lo acompañaba cuando llegó a la sede las Madres el intendente de Ensenada, Mario Secco. También el jefe de asesores del gobierno provincial, Carli Bianco, y todo el equipo de la Provincia de Buenos Aires. Alrededor del edificio de la organización había casi mil personas como testigos para escuchar a De Bonafini y al gobernador.

«Quiero simplemente con un resaltador remarcar algunas de las cuestiones de las que habló Hebe», arrancó el exministro de Economía de Cristina Kirchner, y siguió: «Porque antes de entrar acá, de venir acá, me dijo ´voy a decir algunas cosas que no había dicho nunca y voy a hablar de cosas que no había hablado nunca´. Me parece muy valioso porque estamos en otro 24 y cada uno de los 24 de marzo es distinto y tiene una significación distinta. Hablaba Hebe del valor de la palabra y creo que todos los que tenemos militancia, los que tenemos compromiso, tenemos que tener muy presente esa cuestión. No todo es lo mismo, no todos son iguales, no siempre estamos ante la misma circunstancia pero siempre hay que estar mirando adentro de uno, buscar lo genuino, buscar aquello que nos llevó al lugar donde estamos y ponerlo en palabra».

El discurso de Kicillof luego fue sobre las palabras, las promesas y los silencios: «Nunca hay que callarse, nunca hay que cerrar la boca, porque lo que recién nos decía Hebe también es este concepto de lo posible y lo imposible. Cuando uno se fija metas fáciles de alcanzar, cuando uno piensa dónde está el límite de lo que tenemos que buscar, ya está empezando mal, ya está planificando mal, ya se está organizando mal».

Kicillof también fue parte de la columna de La Cámpora en un trayecto. La agrupación fue desde la Ex ESMA, en Núñez, hasta Plaza de Mayo

«El problema es siempre y permanentemente romper esos límites y correr la frontera en lo posible más allá de lo que dicen los diarios, los poderes dominantes, la voz de la sensatez, más allá de eso. Porque sino estamos liquidados y me parece que ahí está el ejemplo de las Madres que si hubieran puesto precio a su palabra o hubieran actuado en base a lo que parecía razonable, a lo que estaba ahí cerca, a lo que era alcanzable, nunca hubieran empezado a dar esos pasos que nos cuentan que terminaron en las rondas todos los jueves», siguió Kicillof.

En medio de una tenue lluvia y con algunos paraguas ya abiertos entre los militantes, Kicillof continuó: «Hoy estamos en un jueves donde la Plaza de Mayo está llena de gente homenajeando esas luchas, ese coraje, ese valor, y esos riesgos que tomaron y esa forma de pensar den la lucha popular como algo inclaudicable. Así que nos habló de siempre ir más allá de lo que parece sensato, sencillo o que te marcan. Nos habló de una memoria crítica y nos habló de la juventud. Creo que acá estamos ante un 24 que como decía al principio, tiene otro valor, venimos de dos años sin poder hacer las marchas por la pandemia, pero eso fue después de cuatro años de tener que recordar los 24 de marzo contra un poder y un gobierno que nos decía que el 24 no tenía que ser feriado, que se venía el 2×1 para los genocidas, que nos decía también que los derechos humanos eran un curro, que nos decían que no eran 30 mil compañeros y compañeras desaparecidos», cerró el mandatario de la Provincia con críticas al macrismo.

El Destape

25/03/22