Los 500 más ricos del mundo acaban 2019 más ricos que nunca

Entre todos sumaron a su capital 1,2 billones de dólares, elevando su patrimonio un 25%, hasta los 5,9 billones

Por Paz Álvarez

Las grandes fortunas del mundo nunca han tenido tanto dinero como a cierre de 2019. El año acaba en máximos históricos para las 500 personas más ricas del planeta, que sumaron a su fortuna en los últimos 12 meses 1,2 billones de dólares (más de un billón de euros), elevando su patrimonio colectivo un 25% más, hasta los 5,9 billones, según el índice de Bloomberg.

El más afortunado de 2019 ha sido el francés Bernard Arnault, que despide la década con 37.700 millones más que hace un año. El presidente de Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH) es el tercer hombre más rico del mundo, solo por detrás de Jeff Bezos y Bill Gates, y amasa una fortuna de 106.200 millones de dólares. La fuerte subida en Bolsa de las acciones de la compañía francesa, que acaba de agregar a su conglomerado de marcas de lujo la mítica joyería estadounidense Tifanny, ha elevado la fortuna del magnate en 37.700 millones en el último año, lo que le ha permitido acceder al exclusivo club de los cienmilmillonarios, con Jeff Bezos y Bill Gates.

 

 

La corona la sigue manteniendo Jeff Bezos, que acaba el año siendo el hombre más rico del mundo, con un patrimonio valorado en 116.280 millones de dólares, a pesar de que por el camino se dejó 8.700 millones. En su haber tuvo un costoso hecho relevante: el divorcio de su esposa, Mackenzie Bezos, a la que tuvo que compensar tras 25 años de matrimonio con un 4% de las acciones de Amazon. La ya exesposa del rey del comercio electrónico se ha convertido en la quinta mujer más rica del mundo, con una fortuna de 37.500 millones de dólares.

La escritora y madre de los cuatro hijos de Bezos se sitúa por detrás de Jacqueline Badger Mars, hija de los fundadores de la compañía de dulces Mars –con una cuenta de 42.900 millones, en el puesto 20º de los más adinerados del mundo–; de Alice Walton, una de las dueñas de Walmart, con 53.380 millones que la colocan en 18ª posición del ranking global–, de Francoise Bettencourt, que controla, tras el fallecimiento de su madre en 2017 y con la que tuvo serios y públicos desencuentros, el 33% del grupo L’Oréal, –con una riqueza 59.300 millones–, y de Julia Flesher Koch, viuda desde este año del magnate David Koch, que le dejó una fortuna de 62.100 millones. Precisamente, es esta exmodelo y asesora de imagen, habitual de las fiestas más exclusivas de la alta sociedad neoyorquina, quien ocupa la décima posición entre las grandes riqueza.

Por delante de Flesher Koch, en la novena posición se coloca su cuñado Charles Koch, con la misma millonada, 62.100 millones, y un crecimiento en 2018 de 2.700 millones, una cifra discreta a tenor de la rentabilidad de otros acaudalados de la lista. Por ejemplo, Sergey Brin, cofundador de Google, que a lo largo de los últimos 12 meses ha aumentado su patrimonio en 13.400 millones, y despide el año en el octavo puesto con 63.300 millones de dólares.

Un poco más rico que Brin lo es su socio, Larry Page, que sumó 14.000 millones este año, acumula 65.200 millones de dólares, y es el séptimo hombre más rico del mundo. Por delante tiene al fundador de Inditex, Amancio Ortega, en el sexto lugar y el único español entre las 100 grandes fortunas del mundo, que finaliza el año con 17.900 millones más en un patrimonio valorado en 76.600 millones de dólares (unos 68.000 millones de euros). La multinacional gallega aumenta cada año el pago a sus accionistas gracias al tirón de los resultados del grupo, y el principal beneficiado es el propio Ortega: solo por los beneficios obtenidos en el ejercicio 2018-2019 recibió 1.626 millones de dividendo. Ortega ha construido un imperio inmobiliario con esos dividendos, pero el grueso de su patrimonio sigue concentrado en el 59,3% de Inditex que controla, valorado en 58.700 millones de euros.

La buena marcha en Bolsa de Facebook le ha permitido incrementar a su fundador, Mark Zuckerberg, su patrimonio en 27.400 millones y situarlo al cierre de este año en la quinta posición con 79.400 millones. Los 35 años del fundador de la mayor red social del mundo contrastan con los 89 años de la cuarta fortuna, en manos de Warren Buffett, el Oráculo de Omaha, valorada en 89.180 millones. A su edad aún dirige Berkshire Hathaway, la sociedad de inversión con la que controla paquetes accionariales en grandes multinacionales como Coca Cola y American Express. En el podio, además de Bernard Arnault, en la tercera posición, y Jeff Bezos, como líder del grupo, se encuentra otro habitual de este exclusivo colectivo: Bill Gates. Al cofundador de Microsoft le ha ido bien, ya que la revalorización de las acciones del gigante del software, del que posee un 1%, le ha permitido incrementar su riqueza en 23.100 millones de dólares y situarse muy cerca del creador de Amazon con un patrimonio de 113.500 millones.

El dueño del Oviedo

El mexicano Carlos Slim, máximo accionista de FCC, cuenta con una fortuna de 61.500 millones, que supone 6.700 millones más que el ejercicio anterior, y le hacen ser la 11ª persona más rica del universo. A sus 79 años controla América Móvil, el operador de telefonía móvil más grande de América Latina. Slim, que es accionista del Grupo PRISA, editor de CincoDías, tiene a través de Carso e Inbursa inversiones en el sector de la construcción y financiero en México. También es accionista mayoritario del equipo de fútbol Real Oviedo. Le sigue en la clasificación el indio Mukesh Ambani, con 59.500 millones, el resultado de aumentar su capital en 15.200 millones. El empresario controla el 44% de Reliance Industries, un conglomerado de empresas, con sede en Bombay, dedicadas a la producción de energía, productos petroquímicos, textiles, recursos naturales y telecomunicaciones.

Después de Francoise Bettencourt, se acomoda el fundador de Oracle, Larry Ellison, con la misma valoración del patrimonio que la francesa, 59.300 millones, tras un aumento de 9.900 millones. Por detrás de él se encuentra el cofundador de Microsoft, Steve Ballmer, que en 2014 abandonó la compañía que creó con Bill Gates, y en la actualidad es propietario del equipo de la NBA Los Ángeles Clippers. Tiene 58.500 millones tras enriquecerse en 12 meses 19.900 millones.

Los siguientes tres peldaños de esta privilegiada escalera lo ocupan tres miembros de la familia Walton, propietarios de los grandes almacenes estadounidenses Walmart: Rob, con 54.400 millones tras un alza de 10.800, Jim, con 53.300 y 10.700 más que el año anterior, y la anteriormente citada, Alice, con 53.300 millones. En el puesto 19, y por delante de Jacqueline Mars, se coloca el chino Jack Ma, fundador del gigante de comercio electrónico Alibaba, con un imperio de 47.100 millones, tras un aumento de 11.400 millones.

 

Estas son las 10 mayores fortunas del mundo:

1. Jeff Bezos

Jeffrey Preston Jorgensen (Alburquerque, EE UU, 1964) ha retenido la corona como el hombre más rico del mundo en 2019 con un patrimonio valorado en 116.280 millones de dólares. Y eso que el divorcio de su mujer, McKenzie Bezos, que desde este año es la quinta mujer más rica del mundo, le ha pasado factura a su cuenta corriente, siendo quien más dinero pierde entre las grandes fortunas en los últimos 12 meses (8.700 millones). Empezó castrando ganado en el rancho familiar en Texas, estudió Ciencias de la Computación e Ingeniería Eléctrica en Princeton, para luego fundar Amazon, la mayor empresa de comercio online del mundo. La compañía con sede en Seattle vende todo tipo de artículos, desde libros a productos para el hogar a través de su web. Además, controla la cadena de alimentación Whole Foods y ofrece servicios de computación en la nube y vídeos en streaming. La compañía de Bezos registró ingresos en 2018 por valor de 233.000 millones de dólares.

2. Bill Gates

El cofundador de Microsoft, William Henry Gates III (Seattle, 1955), ha tenido un gran año. La revalorización de las acciones del gigante del software le ha permitido, entre otros motivos, incrementar su riqueza en 23.100 millones de euros y situarse muy cerca de Jeff Bezos con un patrimonio de 113.500 millones. Gates, que estudió en Harvard, tiene un 1% de Microsoft y el resto de su patrimonio lo gestiona a través de su sociedad Cascade Investment, que controla participaciones en decenas de compañías, entre las que destacan Canadian National Railway, el principal gestor ferroviario canadiense, Deere y Ecolab. Según confesó al agregador de noticias Reddit en 2014, Gates lava todas las noches los platos durante la cena. Este genio de la informática posee junto a su mujer Melinda Gates, una de las fundaciones privadas más importantes de EE UU, dedicada a aliviar desequilibrios en temas de salud y de educación en las regiones menos favorecidas.

3. Bernard Arnault

El emperador del lujo es el claro ganador del 2019. Nacido en Roubaix (Francia) en 1949, estudió Ingeniería y controla la mitad del capital de Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH), el gran conglomerado de artículos de lujo francés. La fuerte subida en Bolsa de las acciones de la compañía francesa ha elevado su fortuna en 37.700 millones en el último año, lo que le ha permitido acceder al exclusivo club de los cienmilmillonarios con Jeff Bezos y Bill Gates. LVMH, que en 2018 facturó por valor de 55.300 millones de dólares, posee una cartera de marcas como Louis Vuitton, TAG Heuer, Loewe, Christian Dior o el champán Dom Pérignon, a la que acaba de incluir la mítica joyería estadounidense Tiffanys, por la que ha desembolsado 14.700 millones de euros. Arnault, que en su momento trató de solicitar la ciudadanía belga para “proteger las participaciones de la familia”, dirige también la fundación Louis Vuitton, cuya sede en París fue diseñada por Frank Gehry.

4. Warren Buffett

El conocido como el Oráculo de Omaha, ciudad de Seattle en la que nació en 1930, es probablemente el mejor inversor de la historia. Tal vez le deba algo de su sapiencia a Benjamin Graham, el padre de la inversión en valor, que fue su profesor en la Universidad de Columbia, donde estudió Economía. Buffett, que empezó vendiendo chicles puerta a puerta con tan solo seis años de edad, posee una fortuna valorada en 89.180 millones de dólares y todavía dirige a sus 89 años Berkshire Hathaway, la potente sociedad de inversión a través de la cual controla importantes paquetes accionariales en grandes multinacionales como Coca Cola y American Express. Este financiero, que anima al resto de grandes fortunas a donar parte de su patrimonio a través de la campaña filantrópica Giving Pledge, ha logrado con sus inversiones en Berkshire Hathaway una rentabilidad anual compuesta del 20,5% desde 1953. Todos los años, con motivo de la junta general de accionistas, organiza una subasta para poder cenar con él en la que se pagan sumas considerables que se destinan a causas solidarias. Entre sus aficiones se encuentran tocar el ukelele y jugar al bridge.

5. Mark Zuckerberg

El cofundador y presidente ejecutivo de Facebook se ha recuperado del annus horribilis que vivió en 2018, entre acusaciones de hacer uso ilegítimo de los usuarios de su compañía y promover fake news. La buena marcha en Bolsa de la mayor red social del mundo le ha permitido incrementar su patrimonio en 27.400 millones y situarlo al cierre de este año en 79.400 millones. En 2012 Zuckerberg (White Plains, EE UU, 1984) sacó Facebook a Bolsa en el mayor estreno en el parque de un grupo tecnológico hasta la fecha. Un día después de que las acciones de la empresa empezaran a cotizar se casó con Priscilla Chan. Zuckerberg ha manifestado públicamente que donará el 99% de las acciones que posee en Facebook. Genio precoz, durante el instituto creó un sistema de mensajería para la familia al que bautizó como Zucknet. Antes de ingresar en la universidad de Harvard recibió ofertas para trabajar en AOL y Microsoft, que rechazó.

6. Amancio Ortega

El único español en el imperio de los grandes millonarios mundiales. Ortega (Busdongo, León, 1936) fundó Inditex, junto a su mujer Rosalía Mera, ya fallecida, y todavía posee el 59% del capital social. El grupo textil ha logrado recuperar de nuevo los 100.000 millones de valor bursátil en las últimas semanas y Ortega ha visto aumentar su fortuna en 17.900 millones en el último año, alcanzando una cuenta corriente valorada en 76.600 millones. Inditex viene aumentando el pago a sus accionistas en los últimos años gracias al tirón de los resultados y el principal beneficiado es el propio Ortega. De hecho, solo por los beneficios obtenidos en el ejercicio 2018-2019, el dueño de Zara recibió 1.626 millones. La mayor parte del dinero que el empresario recibe de la compañía es destinado a inversiones en el sector inmobiliario, a través de su sociedad patrimonial Pontegadea. Ortega también tiene participaciones en algunas sociedades como Telxius y, más recientemente, en Enagás, donde ha comprado el 5% del capital.

7. Larry Page

Fundador junto a Sergey Brin, al que conoció haciendo el doctorado en Stanford, de Alphabet, la sociedad holding que posee Google, el mayor buscador de Internet. La fortuna de Page (East Lansing, Michigan, 1973) asciende a 65.200 millones de dólares, tras sumar 14.000 millones solo ese año. Estudió Ingeniería en Sistemas Computacionales en la universidad de Michigan, aunque su educación primaria la recibió en la escuela Montessori, que fomenta la independencia de los estudiantes. A principios de diciembre, Page y Brin anunciaron que dejaban sus cargos ejecutivos en Alphabet para “simplificar la estructura de la gestión”. Ambos seguirán en el consejo pero cederán sus funciones a Sundar Pichai, director ejecutivo de Google. Residente en Palo Alto (California), Page podrá dedicar más tiempo a sus otras inversiones entre las que destaca Planetary Resources, una empresa minera especializada en asteroides. Es aficionado al kiteboarding.

8. Sergey Brin

Serguéi Mijáilovich Brin nació en Moscú en 1973 y emigró con su familia desde la Unión Soviética cuando apenas tenía seis años de edad. Siguiendo los pasos de su abuelo y de su padre, se licenció en Matemáticas y Ciencias de la computación por la Universidad de Maryland. Posteriormente se trasladó, gracias a una beca, a la Universidad de Stanford para doctorarse en Computación. Allí conoció a Larry Page, durante unas sesiones de orientación para nuevos alumnos, y con el que, a pesar de que al principio chocó, fundó Google (aunque el nombre original con el que bautizaron al precursor del buscador más famoso del mundo en 1996 fue BackRub). En la actualidad, su fortuna asciende a 63.300 millones de dólares, y a lo largo de los últimos 12 meses ha ganado 13.400 millones. Brin financia diferentes proyectos filantrópicos y tiene inversiones en el negocio del vino, a través del productor neozelandés Wairarapa.

9. Charles Koch

Charles de Ganahl Koch (Wichita, EE UU, 1935) es el presidente ejecutivo de Koch Industries, un enorme conglomerado empresarial con intereses en múltiples sectores que van desde el petróleo a la industria papelera, pasando por la minería, los fertilizantes o los servicios financieros y tiene un patrimonio valorado en 62.100 millones de dólares. Su abuelo, Harry Koch, fue un inmigrante holandés que se asentó en Texas, donde publicaría el periódico local Quanah Tribune Chief. Posteriormente, su padre creó un nuevo método para refinar y obtener gasolina, y fundó Rock Island Oil & Refining. Sus hijos lograron diversificar la petrolera de su progenitor y convertirla en una de las mayores empresas de EE UU. Según The New Yorker, Charles y su hermano David han donado cientos de millones a causas conservadoras y reaccionarias. También se les ha acusado de liderar una revuelta contra Barack Obama impulsando el movimiento Tea Party, y contra la nueva ley del clima de California. Su empresa figura entre las más contaminantes de EE UU.

10. Julia Koch y familia

Es la viuda de David Koch, quien junto a su hermano Charles desarrollaron el imperio empresarial de la familia, que comenzó con una petrolera. A la muerte del marido, a los 79 años, el verano pasado, uno de los promotores del extremismo conservador estadounidense, heredó el título de mujer más rica del mundo. Nacida en Indianola (EE UU) en 1963, se instaló en Nueva York, donde empezó a trabajar como modelo para el diseñador Tracy Mills. Más tarde, en los años ochenta del siglo pasado, fue asistente del diseñador, llegando incluso a acudir a la Casa Blanca a vestir a la primera dama Nancy Reagan. A su marido, asiduo a las fiestas de la alta sociedad neoyorquina y 22 años mayor que ella, lo conoció en una cita a ciegas. Cinco años duró el noviazgo, que hoy debe considerar bien invertidos, ya que administra una fortuna valorada en 62.000 millones. Es aficionada al arte y habitual de las fiestas más exclusivas de la alta sociedad de Nueva York. Tuvo tres hijos con David Koch: David, Mary Julia y John Mark.

El caso de Murdoch, Kylie Jenner y los emergentes

Pérdidas. Tan solo 52 personas del selecto club de los 500 más ricos del mundo disminuyeron su patrimonio en dinero en el último año. Uno de ellos fue Rupert Murdoch, principal accionista de Fox News, que comprenden medios The Sun y The Times, así como la cadena conservadora Fox, principal impulsora de la candidatura de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos. El empresario de origen australiano contrajo su patrimonio en 10.200 millones, después de vender activos de Fox a Walt Disney, que distribuyó entre sus seis hijos, a los que convirtió en millonarios.

La más joven. Kylie Jenner, la multimillonaria más joven de todos los tiempos, título que le ha quitado al fundador de Facebook, Mark Zuckerberg. La modelo, de 22 años, acumula un patrimonio de 1.000 millones gracias al éxito y a la venta del 51% de su firma de maquillaje, Kylie Cosmetics.

China. Crece la representación de fortunas chinas, el segundo país después de EE UU, en el índice de Bloomberg, con 54 personas entre los 500 más ricos. También los ricos rusos añadieron 51.000 millones a su fortuna.

El País

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *