Macri les lava la plata, Clarín le lava la imagen

Por Emanuel Rodríguez*

Franco y Gianfranco Macri fueron llamados a indagatoria por la causa de los cuadernos y los medios hegemónicos desplegaron una estrategia para convencernos de que Mauricio viene siendo la oveja honesta de la familia. Los abogados de Franco Macri dijeron que el empresario no puede declarar por su estado de salud: no puede hablar con coherencia. ¡Su hijo tampoco y es presidente!

El Gobierno oficializó su promoción del gatillo fácil y ahora hay policías confundidos que no saben si tienen que disparar o no frente a, por ejemplo, un debate en Intratables. “Es evidente que está todo armado”, dijo un agente. “Hay que disparar”.

Igual, para contradecir a quienes lo acusan de promover el gatillo fácil, Cambiemos ahora propone el Gatillo Difícil: los policías van a poder disparar por la espalda, pero antes deben responder cuánto es 3 x 3.

Patricia Bullrich fue denunciada penalmente por el delito de abuso de autoridad, pero se defendió diciendo que no fue abuso, que tomó 3 o 4 medidas de autoridad. No más que eso. Y que si quiere puede dejar de tomar.

Mauricio Macri dijo que “Es inadmisible que los delincuentes entren por una puerta y salgan por la otra”. Por eso el Gobierno promueve que los delincuentes entren y salgan por la misma puerta, que es la puerta de la Casa Rosada.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz sostuvo que no son necesarias “policías más violentas, sino más inteligentes”. Patricia Bullrich respondió que cada uno promueve lo que tiene para promover.

Pedirle a Cambiemos menos violencia y más inteligencia clasifica como carta para Papá Noel.

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, planteó que la medida “podría llevar a muchos abusos policiales, y a muchas consecuencias penales”. Bullrich respondió: es la idea.

El pensamiento macrista, valga el oxímoron, asegura por estos días que un pibe que corre en la calle puede ser asesinado por la espalda porque seguro que es un choro pero Juan Darthés no puede ser escrachado en una conferencia de prensa porque hay que esperar a ver qué dice la Justicia. Los DDHH no son lo único que violan estos tipos.

Todos los días se suma una nueva provincia en la que el protocolo Bullrich no se aplica. De todas formas, el Gobierno Nacional aún no opinó al respecto porque todavía están contando los votos que ganaron con toda la movida.

Patricia Bullrich dijo que el 99% de las muertes con armas de fuego eran por la delincuencia, cuando ese número apenas ronda el 10%. Desde el entorno de Bullrich explicaron que Patricia mide las muertes con el mismo ojo con el que prepara el fernet.

La UCR también se quiso distanciar del protocolo Bullrich. Dijeron que ellos no participaron de la decisión. Ya lo sabíamos chicos. Ustedes no participan en ninguna decisión. De todas formas, algunos radicales estarían dispuestos a acordar con Bullrich si se hace una leve modificación en el protocolo: por cada bala disparada, una carguito en el Estado para un correligionario.

Mientras tanto, Franco y Gianfranco Macri fueron llamados a indagatoria por la causa de los cuadernos y los medios hegemónicos desplegaron una estrategia para convencernos de que Mauricio viene siendo la oveja honesta de la familia. Se pusieron a lavar la imagen del presidente como si fuera la fortuna del presidente!

En la tapa de La Nación se hizo mención al tema sin usar el apellido Macri. ¿De verdad me querés convencer de que ese grano de choclo que se ve en la mierda de perro, en realidad no forma parte de la mierda?

Los abogados de Franco Macri dijeron que el empresario no puede declarar por su estado de salud: no puede hablar con coherencia. ¡Su hijo tampoco y es presidente!

Gianfranco declaró que nunca pagó coimas, que le pregunten al padre. Que no puede hablar porque está senil. ¿Se entiende? Ya sabíamos que los Macri eran una banda de soretes. Ahora sabemos que son una banda de Moebius de soretes.

“En el único lugar donde el éxito viene antes que el trabajo es en el diccionario”, explicó Mauricio Macri. Hay que celebrar la coherencia de un presidente que incendia el país, y arma sus discursos con frases de las mismas cajitas de fósforos que usa para incendiar el país.

Por otra parte, Cambiemos presentó un proyecto para endurecer las penas a barrabravas, que es como si la Franja Morada presentara un proyecto para endurecer las penas a los chetos que reparten tarjetas de invitación a los boliches.

Atención: el embajador argentino en España, Ramón Puerta, dijo que San Martín era español. Es lógico que sepa tan poco del Gran Libertador un tipo que todos sabemos que es un Gran Esclavista.

Claramente, Puerta, si alguna vez recibió aquellos 700 millones de pesos de pauta publicitaria de parte de la Ciudad de Buenos Aires, no los invirtió en su educación.

Ramón Puerta pasó tanto tiempo estudiando a San Martín como presidiendo la Argentina. Otra posibilidad es que Ramón Puerta haya leído un Clarín de 1820.

Mauricio Macri fue a las Cataratas del Iguazú a inaugurar un hotel de 6 estrellas: o sea, terminó las vacaciones e inauguró un hotel de seis estrellas. Trabaja menos que el moderador de discursos de Elisa Carrió.

Lo bueno para el Gran Meliá es que una recomendación de Macri es alta recomendación de un TRIVAGO. De hecho la suite principal tiene un cartel de bienvenida que dice “descanse a lo Macri”, el masajista es Mariano Iúdica, te lavan la ropa y si querés te lavan una fortuna, y además ofrecen un mayordomo privado: Miguel Pichetto.

El mismo día y desde el mismo hotel, Macri anunció que abre una ruta directa entre Madrid e Iguazú. Lo de hotel es tan pero tan colonialista que la ruta se llama Espejitos de colores.

Diputados aprobó la desregulación del precio de venta del papel de diarios, un proyecto presentado por los diputados de precio desregulado Diego Bossio y Marco Lavagna.

Ahora los periodistas de Clarín hacen un papel lamentable, pero lo venden más caro.

Lo cierto es que Clarín y La Nación ahora se autovenden el papel a un precio más barato que el que cuesta producirlo y costean esa pérdida aumentándoles el precio a los demás diarios. Tienen menos límite que Juan Darthés. De hecho, los demás diarios los acusan de posición abusiva pero Clarín y La Nación le echaron la culpa a los otros diarios: “ellos nos tocaron la puerta”, dijeron.

Por último, el equipo de prensa de Cambiemos también conocido como Infobae difundió un texto que supuestamente circularía por whatsapp con 81 logros del Gobierno de Macri. Parece poco creíble, no sólo por los 81 logros, sino porque ningún macrista lee más de 5 renglones.

El primer logro que se menciona allí dice: “Se dio vuelta la situación de la energía, que estaba en estado catastrófico”. En parte es cierto: Antes tenías energía y pagabas un precio justo. Ahora no la tenés y pagás una locura. Sí. Lo dieron vuelta.

Dicen que hay una revolución de los aviones, con 40% más pasajeros de cabotaje desde 2015. Está claro que a los pasajeros varados por los paros los cuentan dos veces. Cuando tenían que que volar y cuando vuelan efectivamente.

Dicen que hay respeto total a la independencia del Poder Judicial y que ya no se persigue a la prensa. Hay puntos tan falopa que leerlos te droga un poco.

Dicen que se terminó el sometimiento de las provincias por parte de la Casa Rosada. Ahora hay una auténtica y voluntaria sumisión de las provincias a la Casa Rosada.

Dicen que ahora el PAMI: ahorra más del 80% en la compra de medicamentos. Es la ventaja de cuando dejás de garantizarles los remedios a los jubilados. No hay que comprarlos!

****

* Periodista y comediante político. Reconocido por su show de stand up Peroncho, con el que recorre todo el país. Tiene una columna semanal de humor político en este portal. Además, fue redactor de la Revista Ñ y del suplemento cultural de La Voz del Interior. Creó la revista de humor La piedra en el Zapato y fue director de las revistas culturales La Intemperie y Diccionario. Revista de letras.

Emanuel Rodríguez presenta su show “Peroncho”, un espectáculo de humor y amor político.

Podés ver la agenda de shows en www.peroncho.com.ar

Nuestras Voces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *