Mirar al sur

Por Ángel Guerra Cabrera

En una nota titulada «El indetenible avance económico de China», el periodista e investigador cubano Hedelberto López Blanche expone que China se va adelante en muy pocos años, mientras la otrora superpotencia del norte queda estancada.

Afirma que mientras el producto interno bruto (PIB) de Estados Unidos decreció 3.5 por ciento en 2020, un nivel que no se observaba desde los años de la Segunda Guerra Mundial, el de China creció 2.3 por ciento, para superar los 100 billones de yuanes (unos 15.42 billones de dólares).

Varias instituciones, añade, como el británico Centro de Investigación Económica y Empresarial, aseguran que China superará a Estados Unidos para convertirse en la mayor economía del orbe en 2028, cinco años antes de lo estimado previamente, y cita como principal premisa la gran diferencia que existe en la recuperación de los efectos de la pandemia entre las dos naciones (rebelion.org).

Los falsos positivos del matadero uribista

Esta semana, la Jurisdicción Especial para la Paz en Colombia informó haber documentado el asesinato de más de 6 mil 400 personas sólo por concepto de «falsos positivos», inocentes asesinados por el ejército, que luego reportaba como guerrilleros muertos en combate. Esa macabra figura surgió en el periodo de la llamada «seguridad democrática», aplicada durante los dos mandatos del presidente Álvaro Uribe, conocido como El matarife.

Sputnik entrevistó a Jaqueline Castillo, hermana de Jaime Castillo, una de las víctimas de esos crímenes horrendos. Hoy es una reconocida activista, amenazada de muerte como tantos luchadores sociales colombianos que ven morir diariamente a sus compañeros. «La última vez que supimos de Jaime –dice– fue un domingo. Él llamó a la casa de una hermana y le dijo que le guardara el almuerzo, que iba para allá, y no llegó. Desde entonces nunca volvimos a saber nada de él. Lo mataron y lo hicieron pasar como guerrillero dado de baja en combate junto con otro joven que, posteriormente supimos, era un chico de 21 años también de Bogotá» (sputniknews.com).

Twitter: @aguerraguerra

La Jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *