«No doy el perfil de una agencia ‘organ house’ de la Casa Rosada»

«Los despedidos tenían un perfil muy ideológico», afirmó a Radio Berlín el presidente de la agencia oficial de noticias Télam, Rodolfo Pousá, después de enviar 353 telegramas de despido. El texto siguiente lo escribió el fotógrafo de larga trayectoria Carlos Brigo.

Por Carlos Brigo

Comencé a laburar en fotoperiodismo en el año 1980, en Editorial Atlántida, de allí me fui al diario Crónica donde trabajé ( 12 hs x día de lunes a lunes, 12 hs por día y de lunes a lunes) Estuve en Crónica 18 años, allí me divorcié de Marta cuando Juli era una bebé hermosa y buena). Luego fui a Perfil hasta que cerró, luego Diario Popular por 10 años ( 1 sólo franco y 9 o 10 hs de laburo, cobraba un poco en negro y otro tanto en patacones). En el Popu laburaba desde la mañana a la tarde y por la noche trabajaba en Revista El Grafico. Allí me separé de Laura, quien ya no está, mamá de Axel y Guillermina, dos pendejos increiblemente buenos. Allí tuvieron que intervenirme la espalda, destrozada por largos años de llevar el peso del bolso con el equipo. Año 2010 comencé a trabajar en Télam, trabajando más de las 6 hs que marca el convenio ( y sin horas extras) sólo porque mi responsabilidad como empleado del Estado me lo exigía, uds me pagaban el sueldo y yo tenía que brindar mi trabajo, mi tiempo, mi esfuerzo y mi compromiso y responsabilidad social de informar y contar con mis imágenes nuestro tiempo, como hice hasta ayer. Pero soy kuka y choriplanero. No doy el perfil de una agencia «organ house» de la Casa Rosada. La vocación, ese acto de amor, me atravesó la vida durante 38 años, en los que dejé hasta la salud. Tengo hoy 60 y las mismas ganas de siempre de salir con la cámara a seguir mostrando nuestra historia. Aquí, en Telam ( desde que asumió este gobierno de ladrones, me sacaron el equipo y me pusieron a hacer nada, y sólo «me permitían salir a hacer fotos cuando había alguna emergencia», y ahi salía con mi propio equipo de fotos). No quieren mi mirada y estoy muy orgulloso de lo hecho hasta aqui, desde aquel año 1980 hasta hoy, con muchísimos errores, un par de aciertos, mucho dolor y unas pocas alegrías. Hay en mi situación mas de 300 trabajadores que están sufriendo tanto o más que yo, quien puede mensurar eso? y perdón que sea autoreferencial, sé que mi historia es mínima, es la historia de mi vida y me voy con el ORGULLO de haber sido despedido por el gobierno de la fusiladora. Nunca seré como ellos

Publicado por el autor en su muro de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *