¿Por qué Clarín ejecuta un vaciamiento en AGR?


La empresa no pretende cerrar la imprenta, sino cambiar las condiciones laborales.

Por Randy Stagnaro

Foto: Trabajadores de AGR que tomaron la planta, antes que fueran desalojados.

La decisión del Grupo Clarín de despedir a todos los trabajadores de la imprenta AGR es el último paso en un camino de vaciamiento que busca cambiar por completo las relaciones laborales dentro de ese taller, denuncian desde el sindicato gráfico.

Este martes, en el plenario de delegados de la Federación Gráfica Bonaerense (FGB), se denunció que la empresa busca “forzar una reestructuración del taller (…) con la clara intención de imponer la flexibilidad laboral y desconocer el convenio colectivo de trabajo”.

El vaciamiento busca crear las condiciones para imponer esta política. En un comunicado del 3 de noviembre de 2016 los delegados de AGR denunciaron que la empresa “se encuentra desviando una numerosa cantidad de trabajos que debería realizarse en esta empresa”; la eliminación de 53 puestos de trabajo (equivalentes al 15% de la dotación); “la imposición de condiciones laborales violatorias del Convenio Colectivo de Trabajo vigente” y “el ajuste en materia de mantenimiento preventivo”.

Los delegados y la FGB presentaron este pliego de demandas ante el Ministerio de Trabajo, sin que la cartera laboral intercediera de manera activa.

En el fin de semana último, los trabajadores de AGR mantuvieron una “vigilia” de 48 horas frente a las puertas del taller “ante el vaciamiento de trabajos que han desviado a otras plantas graficas, el desplazamiento de insumos, lo cual incluye 16.000 bobinas de papel que han trasladado a depósitos externos, y otra serie de maniobras de vaciamiento que está desplegando el Grupo Clarín”.

El vaciamiento que denuncian los trabajadores gráficos de AGR es distinto de, por caso, el del Grupo 23. En este conglomerado de medios el vaciamiento estuvo al servicio del no pago de las deudas acumuladas ni de las indemnizaciones de 800 trabajadores porque la perspectiva de los empresarios (Szpolski, Garfunkel y otros) era el de retirarse de ese negocio.

Los delegados de AGR aseguran que Clarín no va a retirarse de la impresión de sus propias revistas. Viva, Rumbos, Genios, Jardín y Miradas son títulos que seguirán en la calle, dicen. Y agregan que por las máquinas de AGR también seguirán pasando los libros y folletos que imprime para terceros.

Los delegados afirman que lo que busca la empresa es cambiar por completo las relaciones de trabajo con su personal. Sacarlos de la Federación Gráfica Bonaerense y del convenio gráfico, como aseguran que ya hicieron en la planta que imprime el diario Clarín, muy cerca de la de AGR.

En su comunicado del lunes 16, la empresa aseguró que el cierre del taller de AGR se debía a una “reestructuración” que implicaba “discontinuar una parte de su sector de impresiones masivas” a fin de “preservar” el resto de las actividades de AGR, más vinculadas a la distribución y la logística.

Al respecto Pablo Viñas, Secretario General de la comisión interna de AGR-Clarín, sostuvo “El Grupo Clarín busca achicar el número de trabajadores de la planta y aplicar flexibilización laboral. Textualmente la gerencia nos ha dicho que pretende que produzcamos lo mismo o mas con 53 compañeros menos, que es el 15% de la planta, una locura” (…) “Denunciamos que el ajuste empresario pone en riesgo no solo nuestro trabajo sino también nuestras vidas, se acaba de producir un grave incendio en el horno de una rotativa, con llamaradas que los propios operarios y el bombero de planta sofocaron mientras desde hace meses reclamamos por la falta de mantenimiento preventivo”.

“Mientras pretenden sacar maquinas y dejar otras sin funciones, Clarín está tercerizando nuestro trabajo a otras empresas donde reina la precarización laboral, incluso hay productos que están saliendo a la venta con la leyenda ‘Impreso en Artes Graficas Rioplatense’ sin que se hayan producido en la empresa, con lo cual incluso podemos estar ante casos de trabajo en negro. Por ello las asambleas de los tres turnos votamos un rechazo unánime a este plan de ajuste, reclamamos que Clarín produzca los trabajo en Clarín, la defensa del convenio y de todos y cada uno de los puestos de trabajo, todo lo cual en hoy reclamaremos en las oficinas del directorio y estamos presentando en forma de denuncia ante el ministerio de Trabajo haciendo responsable a la compañía por futuros conflictos gremiales (…) Convocamos a todas las organizaciones sociales que quieran solidarizarse con nuestro reclamo a participar hoy de la concentración y acto que realizaremos en Clarín” finalizó el delegado.

Tiempo
 

 

Encuentre el libro que busca en nuestro catalogo online. Entregamos en cualquier lugar del mundo