Nuevas metas, nuevas cuentas, nuevos cuentos

Devaluación convalidada. Nuevas metas de inflación, apenas un piso. Las subas de precios ocurridas y por venir. Consecuencias de la movida oficial, impacto en las paritarias. Las reformas que quedan pendientes, perspectivas. El juez federal que cumple su deber, una excepción saludable.

Por Mario Wainfeld

Imagen: Jorge Larrosa

Los fines de año motivan balances y encuentros familiares. Los saldos saben ser dispares y son frecuentes las indigestiones. El Gobierno hizo un aporte inestimable al malestar con anuncios y medidas. Miles de despidos en el sector público, concomitantes con las fiestas, se condimentaron con la dosis de sadismo que agrega el gerenciamiento PRO del Estado. Santa Claus se vistió de verde, repartió regalos generosos en la City y desdichas por doquier.

Publicidad



El envoltorio de los anuncios del (pongalé) equipo económico reconoce antecedentes. La del viernes no fue la primera, ni la tercera ni la (llénese el claro) conferencia de prensa que pretende mostrar acuerdos entre funcionarios enfrentados en internas rabiosas.

El contenido tampoco aporta novedades: las administraciones de derecha tienen una tendencia irresistible a favorecer a ciertos sectores en detrimento de otros.

Contra su prédica, los neoliberales suelen batir records de déficit comercial: el macrismo superó uno ostentado por el menemismo desde 1994. Nada es casual: hablamos de la anterior experiencia del mismo signo ideológico que hizo estragos en estas pampas.

La etapa añade sus clásicos, por ejemplo que el oficialismo feche y cuantifique objetivos que jamás cumplirá: pobreza cero durante el mandato del presidente Mauricio Macri, quince por ciento de inflación en 2018, cinco por ciento en 2020. Tal vez esa cifra, situada en el laaaargo plazo, se parezca más a la que se acumulará en el primer trimestre del año próximo.
– – –

La felicidad en bicicleta:Todos los intérpretes, sin distinción de banderías, tomaron en solfa la escenografía de la conferencia de prensa. Resaltaron un triunfo político del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, sobre el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger. Acomodar las “metas de inflación” a las cifras del Presupuesto no equivale a sincerarlas sino a pifiarla por menos dentro de un añito.

Algunos indignados por la pérdida de autonomía del Central pusieron el grito en el cielo, evitamos sumarnos al clamor. Esa entidad jamás es autónoma, la conducen los organismos internacionales y el establishment económico, la mayoría de las veces. En ocasiones-oasis, toman el timón gobiernos populares con distintos proyectos.

Sturzenegger es un profeta desdichado…o quizá no tanto. Las metas de inflación son para él un potro chúcaro. Otra labor tenaz del banquero central resulta más exitosa: el fomento de la bicicleta financiera para grandes capitales. Los privilegiados entran divisas, los colocan en LEBAC y salen forrados sin riesgo ni beneficios que irradien a otros. El que pedaleó dólares se llevará dólares más un margen colosal. He ahí un puñado de ganadores del modelo.

También pueden festejar al final del ejercicio los grandes exportadores cerealeros. La reducción de las retenciones a la soja les dejará un mayor margen. El presidente de la Sociedad Rural, Miguel Etchevehere, sobreactúa su condición de símbolo. Cesa como jefe corporativo, se alza con un bono suculento en pago por los servicios prestados y, quién sabe, los que prestará con los fierros del Estado. Acumula como productor ipso pucho de asumir. Teléfono para la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, que ignora la existencia del conflicto de intereses.

Los grandes perdedores son más numerosos. Se cuentan por millones (de seres humanos y no de capitales): los jubilados, los beneficiarios de pensiones o de la Asignación Universal por Hijo (AUH).
– – –

Fin de la mentira, comienzo de los juicios: El Gobierno perdió en la calle, en los medios y en el Congreso el debate sobre la actualización de las jubilaciones. Contumaces, Macri y los cruzados incondicionales insistían: el valor real de las prestaciones superaría a la inflación. Su cálculo, más chanta que voluntarista, adolecía de falta de sustento numérico aunque se basaba en una premisa: la inflación 2018 estaría en la banda que fabulaba Sturzenegger (9 a 12 por ciento anual y tenga a bien no reírse). Con el valor que franqueó Dujovne se derrumbó el débil pilar del vaticinio.

Los jubilados serán, no más, los primeros damnificados por el ajuste gradual. En una variante cruel de la solidaridad padecerán también los que se retiren en el futuro.

La lluvia de juicios comenzó con una mala nueva para la Casa Rosada. La Cámara Federal de la Seguridad Social admitió la recusación promovida por Miguel Fernández Pastor contra el juez subrogante Fernando Strasser. Fernández Pastor (abogado, jubilado él mismo, especialista en la materia) promovió un amparo contra la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses). A pedido de ésta, Strasser decidió “prevenir” e imantar todos los pleitos similares a su juzgado. Un modo de asegurarles un veredicto único, de dudosa legitimidad porque su Señoría no es titular del Juzgado: espera ganar un concurso que está por resolverse. Fallar a favor del Ejecutivo puede mejorar su puntaje…

La probidad y el decoro deberían inducirlo a excusarse por conflicto de intereses, no lo hizo. La Cámara le propinó un revés mientras siguen tramitándose otras recusaciones, basadas en sospechas de parcialidad. Una mancha más para la atigrada piel del Poder Judicial.
– – –

Gatillo difícil: La devaluación veloz de fin de año fue convalidada por el Banco Central, con el sencillo recurso de no intervenir en el “mercado”. Trepada del dólar, aumentos de combustibles y de servicios públicos… la remarcación de precios viene como por tubo, la experiencia no miente. La inflación se va para arriba, hecho asumido hasta por los apologistas del macrismo.

La capacidad de actualizar los ingresos para paliar el impacto inflacionario está distribuida de modo desigual, como todo. Es dispar, incluso, entre distintos estratos de la clase trabajadora.

Los desocupados y los informales sufren para encontrar changas o laburos transitorios… su poder para indexar salarios es nimio o nulo.

Los sindicalizados arrancan con mejores perspectivas, dentro de todo. Las convenciones colectivas constituyen un desafío para la dirigencia sindical, una oportunidad para demostrar que representa cabalmente a sus compañeros.

La secuencia arrancó con la Bancaria. Esta tratativa combina dos características propicias para los laburantes: la combatividad de su conducción y la bonanza de las patronales. Son excepción dentro del conjunto, por los dos factores.

La Paritaria Nacional Docente y las provinciales jalonan otro hito habitual. Los gremios bancaron con firmeza los derechos de los maestros lo que les valió críticas, denuestos y presiones de Macri y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. No consiguieron torcerle el brazo ni siquiera con las amenazas al secretario general de SUTEBA Roberto Baradel y a personas de su familia. No se puede probar que el oficialismo promovió tamaña barbarie, objetivamente funcional a sus designios. Sí le cabe a Macri el reproche por haberlas tomado en solfa en su discurso de apertura de las Sesiones Ordinarias del Congreso Nacional.

El 15 por ciento dibujado por Dujovne fungirá de piso, tal vez hasta para los líderes más dóciles o abdicantes. La cláusula gatillo, activable si el aumento del índice de precios supera la pauta salarial pactada, comenzó a implementarse durante este año. Pudo dispararse en varios convenios durante 2017 aunque ciertos popes sindicales que no se dieron por enterados, renunciando en silencio a lo estipulado. El colmo de la complacencia, por expresarlo compasivamente.

En cualquier caso, las convenciones colectivas serán centrales en la dinámica de 2018 con enormes variaciones vinculadas al poderío gremial y al nivel de “disciplinamiento” causado por el desempleo. Tierra del Fuego como territorio, los metalúrgicos como rama de actividad son ejemplos posibles. Tallará, más vale, la capacidad de lucha de representantes y representados.

Es prematuro profetizar cómo impactarán la devaluación y sus secuelas sobre los créditos hipotecarios UVA. La banca pública y la privada los promovieron con timing para que el pico de la oferta coincidiera con la campaña electoral. De todas maneras, se trata de un beneficio para decenas de miles de grupos familiares de clase media. Es más que posible que suba el valor real de las cuotas cotejado con el nivel de ingresos de los compradores pero no es seguro mientras las variables se sigan moviendo y estén indeterminadas.
– – –

Proyectos en gateras: El gobierno resuelve expeditivamente las medidas que favorecen al capital y fracasa al promover inversiones, crear empleo o aumentar el valor adquisitivo de sueldos y prestaciones sociales.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), con imbatible coherencia, lo regaña por el exceso de gasto social pero no por la creciente desigualdad.

Las asimetrías entre logros para pocos y fracasos para el conjunto son llamadas “inconsistencias” en jerga técnica. Si uno fuera psicologista, diría que al oficialismo le sale bien el juego que más sabe y más le gusta. Sin caer en tanto simplismo, se puede apuntar que es más sencillo conducir la economía para pocos que construir un proyecto inclusivo, con su carga de contradicciones a superar.

Macri consiguió la aprobación de casi todo el combo de reformas económicas-sociales. Quedó traspapelada la Laboral para tratarse en el Congreso a partir de febrero.

La pésima gestión política de la Ley Previsional malquistó a la Casa Rosada con la CGT y, quizá, rebasó el margen de tolerancia de los gobernadores peronistas. Destratados públicamente, cuestionados por sus propios legisladores, pegados a una ley impopular los mandatarios provinciales podrían entender que “ya garparon” el Pacto Fiscal. Dentro de dos meses se calibrará mejor cuánto cobran y cuánto cumple Nación con sus compromisos. Es probable o hasta posible que los datos concretos priven a Cambiemos de compañeros de ruta en las dos Cámaras. Habrá que ver.

La Reforma Política continúa en veremos. Su núcleo es el llamado voto electrónico. Aplicado en pocos países, desacreditado por su vulnerabilidad en la experiencia comparada, desechado por ONGs interesadas en derechos ciudadanos. Costaría entender la obstinación oficialista… si se creyera en su buena fe. En este tema, los intereses de los líderes provinciales difieren con los del Gobierno nacional. Con la foto actual, pinta luce complicado (no imposible) que el gobierno consiga los votos necesarios.

Daños colaterales por la ley jubilatoria, impuesta de prepo, en varios sentidos hasta en el abuso de la violencia física (ver nota aparte).
– – –

Constantes virtuosas y saludo habitual: La crónica semanal resalta constantes dichosas, conmovedoras como la recuperación de identidad de la nieta 127. La tenacidad, el respeto, la fortaleza para superar escollos signan la trayectoria de Abuelas de Plaza de Mayo. Su ejemplo mejora al sistema democrático y se reproduce en otras luchas sociales.

Una etapa difícil incita a la indignación individualista o a la parálisis, que nunca detuvieron a Madres y Abuelas. Sostener la resistencia, la crítica, la oposición por todos los medios lícitos es otra constante de la historia nacional, potenciada en este siglo.

Página/12 es, hoy y aquí, el único medio que combinando formato papel y Web, muestra a diario todo lo que el Gobierno oculta y manipula.

El autor de esta columna disfruta de dos privilegios dolorosamente minoritarios. Trabaja en la profesión que eligió y puede vivir de eso. Como periodista integra el menguado conjunto de quienes laburan, expresan lo que piensan en un medio con el que comparte línea editorial.

La comunidad con un público constante y generoso, de similares ideas valores y creencias, es un capital invalorable. Por eso, como todos los años, este cronista ofrece un brindis virtual a lectoras y lectores. Por un mejor 2018, cuya construcción, así sea en parte, depende de lo que hagan los que aspiran a una sociedad más justa, equitativa y solidaria.

mwainfeld@pagina12.com

31/12/17 P/12

Publicidad