Paso de ganso

Por Luis Bruschtein

Para los analistas del oficialismo, la suspensión del desfile militar del 9 de Julio se inscribe dentro de la política que expresó la vicepresidenta Gabriela Michetti en su memorable twitter-memorándum donde dejó constancia de que: “No está bueno que la Historia mire siempre hacia atrás, como que deberíamos conmemorar cosas del futuro, tipo hacia adelante”. O sea, como que parece que podríamos conmemorar alguna fecha tipo antes que suceda.

Nada que ver lo del malestar en las Fuerzas Armadas por el magro aumento del 8 por ciento y sumas fijas para la oficialidad superior. Aunque sería lógico que con la inflación acumulada, cualquiera se pondría verde si le dan esa propina de aumento. En eso, el gobierno es consecuente y decidió seguir los consejos de su legisladora más votada, Elisa Carrió, que le pidió a lo que queda de la clase media que dé propina, igual que hace la clase acomodada con sus sirvientes.

Seguramente algunos malagradecidos no ven con buenos ojos este tema de las propinas, porque Mauricio Macri, le ordenó a su mayordomo en las Fuerzas Armadas que arregle el tema y el de los familiares de los tripulantes del ARA San Juan que permanecen encadenados a las rejas de la Casa Rosada. El ministro de Defensa, Oscar Aguad, salió rápidamente a pedir disculpas y a anunciar que corrigió su metida de pata y que el aumento para los uniformados será del 15 por ciento.

A los representantes de los encadenados los dejó entrar a la Casa Rosada. Los atendió en un pasillo y les prometió que recomenzaría la búsqueda del submarino misteriosamente desaparecido. La palabra misteriosamente alude a que nadie se dignó a dar una explicación seria de lo que sucedió, ni se ha realizado una investigación a fondo y la búsqueda se detuvo hace ya varios días, al mismo tiempo que el maltrato a los familiares pone en evidencia, ya no la falta de sensibilidad, sino la crueldad del gobierno. Por lo menos queda claro que se trata de un tema que se quiere sacar de encima.

Los familiares estuvieron de acuerdo con el anuncio de que recomenzará la búsqueda del submarino, pero dijeron que igual se quedarán encadenados. Este 9 de Julio no habrá desfile, pero estarán los familiares encadenados para recordarle a Mauricio Macri que los tripulantes del ARA San Juan estaban bajo su responsabilidad como comandante en jefe y desaparecieron en cumplimiento del deber. Y que durante su gobierno, el submarino pasó por lo menos cuatro chequeos generales.

Macri huye de cualquier festejo o conmemoración de masas. Se las arregló siempre para hacerlo en un lugar cerrado. En el Tedeum del 25 de Mayo soportó una fuerte crítica del cardenal Mario Poli, el 20 de junio no fue a Rosario para el Día de la Bandera, porque dijo que el kirchnerismo iba a generar disturbios. Ahora desde Tucumán ya le dijeron que su seguridad estaba garantizada. El 25 de Mayo, mientras se movilizaba cerca de un millón de personas contra el FMI en la 9 de Julio, una orquesta de militares británicos tocaba los himnos británico y de Argentina en la casa del embajador argentino en Londres Carlos Sersale Di Cerisano.

Los actos patrióticos han quedado en manos de las organizaciones sociales que movilizan cientos de miles de personas con fuertes críticas al gobierno. El 25 de Mayo pasado, la consigna fue “No al FMI. La Patria está en peligro”. El jefe de medios públicos de Cambiemos, Hernán Lombardi, una especie de comisario político para detectar kirchneristas ocultos, dijo en esa oportunidad que detrás de “los actores que convocaron está el kirchnerismo”. El hombre acaba de echar de la agencia Telam a 350 trabajadores porque habían sido contratados por el kirchnerismo. Ve kirchneristas abajo de la cama. Un libretista de Lanata dijo que era una “paparruchada” lo de “la patria está en peligro”. Le parece una paparruchada que otra vez más de la mitad de los trabajadores esté por debajo de la línea de pobreza y que les corten los servicios a los jubilados que no pueden pagar.

Otra vez, los actos públicos para este lunes en conmemoración de la declaración de la independencia estarán a cargo de las organizaciones sociales que han comenzado a convocar al Obelisco para las 13 horas con la consigna “Contra el FMI, la Patria no se rinde”. Seguramente saldrá algún Cambiemos para decir que es una paparruchada relacionar al FMI con la independencia, porque este gobierno actúa “tipo hacia el futuro”, como plantea la vice Michetti, o sea: empieza a cumplir las condiciones del ajuste salvaje antes que el FMI se las imponga por contrato.

06/07/18 P/12



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *