Por una internacional derechista

El regreso de Steve Bannon

Por Eduardo Berezan

Fue el artífice del triunfo electoral de Trump y gran militante de lo que llama el «populismo conservador». Steve Bannon ha asesorado a partidos de la más extrema derecha europea y hasta tiene sus contactos argentinos. La posibilidad de su retorno a la Casa Blanca no es una buena señal.

Tras dar un portazo y salir escandalosamente de la Casa Blanca en agosto del 2017, Steve Bannon, quien fuera el arquitecto de campaña y posteriormente asesor estratégico de Donald Trump, quiere dar marcha atrás y volver a Washington. Con la pandemia que arrasa en EEUU y la posibilidad de que Trump no sea reelegido en noviembre, Bannon parecería tenderle una mano a su viejo amigo.

En una reciente entrevista en Fox News elogió al presidente diciendo que, durante su administración, potenció la economía y benefició a los que menos tenían. También habló de lo que representa cada uno de los candidatos.

-Cuando la gente vea la diferencia entre el orden de Trump y el caos de Biden, su elección será muy clara. Trump es el mejor para crear empleo y luchar contra el globalismo.

Las cosas no le salen del todo bien al presidente norteamericano, en realidad va de mal en peor. Trump navega por las aguas turbulentas de la pandemia, la recesión económica y las consecuencia de las masivas movilizaciones del «Black Lives Matter».

El debilitamiento de Trump se ve en las últimas encuestas. Joe Biden aventaja por diez puntos al presidente y lleva la delantera en estados clave como Arizona, Florida, Michigan, Pensilvania y Wisconsin. Justamente los estados en los que Trump salió airoso en las presidenciales de 2016. Desesperado por recuperar posiciones Donald Trump estaría por echar a su actual jefe de campaña, Brad Parscale. Si esto ocurriera podrían abrirse nuevamente las puertas de la Casa Blanca para Steve Bannon. Más allá de la especulación, lo cierto es que Bannon, tras una larga ausencia, volvió a acercarse a los círculos mediáticos ligados al conservadurismo tradicional y al partido republicano.

El ex asesor estrella de Donald Trump se fue de la Casa Blanca cuando no logró que lo aceptaran en el Consejo de Seguridad Nacional y tras una fuerte pelea con el presidente. Entre otras cosas habría caracterizado a su hijo, Donald Trump Jr, a su yerno, Jared Kushner y a su jefe de campaña Paul Nanafort de traidores a la patria, por haber mantenido una reunión con funcionarios rusos en la Trump Tower de Nueva York durante la campaña presidencial de 2016.

Cuando Bannon fue asesor y estratega de Trump logró que el presidente abandonara el acuerdo climático de Paris. También fue el principal impulsor de las políticas antiinmigratorias del presidente. Steve Bannon se define como un populista nacionalista, anti globalista, pero también defensor del libre mercado.

Expandiendo el conservadurismo

Ofuscado y cargando la derrota personal sobre sus espaldas, Bannon se fue entonces a Europa con un objetivo muy claro, asesorar a los partidos y movimientos de derecha y extrema derecha para que se fortalezcan y puedan hacer una diferencia en las elecciones de sus países.

-Trato de ser la infraestructura del nuevo populismo global, le dijo por aquel entonces al New York Times.

En Bruselas fundó la agrupación The Movement, una especie de internacional de la extrema derecha que tiene a Trump, Bolsonaro, el italiano Matteo Salvini y al húngaro Victor Orbán como máximos referentes. En Europa y con The Movement como plataforma política, Bannon desarrolló una gran actividad asesorando al Frente Nacional de Francia, al Fidez de Hungría, la Liga Norte de Italia, Vox de España y los Demócratas de Suecia, por citar solo a algunos de esos partidos y movimientos.

Con el apoyo de Bannon muchos de ellos crecieron considerablemente. La Liga Norte de Italia se convirtió en el tercer partido de Italia tras las elecciones generales de 2018. Los Demócratas de Suecia se transformaron en el segundo partido en importancia del país y cuentan hoy con el apoyo del 20 % del electorado. En España el ultraderechista Vox, obtuvo el 10,3 % en la última elección al parlamento español.

Steve Bannon, estratega de la comunicación y gran maestro de las fake news, mueve los hilos de la extrema derecha, la hace presentable y la ayuda a escalar posiciones en un mundo en crisis. Su discurso que a esta altura no conoce fronteras, también se ha instalado en América latina.

En el 2018 se sumó a la campaña de Jair Bolsonaro y ayudó a construir su imagen contra lo que denomina el «marxismo cultural». A instancias del hijo del presidente, Eduardo Bolsonaro, también ese año se llevó a cabo en Foz de Iguazú la llamada Primera Cumbre Conservadora de las Américas, que reunió a representantes de la extrema derecha regional. La intención de los convocados fue discutir la conformación de una filial regional de «The Movement»

Steve Bannon también tiene contactos en la Argentina. En julio del año pasado se reunió en Washington con Cynthia Hotton, referente del Frente NOS, la alianza derechista liderada por Juan José Gómez Centurión, el ex carapintada que también fue Director de Aduanas durante el gobierno de Mauricio Macri…

Sobre aquel encuentro, Cynthia Hotton dijo a Tiempo Argentino:

-Bannon piensa que el kirchnerismo destruyó el país y que los niveles de corrupción fueron muy grandes, pero también lamenta que Macri no haya hecho las reformas que tendría que haber impulsado. Bannon no puede creer que todavía convivamos con impuestos tan altos y que no hayan bajado el gasto público y el de la política…

Socompa. Periodismo de Frontera