Sindicatos y abogados laboralistas aseguran que el gobierno flexibilizó los protocolos Covid por presión de las patronales

Imagen: La presidenta de la Asociación de Abogados y Abogadas laboralistas (AALL), Cynthia Benzion, y el presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (FeSProSa), Jorge Yabrowsky.

Afirman que buscan «gripalizar» al Covid en forma prematura y reclaman participación en las decisiones. También piden comités mixtos y creen que «el remedio puede ser peor que la enfermedad».

La resolución todavía no fue publicada en el boletín oficial ni tampoco se ha hecho pública. Sin embargo la ministra de Salud Carla Vizzotti ya confirmó a diversos medios periodísticos la decisión de avanzar en la flexibilización de los protocolos para el aislamiento de contactos estrechos en los lugares de trabajo.

La medida, aseguró, implicará una recomendación de orden general emanada del Consejo Federal de Salud que luego podrá o no ser adoptada por cada uno de los gobiernos provinciales en orden de su propia evaluación de la situación epidemiológica y laboral.

La propuesta implica eludir el aislamiento automático de contactos estrechos de casos positivos de Covid-19 en caso de que los mismos no presentaran síntomas y tuvieran el esquema de vacunación completo. La medida apunta a disminuir el ausentismo en los lugares de trabajo e incluso entre el personal sanitario y las fuerzas de seguridad.

En ese sentido se habían pronunciado diferentes CEO’s de empresas multinacionales antes y durante una reunión que mantuvieron el jueves pasado en el Palacio de Hacienda con el ministro de Economía Martín Guzmán y sus pares de Agricultura y Salud Julián Domínguez y Carla Vizzotti.

Allí los gerentes generales de empresas como Toyota, Syngenta, Natura y Unilever manifestaron su preocupación por la rigidez de los protocolos vigentes ante los supuestos altos niveles de ausentismo y también habrían reclamado la aplicación de un protocolo sanitario laboral que obligue a los trabajadores a vacunarse para ingresar a los establecimientos.

En la reunión, de la que participaron también dirigentes de la CGT, no estuvo presente la Unión Industrial Argentina (UIA) aunque su titular Daniel Funes de Rioja difundió un informe propio esta mañana en el que asegura que el promedio de ausentismo llega al 12,5% en fábricas y lugares de trabajo.

Antes de confirmar la decisión de flexibilizar los protocolos vigentes la ministra de Salud minimizó las presiones patronales y explicó que, en realidad, la iniciativa emanó por pedido de los gobiernos provinciales preocupados por la escasez de personal de las actividades esenciales.

El mismo martes, el gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof, publicó una resolución en el Boletín Oficial provincial en la que efectivamente exime a los contactos estrechos del personal sanitario que no tuvieran síntomas y a la vez tengan el esquema completo de vacunación.

La medida que oficializará el gobierno nacional, recogió el repudio de organizaciones sindicales y de abogados laboralistas aunque todavía no se conoció un pronunciamiento oficial de la CGT.

En diálogo con Tiempo Argentino, la presidenta de la Asociación de Abogados y Abogadas laboralistas (AALL), Cynthia Benzion aseguró que «es una medida a pedido de las patronales. Con los altísimos niveles de contagios se desarman todos los planteles y obviamente eso reciente a las empresas. Pero se me escapa el fundamento sanitario, hace poquitos días redujeron a cinco días el aislamiento de los contacto estrecho y ahora autorizan a las provincias a que se suprima en caso de que la persona tenga el esquema completo de vacunación».

La dirigente señaló que «hasta donde entendí los vacunados se contagian y contagian, por ende, si no se aíslan van a contagiar al resto. Esto, como suele suceder, puede terminar perjudicando incluso a las empresas, porque en vez de contactos estrechos van a tener a todos positivos de Covid, y ahí sí que deben aislarse. A esto se suma que pasó a ser enfermedad inculpable y por ende, el salario lo paga el empresario».

El presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (FeSProSa) señaló a Tiempo que «criticamos la decisión de eliminar el aislamiento de trabajadores de salud por contacto estrecho dado que son una fuente de transmisión y de expansión de la enfermedad. No se discutió con los trabajadores de salud este cambio de protocolo. Ni siquiera hay registros públicos de los contagios de personal de salud. El último se publicó en septiembre a pedido nuestro por pedido nuestro ante la ley información pública».

Visiblemente molesto el dirigente señaló que «se toma otra decisión epidemiológica que va en camino de gripalizar la pandemia de Covid que es apresurada. No está claro que la variante ómicron tenga bajo impacto en la mortalidad y que haya que levantar las restricciones progresivamente como sugiere España ante la oposición de los trabajadores españoles y sus organizaciones. La ministra tiene que convocar a los representantes de los medio millón de trabajadores de la salud pública y no solo a los representantes patronales o de algunas sociedad científicas que no han demostrado mucha precisión en sus pronósticos y diagnósticos».

Por último, León Piasek, abogado laboralista de diversos sindicatos e integrante de la AALL señaló que «la nueva disposición es riesgosa y obedece a una presión de la patronal vinculado a la economía y la baja de la actividad. Se debió esperar unos días y se debe consultar con las organizaciones sindicales que hasta ahora no se han pronunciado». A su vez, el especialista señaló que «es muy importante que se conformen comités mixtos de seguridad e higiene y prevención de accidentes y enfermedades porque los trabajadores tienen que participar en estas decisiones y medidas porque están en juego el derecho humano a la salud. Estamos totalmente en contra de esta nueva medida que no se ha tomado viendo el aspecto sanitario sino solamente las ausencias y la necesaria vuelta a la presencialidad por parte de las patronales. Puede ser peor el remedio que la enfermedad y que se potencien los contagios. Va a traer más conflictos».

Tiempo Argentino

2 comentarios

  • Augusto dice:

    Cuando despertó, el peronismo todavía estaba allí.

  • manuel dice:

    El Gobierno apuesta todo a una solución política con el FMI vía Washington
    Antes de confirmar la decisión de flexibilizar los protocolos vigentes la ministra de Salud minimizó las presiones patronales y explicó que, en realidad, la iniciativa emanó por pedido de los gobiernos provinciales preocupados por la escasez de personal de las actividades esenciales.

Deja una respuesta

Por favor solo en español / please only in spanish

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.