Tarde piaste

Los arrepentidos hacen cola para bajarse

Por Horacio Verbitsky

Imagen: La danza de las ratas, Ferdinand van Kessel, 1690

Así como la revista de finanzas Nikkei Asian Review considera a la Argentina como “el canario de los mercados emergentes en la mina de carbón” porque gracias a las políticas oficiales es el país más vulnerable al gas grisú de la globalización financiera, los clamores de arrepentimiento de algunos pautados apologistas de Macrì indican a qué velocidad se está hundiendo su gobierno. Por orden alfabético:

Julio Bárbaro. “Me avergüenzo de haber votado a Macri (…) Este grupo de elegantes que venía a fundar la modernidad se quedó sin letra y nos dejó de nuevo en la pradera de la desesperanza. ¿Se habrán bajado de la soberbia ahora que quedó al desnudo su carencia de talento?”

“Son modernos, ignoran las necesidades de los humildes, dueños de bancos y mesas de dinero que parecen no saber manejar ni ese mecanismo por el cual se enriquecieron”.

“¿Cuántos miles de millones perdimos para que no subiera el dólar que terminó subiendo?, ¿impericia o delito? (…) Hoy los ricos son más ricos, no generaron riqueza, solamente se apropiaron de la ajena”.

“Algún robo hay que devolverles a los humildes, algún curro debe ser limitado, las telefónicas y el cable forman parte de ese saqueo”.

“No tenemos capitalismo productivo, solo una caterva de ladrones y coimeros (…) Esta es la última etapa de un país con ricos muy ricos y pobres muy pobres. Prometían inversiones y hoy los grandes grupos económicos se roban más de lo que producimos, esa es la verdadera razón de la creciente deuda” (Infobae).

Angel Etchecopar. “¿Sabés qué pasa Macri? Que yo me jugué el culo por vos. Sos un pecho frío. Vos no contestás y nos rompés el culo con los impuestos, y les sacaste el subsidio a los jubilados y les sacás el subsidio a los paralíticos, y a los pibes. Y les ponés el gas a cinco lucas, y aumentás la nafta. Y seguís haciendo negocios. Yo no te voté para esto Mauricio, y me cagaste. Sinceramente me cagaste, y no tengo cómo poner la cara”.

Alejandro Fantino. “Esperaba mucho más en lo económico y en el día a día del laburante que gana 18, 15, 13 lucas por mes. En el presente de los jubilados que cobran siete mil y pico. (…) Yo les creí. Yo esperaba más de esa gente. Creí que iba a bajar la inflación, que iba a haber más laburo. Cuando los entrevistaba me decían somos los mejores, vengo de tal lugar. Sé manejar una empresa y un país (…) Yo esperaba que hoy estén dos a cero arriba con el control del balón y ahora están cero a uno abajo viendo cómo se acomodan en la cancha (…) El gobierno anterior en algunas cosas la pegó”. (Animales sueltos).

Jorge Lanata. “El gobierno es su peor enemigo…El discurso no lo tendría que haber dado Dujovne, lo tendría que haber dado Macri porque el problema no es económico, sino político, es un problema de confianza (…). La lógica es proteger al Presidente y por eso le recomiendan que no hable… Pero hay momentos en los que hay que hablar, y a la gente si le decís la verdad, te escucha. (…) Este gobierno se endeuda para afuera, pero no va a poder hacerlo durante mucho tiempo más. Es la historia argentina, siempre cada tanto se entra en default, esta película ya la vimos”. (PPP)

Alfredo Leuco: “Es el peor momento del gobierno (…). El FMI es mala palabra (…). El gobierno perdió credibilidad, confianza, imagen positiva y hasta de intención de voto. Además perdió iniciativa política. Corre detrás de los problemas y tiene soberbia”.

Marcelo Longobardi. “Hay una suerte de empecinamiento en llevar al país por la banquina. Un presidente empecinado en no hacer modificaciones de fondo que son las que requieren el momento. Esto es una modificación del enfoque político del gobierno y una modificación sustancial en el equipo de gobierno del presidente Macri (…) .Dujovne no es el ministro con la envergadura suficiente para manejar una situación de esta naturaleza. No se me ocurre que algún nivel de recuperación económica se produzca en un contexto político tan adverso”. (Radio Mitre).

Luis Majul. “Lo peor está por venir. (…). Si se mira con detenimiento cómo llegamos a un dólar de casi 30 o por qué la economía es la más vulnerable del mundo (…) le podría servir al gobierno para modificar de una vez por todas esa estrategia de comunicación que consiste en vender optimismo para ganar elecciones en vez de reconocer la profundidad de la crisis. La Argentina es uno de los estados que más se ha endeudado en el exterior para financiar un déficit fiscal crónico (…). Este gobierno, ¿va a continuar tirando de la cuerda con el aumento de tarifas o va a mostrar al fin algo de sensibilidad social y les va a pedir a las grandes empresas que asuman parte del costo? (…). Yo me atrevería a pedirle al gobierno que diga que estamos mal, muy mal (…) que reconozca, aunque sea duro, que lo peor está por venir, para prepararnos como corresponde y no seguir soñando sueños imposibles de que va a llegar un nuevo Messi en la economía o la política que nos va a salvar de un superajuste o una nueva hiperinflación” (La Cornisa).

Luis Novaresio. “Yo voté a Mauricio Macri. Soy de los pocos periodistas que lo dicen todo el tiempo. No por amor sino por descarte (…). Creo que Macri no satisfizo lo que esperábamos estos dos años y medio los votantes y la mayoría de los ciudadanos. Situación económica: ¿Mejoró? No. Circunstancia de transparencia institucional. ¿Es todo lo que reclamábamos? No”. (Podemos Hablar)

El Cohete a la Luna



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *