Trump en la ONU, “ambiguo e incongruente”

Imagen: Donald Trump, a solo unos metros de Evo Morales, recibió una contundente crítica del presidente boliviano

(Nueva York, 25 de septiembre) El presidente estadounidense, Donald Trump recibió críticas por su discurso porque rechazó el multilateralismo y se erigió como dueño del mundo, en una posición prepotente y demagoga.

El mandatario boliviano, Evo Morales, criticó a su par de EE.UU, negándole la posibilidad de hablar sobre libertad, prosperidad y paz a pesar de liderar una estrategia intervencionista en contra de la humanidad.

En su intervención en el 73 período de sesiones de la Asamblea General, Trump habló de seguridad, libertad, prosperidad y paz, pero su intervencionismo y capitalismo son políticas que van en contra del humanismo, escribió Morales en su cuenta en Twitter.

En otro mensaje por esa red social cuestionó las palabras del mandatario estadounidense contra el socialismo.

“Socialismo es distribución de riqueza; capitalismo es concentración de la misma”, dijo Morales en Twitter.

A su vez, el embajador boliviano ante la ONU, Sacha Llorenti, indicó que el discurso de Trump ante el plenario no sorprendió porque defendió “su lógica de rechazar el multilateralismo”.

Trump mostró una acción “absolutamente anacrónica de cómo tiene que encarar la humanidad los grandes desafíos”, refirió Llorenti desde la sede de las Naciones Unidas.

Medios de prensa estadounidenses criticaron también la intervención del republicano en el 73 período de sesiones de la ONU.

Muchos de estos calificaron su discurso de “ambiguo e incongruente” y destacaron su creciente aislamiento internacional.

Este martes el ministro para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, destacó la importancia que representa para los pueblos de la región mantener la unión y reforzar los lazos de integración ante las constantes agresiones del Gobierno de Estados Unidos.

 

 

“América Latina y el Caribe tienen el deber histórico de constituirse en un gran bloque de unión, integración, futuro y esperanza para sus pueblos” expresó Arreaza durante la XV Reunión de Ministros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

El encuentro que se llevó a cabo en el marco del 73ª período de sesiones de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, EEUU, el canciller indicó que es preocupante el discurso del presidente de Estados Unidos, Donald Trump en la sesión del organismo, que demuestra su intención contra los gobiernos que practican el multilateralismo.

“Es preocupante que el presidente Donald Trump en su discurso, haya retomado las banderas de una Doctrina anacrónica contraria al derecho internacional, a la carta de las Naciones Unidas, el multilateralismo para interactuar con nuestros treinta y tres Estados. Tenemos que defender a nuestra América de esas amenazas unilaterales”, dijo a través de un material audiovisual difundido en la red digital Twitter de la Cancillería venezolana.

Más temprano, Arreaza precisó que todas estas agresiones obedecen a un motivo electoral pues en noviembre próximo serán los comicios legislativos y Trump, por la necesidad de votos y aceptación arremete contra naciones como Venezuela y Cuba.

Mientras que en tono más arrogante que conciliador, el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, pidió al secretario general de la ONU, António Guterres, nombrar de común acuerdo un nuevo jefe para la Comisión Internacional contra la Impunidad (Cicig).

Morales expuso en su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas las razones que le llevaron en agosto último a anunciar que no renovaría el mandato del ente anticorrupción, con lo cual internacionalizó una crisis política que a lo interno lo señala, aunque nunca lo mencionó.

Como antes expuso en un mensaje a la nación, el jefe de Estado volvió a calificar a la Cicig de amenaza para la paz y la sociedad guatemalteca, y enumeró los argumentos que sustentaron la decisión de su Gobierno.

“Primero, porque violó la Constitución Política de la República, nuestras leyes y el acuerdo mismo de su creación, extendiéndose en su mandato, manipulando la justicia, atentando contra la presunción de inocencia y el debido proceso”, aseguró.

“Segundo, porque el comisionado (Iván) Velásquez se entrometió en asuntos internos del país, politizando la justicia y judicializando la política, abusos que han polarizado a la sociedad guatemalteca y han creado una atmósfera de inestabilidad que llega a vulnerar la seguridad nacional”, puntualizó.

Morales mencionó algunos casos internacionales e internacionales que a su juicio pusieron en duda el espíritu de la misión de la Cicig, a la que en resumen consideró “una amenaza para la paz por montar un sistema de terror en la sociedad”.

En su intervención, el gobernante volvió a insistir en lo que calificó como indiferencia y pasividad del Secretario General de la ONU ante los informes sobre las malas prácticas de la comisión y su representante, pero no mencionó la reciente respuesta de Guterres de mantener en el cargo a Velásquez ante un ultimátum de 48 horas.

“El ideal de Cicig lamentablemente se perdió en el marco de la burocracia de Naciones Unidas y en el culto a la persona, que por principio nunca debe ser mayor que la institución que representa”, afirmó desafiante.

“Guatemala ha actuado de buena fe en todo momento y mantiene su convicción de que las controversias pueden solucionarse en armonía, por medio del diálogo”, manifestó, pero su lenguaje dejó entrever lo contrario.

Desde que asumió en enero de 2016, esta es la tercera ocasión de Morales en el foro mundial y, como el pasado año, llega a la tribuna con un proceso de antejuicio en curso, solicitado por la Cicig y la Fiscalía guatemalteca, por financiamiento electoral ilícito durante la campaña de 2015.

Aunque el conflicto Gobierno-Cicig ocupó gran parte de sus palabras, también se refirió a las ventajas de la unión aduanera con Honduras, fortalecida este año con la incorporación de El Salvador, los resultados del referendo para resolver el diferendo territorial con Belice, y la lucha contra el narcotráfico.

Asimismo, agradeció a la comunidad internacional el apoyo brindado tras la erupción del volcán de Fuego en junio último.

Desde que asumió el cargo en enero de 2016, esta es la tercera intervención de Morales en el foro mundial y, como el pasado año, tiene en el Congreso un proceso de antejuicio por financiamiento electoral ilícito durante la campaña de 2015 que lo llevó al poder.

Radio Habana, Cuba

Descargar Discurso de Evo Morales Ayma, Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, durante el debate general del 73° período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *