Una década sin el «Loco César»

Homenajes en Tucumán, Campo de Mayo, en Abuelas entre otros.

En el marco del décimo aniversario del fallecimiento de Juan Carlos Scarpati, destacado dirigente del peronismo revolucionario, desde diversas organizaciones se realizarán recordatorios en diferentes puntos del país.

Entre los homenajes que se realizarán, se destaca el tradicional Locro Tucumano, que se hará el 18 de agosto en el Club Tucumán Central. El 24 se hará el ingreso al Campito –el que fuera el Centro Clandestino más grande de la Argentina, por el que pasaron más de 5000 detenidos – desaparecidos, muchos de ellos militantes del PRT – ERP y Montoneros provenientes de la Columna Norte-, también se realizará uno en la mítica Casa de la Memoria Jorge Nono Lizaso y en universidades nacionales.

Abuelas de Plaza de Mayo promueve una recopilación de material sobre El Campito con motivo de quien fuera el testigo que permitió encontrar el lugar exacto del Campito y la recuperación del Nieto 101: Francisco Madariaga Quintela.

Juan Carlos Scarpati era conocido como el Loco César y también como Cacho, tanto en la vida cotidiana como en los Diarios de Emilio Renzi, -aquel libro escrito por su amigo Ricardo Piglia. Militaba en los primeros años ’70 en el Movimiento de Bases Peronistas en Mar del Plata; fue parte del debate interno de las FAP-PB entre «oscuros» -que apoya- e «iluminados». En 1973 se incorpora a Montoneros, donde alcanzó el grado de oficial mayor. En esa organización tuvo responsabilidades en Mar del Plata, Zona Centro de la provincia de Buenos Aires, La Plata y finalmente en el Prensa del Área Federal.

En 1977 lo embosca una patota del Ejército en Capital Federal. Entabla combate y, después de recibir nueve balazos, es secuestrado. Lo llevaron a Campo de Mayo; fue torturado e interrogado por los servicios de Inteligencia del Ejército y la Marina durante cinco meses hasta que logra fugarse.

En España es donde comienza a dar testimonio de las atrocidades de la dictadura y ya en la Argentina fue el testigo principal en la Causa Campo de Mayo, su declaración permitió detectar la localización del Centro Clandestino de Detención “El Campito”; al respecto, el representante del Poder Ejecutivo se detuvo en el caso Scarpati. “un verdadero héroe que permitió echar luz sobre el pozo negro de Campo de Mayo, el más grande de los centenares de centros clandestinos del país, por el que pasaron más de cinco mil personas”(…)” la valentía de Cacho Scarpati, que logró recuperarse después de recibir ocho balazos, simuló colaborar para poder acceder a todos los rincones de Campo de Mayo y, luego de fugarse, permitió conocer el funcionamiento interno, saber de muchos cautivos que luego desaparecieron, y echó luz sobre los victimarios”. (Declaraciones de Ciro Annichiarico, abogado de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación en la Megacusa Campo de Mayo, a Página 12 , 4 de febrero de 2010)

En 1979 co-elabora un documento crítico y autocrítico de la experiencia de las organizaciones político-militares de la década del ’70, el cual es asumido como documento fundacional por la Agrupación Eva Perón en el exilio y por el Peronismo 26 de Julio, organización que funda en 1985 en la Argentina.

Dice Marisa Sadi, en El caso Lasnoscou “el camino que transitó Scarpati después de la tormenta, era un camino a contramano de la inercia y de la descomposición que sobrevinieron a la derrota y ese camino de coherencia le agregaba suficientes puntos a los méritos que Scarpa ya traía del pasado.”

PERONISMO 26 DE JULIO

 

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *