Una llamarada hacia un paro nacional

Por El Cohete a la Luna

Miles de docentes movilizados a Plaza de Mayo

“Los docentes tenemos que ser ese viento que ayude a encender una llamarada para construir un paro nacional”, dijo Sonia Alesso en el cierre del acto frente a la Casa Rosada ante más miles de docentes movilizados desde todo el país, que los organizadoras calcularon en unas 400.000 personas. Durante la jornada de paro nacional convocada bajo la sombra del FMI, las paritarias pendientes y represión a los trabajadores del Subte, los docentes convocaron a la unidad y a la articulación con los gremios para convocar a un paro nacional para frenar el ajuste. “Con nosotros solos no alcanza”, insistió la secretaria general de CTERA. “Unidad de los trabajadores. A continuar la lucha, a no bajar los brazos, con más unidad y más organización”.

La multitudinaria marcha a la Plaza de Mayo cerraba además la conmemoración de los 30 años de la Marcha Blanca, y un petitorio con los mismos reclamos que entonces. “Marchamos en nombre de nuestrxs 700 maestros detenidos y asesinados y de Carlos Fuentealba”, dijo. “Nos quieren volver a meter para adentro. Quieren que dejemos de pensar en los grandes destinos nacionales para que discutamos uno o dos temas. La discusión es sobre el modelo educativo, el modelo para esta Patria. Por eso gritamos Patria SI, Colonia NO. ¿Donde está Finnochiaro? ¿Dónde está la política educativa del gobierno? Nosotrxs queremos fortalecer la Educación Pública. Nosotrxs reivindicamos la paritaria nacional docente y el financiamiento educativo. Fuimos, somos y seremos un Sindicato dispuesto a luchar en defensa de nuestros Derechos y a construir la unidad de clase para vencer este modelo”.

Sobre el palco se sucedieron los y las dirigentes sindicales de los gremios docentes que centraron sus críticas sobre el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. Expresaron su rechazo a las negociaciones con el FMI con palabras del secretario general de Suteba, Roberto Baradel, quien ahí mismo le entregó el micrófono al dirigente de los metrodelegados Roberto Pianelli. Pianelli agradeció la “solidaridad” de los docentes tras la represión del miércoles y la detención de 16 trabajadores. “Gracias porque ustedes les enseñan a nuestros hijos a ser dignos, a no bajar los brazos y no aceptar que nos bajen los salarios”, dijo. “Más tarde o más temprano vamos a ganar, y el FMI no va a poder con nosotros”.

Para los dirigentes se trató de una jornada histórica. Los gremios comenzaron a marchar el 21 de mayo desde los distintos lugares para llegar a Buenos Aires. Hubo columnas de CTERA, DAC y SADOP, cinco columnas del NOA, NEA, Cuyo, Sur Este y Sur Oeste que confluyeron al mediodía a la Plaza ahora enrejada y a la que ingresaron por Diagonal Norte, Diagonal Sur y Avenida de Mayo vestidos con guardapolvos blancos. Entre las exigencias puntearon: paritaria nacional, la resolución de los conflictos provinciales, una nueva Ley de Financiamiento Educativo, la defensa de los institutos superiores, mostrar oposición a los techos salariales y denunciar el acuerdo con el FMI.

“Nos solidarizamos con los trabajadores del Subte, de Cresta Roja, de Astilleros Río Santiago y con todos aquellos que están en conflicto”, dijo Baradel. “A la gobernadora Vidal, le pedimos menos sets televisivos y mas gestión, más escuelas, más hospitales, más conurbano e interior, más provincia de Buenos Aires. Si realmente quiere resolver el conflicto, que convoque a los docentes y ofrezca un salario digno. Seguiremos luchando por la unidad de la clase trabajadora para realizar el paro general contra el FMI y contra las políticas de ajuste”.

Los afiliados del SADOP se concentraban en Avenida de Mayo y 9 de Julio, donde la titular de la seccional porteña, Alejandra López, reclamó la “reapertura de la mesa de condiciones salariales y laborales” en la ciudad de Buenos Aires. Desde Carlos Pellegrini y Corrientes, docentes neuquinos llevaban carteles con consignas contra el gobierno nacional y la administración del gobernador Omar Gutiérrez, del Movimiento Popular Neuquino (MPN). A ellos se sumaban también trabajadores de la avícola Cresta Roja y, también, se integraban a la marcha metrodelegados. Hubo movilizados de la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU), la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN), la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) y agrupaciones estudiantiles.

El Cohete a la Luna



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *