Abuelas de Plaza de Mayo anunció una nueva restitución de identidad

Abuelas de Plaza de Mayo anunció este jueves una nueva restitución de identidad de un nieto, el 131. Se trata del hijo de Lucia Nadín y Aldo Hugo Quevedo, nacido en cautiverio y que hoy tiene 44 años.

«Como si el fin de año se hubiera empeñado en cumplir deseos, luego de casi tres años, volvemos a celebrar el hallazgo de un nuevo nieto, el 131. Otra vez confirmamos que los casi 300 hombres y mujeres que viven con su identidad falseada están entre nosotros, y nos volvemos a ilusionar con un 2023 con más restituciones», manifestó la organización de derechos humanos en un primer comunicado

La propia Estela dio detalles de la restitución de identidad del nieto 131 en una conferencia de prensa que ofreció en la Casa por la Identidad en el Espacio Memoria y Derechos Humanos, ubicado en avenida del Libertador 8151, en el barrio porteño de Núñez.

Así, contó que «Lucía estaba embarazada de dos o tres meses cuando fue secuestrada» y sostuvo que «hay sospechas de que el parto podría haberse producido en la Escuela Mecánica de la Armada de la Esma. La búsqueda la hace la familia, que no sabía que Lucía estaba embarazada», manifestó Carlotto.

En esa línea, contó que «la denuncia formal la realizó el movimiento ecuménico de Mendoza y fue la CONADI a partir del 23 de junio de 2004 que logró confirmar el embarazo de Lucía. En abril de 2019 se presentó la denuncia ante la Justicia. El 14 de septiembre (de este año) la Justicia logró localizarlo y lo invitó a realizarse los estudios genéticos», señaló la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo.

En ese contexto, manifestó que «ayer (miércoles) el Banco Nacional de Datos Genéticos comunicó que es el hijo de Lucia y Aldo», en alusión al nieto restituido, quien no se encontraba presente en la conferencia de prensa: nació en en 1977 y tiene 44 años.

La historia de Lucia Nadín y Aldo Hugo Quevedo, los padres del nieto 131

El hombre, de 44 años, nació durante el cautiverio de su madre, quien fue retirada del centro clandestino de detención El Banco y se sospecha que podría haber sido llevada a la ESMA para dar a luz.

Tiempo Argentino