Déjà vu (Otra vez)

Por David Brooks

Imagen: El premier iraquí, Mohamed Shia Sudani, visitó ayer en un hospital de Bagdad a soldados heridos en una ofensiva de Estados Unidos el fin de semana. El presidente Joe Biden ha extendido la guerra en Medio Oriente. En sólo un día bombardeó más de 85 objetivos en Siria e Irak, en represalia a un ataque en Jordania en el cual murieron tres soldados estadunidenses. Foto Afp/Oficina de prensa del premier de Irak.

«Nos gusta la guerra. Nos gusta la guerra porque somos buenos en eso. ¿Saben por qué somos buenos? Porque tenemos mucha práctica. Este país sólo tiene poco más de 200 años de edad y ya hemos tenido 10 guerras mayores; una cada 20 años. Entonces ¡somos buenísimos en eso!… Y qué bueno, porque ya no somos buenos para hacer otras cosas… no podemos fabricar un buen automóvil o una tele. Ya no tenemos una industria siderúrgica. Los jóvenes no pueden obtener una buena educación, no podemos ofrecer atención medica para nuestra gente vieja, pero ¡sí podemos bombardear y dejar hecho mierda a tu país! Eso sí, y especialmente si tu país está lleno de gente morena, ese es nuestro nuevo pasatiempo, nuestra nueva tarea en el mundo, bombardear a morenos: Irak, Panamá, Granada, Libia… Si tienes a gente morena en tu país, diles que tengan un chingo de cuidado porque los vamos a bombardear maldita sea. ¿Quién recuerda la última vez que bombardeamos a gente blanca..? Los alemanes, pero eso fue sólo porque querían parte de nuestro negocio, querían dominar al mundo. Ni madres, eso nos corresponde a nosotros». Fragmento de uno de los actos del gran comediante George Carlin hace más de 20 años.

UNA vez más este país está en guerra. El presidente Joe Biden ha ampliado la guerra en Medio Oriente mientras declara todo lo contrario: «Estados Unidos no busca conflicto en Medio Oriente o cualquier otro lugar en el mundo. Pero que todos aquellos que podrían buscar hacernos daño, entiendan esto: si le hacen daño a un estadunidense, responderemos», declara, mientras sus voceros aseguran que todo esto es para «prevenir» más conflicto en la región (¿Por que será que nadie le cree a los políticos?).

Después de un ataque con dron contra una base estadunidense en Jordania hace una semana, que dejó tres militares estadunidenses muertos, el comandante en jefe ordenó en represalia bombardeos contra más de 85 objetivos en Siria e Irak en un solo día, seguido por otra ola de ataques contra objetivos en Yemen este fin de semana. La Casa Blanca afirmó que los objetivos son sitios donde operan milicias apoyadas por Irán, al que responsabiliza por el ataque contra su base.

Biden fue preguntado si él consideraba si Irán era culpable de las muertes de los tres soldados, y el mandatario respondió: «sí los responsabilizo en el sentido de que estaban suministrando las armas a la gente que lo hizo». Así, sin darse cuenta, el presidente había ofrecido una confesión para los que acusan que Estados Unidos es cómplice de la guerra de Israel contra los palestinos, ya que su gobierno está suministrando armas para llevar a cabo ese crimen con un saldo no de tres, sino de casi 30 mil muertos.

Estados Unidos mantiene aproximadamente 750 bases u otras instalaciones militares en por lo menos 80 países, según cálculos del profesor David Vine, de American University y cofundador de una coalicion dedicada al tema; más bases que cualquier otro país o imperio han tenido en toda la historia.

¿Por qué? La justificación es la de siempre: lo que llaman «defensa nacional» junto con otra cosa más ambigua: «el interés nacional». O sea ¿lo nacional para Estados Unidos es nada menos que lo mundial?

La cúpula política estadunidense sigue abriendo frentes de guerra no sólo en Medio Oriente, sino ahora con su gran nostalgia de guerra fría contra Rusia y China, como también contra los «invasores» en la frontera (muchos de ellos buscando refugio de políticas bélicas estadunidenses) y la incesante «guerra contra las drogas», entre otras. «El país más violento en el mundo desde 1950 es Estados Unidos», declaró Jeffrey Sachs en 2022 en el Foro sobre Democracia en Atenas (fue callado por el moderador).

Este tema ha sido demasiado visitado en esta columna y da rabia y tristeza tener que regresar a esto, pero ni modo, como dijo el gran sabio beisbolista Yogi Berra: «es déjà vu otra vez».

Eddie Vedder. Masters of War (de Bob Dylan). https://www.youtube.com/watch?v=dwa2jK0xglk;

La Jornada