Detiene EE.UU. a sospechoso de filtrar documentos secretos del Pentágono

Los papeles revelan espionaje a aliados de Washington

Jack Douglas Teixeira, de 21 años, es un integrante de la Guardia Nacional Aérea de Massachussetts // Fue localizado por medio del «rastro de evidencia digital» dejado.

Ilustración creada con la fotografía de Teixeira sobre una imagen del Pentágono. Agentes de la FBI detuvieron ayer al sospechoso de haber filtrado secretos confidenciales del gobierno estadunidense. Foto Afp

(Ap, Afp, Reuters y The Independent) Washington. Un miembro de la Guardia Nacional Aérea de Massachusetts fue arrestado ayer en relación con la filtración de documentos altamente confidenciales sobre la guerra en Ucrania y otros temas prioritarios de seguridad nacional, una infracción alarmante que ha generado nuevas interrogantes sobre la capacidad de Estados Unidos para resguardar sus secretos más delicados.

Transmitido en vivo por las cadenas de televisión, el arresto de Jack Douglas Teixeira, de 21 años, fue la culminación de una investigación de una semana, alimentada por una cobertura mediática frenética, sobre una de las filtraciones de información sensible más dañinas desde la divulgación de documentos de la Agencia de Seguridad Nacional en 2013 por parte de Edward Snowden.

Estados Unidos mantiene el mismo patrón para espiar. Hace 10 años quedó evidenciado que hizo seguimiento a sus aliados, al grado de intervenir el teléfono de la entonces canciller alemana Angela Merkel, además de funcionarios de Francia, Suecia y Noruega, entre otros, y ahora lo ha hecho con el propio mandatario ucranio, Volodymir Zelensky, y altas autoridades de Israel, Corea del Sur, Turquía, Egipto, Emiratos Árabes Unidos e incluso el secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Antonio Guterres, a quien consideró blando ante Rusia tras la invasión a Ucrania.

El presidente Joe Biden se refirió a las filtraciones durante su visita a Irlanda y dijo que estaba «preocupado», pero pareció descartar cualquier riesgo inmediato.

En conferencia de prensa, el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, identificó al sospechoso como Jack Douglas Teixeira, también líder de un grupo de chat en línea, donde le gustaba jugar y rezar y donde aparecieron por primera vez los documentos secretos.

La diferencia de Snowden y Teixeira es que el primero realizó las filtraciones por un compromiso ideológico, alarmado ante las acciones agresivas de Estados Unidos y sus violaciones a los derechos humanos, mientras el segundo lo hizo sólo para impresionar a sus compañeros de chat.

Aprehensión sin incidentes

Teixeira fue detenido «sin incidentes» por agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), «en relación con una investigación sobre la supuesta extracción, retención y transmisión no autorizada de información clasificada de defensa nacional«, dijo Garland.

La investigación se basó en un rastro de evidencia digital que dejó Teixeira al postear los documentos en las redes sociales, efectuado por la FBI.

Imágenes de la operación en North Dighton, en Massachusetts, mostraron al sospechoso, vestido con pantalones cortos rojos y una camiseta, con las manos detrás de la cabeza, retrocediendo lentamente hacia los agentes con ropa de camuflaje y fuertemente armados que lo detuvieron.

La Oficina de la Guardia Nacional de Estados Unidos dijo que Teixeira se alistó en septiembre de 2019 y es un especialista en tecnologías de la información y comunicaciones que alcanzó el rango de aviador de primera clase, el tercero más bajo para el personal de la fuerza aérea.

Teixeira deberá comparecer hoy en el tribunal federal para el Distrito de Massachusetts.

Según el fiscal del Departamento de Justicia de seguridad nacional de la firma Morrison Foerster, Brandon van Grack, «la pena para Teixeira podría sumar hasta 10 años», informó The Independent.

El sitio web de investigación Bellingcat y The New York Times fueron los primeros en identificar públicamente a Teixeira, minutos antes de que funcionarios federales confirmaran que era objeto de interés en la investigación. Informaron del rastreo de perfiles en otros sitios más oscuros vinculados a Teixeira

El Pentágono dijo que la filtración presenta un riesgo «muy grave» para la seguridad nacional de Estados Unidos, y el portavoz Pat Ryder la calificó ayer de «acto criminal deliberado».

El Departamento de Defensa está «examinando y actualizando las listas de distribución, evaluando cómo y dónde se comparte el material de inteligencia», dijo Ryder a periodistas.

CNN informó que el Pentágono empezó a limitar quiénes en el gobierno recibirán los resúmenes diarios de información clasificada.

La cacería

El arresto de Teixeira se produjo un día después de que The Washington Post informó que un hombre que trabajaba en una base militar estadunidense publicó cientos de páginas de documentos en la plataforma de redes sociales Discord.

Según The New York Times, un «rastro de evidencia digital» señaló a Teixeira como el líder del grupo de chat privado en Discord, llamado Thug Shaker Central, donde aparecieron los documentos.

En Thug Shaker Central participaban un poco más de 20 entusiastas que hablaban acerca de sus armas favoritas y compartían memes y bromas, algunas de ellas racistas. En el grupo también había una conversación en curso sobre guerras, entre ellas la invasión rusa a Ucrania.

En artículos previos de The Associated Press, el autor de la filtración fue identificado como «el OG» por un miembro de un grupo de chat en línea en el que Teixeira y otras personas publicaron durante años. El miembro del grupo de chat se negó a dar su nombre a Ap, alegando preocupación por su seguridad personal.

La persona que habló con Ap dice que «el OG» –que ayer reconoció que era Teixeira– era un cristiano practicante que hablaba de Dios con frecuencia y oraba con miembros del grupo de chat.

Datos delicados sobre ofensiva de Kiev

La filtración reveló la inquietud de Estados Unidos sobre la viabilidad de una próxima contraofensiva de las fuerzas de Kiev contra las tropas rusas, así como preocupaciones sobre las defensas aéreas ucranias, y señaló que Washington está espiando a sus aliados. También reveló rumores acerca de que el presidente ruso, Vladimir Putin, está recibiendo quimioterapia, informó The Independent.

El presunto filtrador, que se hacía llamar «OG», publicaba regularmente documentos en el grupo de chat Thug Shaker Central desde hacía meses, según los informes de prensa.

El grupo de unos 24 miembros, incluidas personas de Rusia y Ucrania, se unió por su «amor mutuo por las armas, el equipo militar y Dios» y formó un «club sólo por invitación en 2020 en Discord», dijo el Post, que al igual que el Times citó a integrantes de Thug Shaker Central no identificados.

OG relató a los miembros del grupo que pasaba parte del día «dentro de una instalación segura que prohibía los teléfonos celulares y otros dispositivos electrónicos», publicó el Post.

Primero transcribió el contenido de los documentos clasificados para compartir con el grupo, pero luego comenzó a tomar fotos y les dijo a otros miembros que no las compartieran, informó el periódico.

OG tenía una «visión oscura del gobierno» y «hablaba de Estados Unidos, de las fuerzas del orden y la comunidad de inteligencia, como una fuerza siniestra que buscaba reprimir a sus ciudadanos y mantenerlos en la oscuridad«, informó el Post, al citar a uno de los miembros del grupo.

Un portavoz de Discord declaró a Afp que la seguridad de los usuarios es una prioridad y que el contenido que viola sus políticas puede resultar en la prohibición de personas, el cierre de servidores y en alertas a la policía.

Según The Independent, se cree que un miembro llamado Lucca posteó docenas de imágenes de documentos a otro servidor de Discord afiliado con el YouTuber wow_mao el 28 de febrero. De ahí pasaron a Minecraft Earth Map forum el 4 de marzo, hasta llegar a la plataforma 4chan y a los canales del Telegram ruso como Donbas Devushka antes de terminar en Twitter el 5 de abril.

La Jornada