«Es una muestra de incapacidad o de complicidad del Gobierno al no ponerle un límite a los grupos económicos»

El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció la recompra de mil millones de dólares de deuda externa. Hugo «Cachorro» Godoy, Secretario General de ATE y de la CTA, cuestionó fuertemente la medida. «Es un barniz, porque la única intención que tiene es seguir dando señales a los grandes grupos económicos y a los sectores financieros, en esta oportunidad, de comprar deuda y supuestamente desendeudarnos», expresó.

«En realidad, más allá del discurso del Gobierno, lo que se demuestra es que se siguen utilizando recursos que se generan con el trabajo de los argentinos para el pago de la deuda, en vez de utilizarlos para la reactivación y distribución de la riqueza», apuntó.

En esa línea subrayó que «en el mientras tanto, los salarios de los trabajadores y trabajadoras, y las condiciones laborales siguen empeorando, y el Gobierno sigue siendo incapaz de ponerle un freno a los grupos formadores de precios y a los que fugan divisas de manera descontrolada hacia afuera del país».

«Este anuncio es una muestra de incapacidad o de complicidad del Gobierno al no ponerle un límite a los grupos económicos», sentenció el dirigente sindical. «La especulación financiera, con el valor de las divisas extranjeras y el descontrol de precios que sigue dominando en Argentina claramente no se podrá controlar con concesiones a esos grandes grupos».

Como alternativa, desde ATE y la CTA plantean que se deben tomar «medidas más firmes por parte del Estado, con participación protagónica de los sectores populares, fundamentalmente de los movimientos sociales y sindicales, de las pequeñas y medianas empresas, y del movimiento cooperativo». Esto es algo que «el Gobierno no hace», indicó Godoy, «renunciando así a la capacidad de construir fuerza para apoyarse en los sectores populares en lugar de en los sectores trasnacionales que siguen beneficiándose con la crisis», pero además, «incumpliendo con los compromisos y con el mandato con el que asumió en 2019».

«Cuando está en el final de su mandato sigue postergando sus principales responsabilidades que eran terminar con el hambre, investigar la deuda externa y no seguir condicionando los destinos del país a esta deuda impagable», remató el dirigente. «Es una muestra de incapacidad o de complicidad del Gobierno al no ponerle un límite a los grupos económicos»

Prensa CTA

Deja una respuesta

Please visit our sponsors | Por favor visita nuestros esponsores

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *