Escenas históricas levemente concatenadas

Dos mil ochenta y seis años después del enfrentamiento entre los senadores romanos Cicerón y Catilina, en la Argentina, ante un plan de negocios para las grandes empresas, e inspirados en la famosa primera frase pronunciada por Cicerón, cabe preguntarse: «¿Hasta cuándo abusarás, Milei, de nuestra paciencia? ¿Hasta cuándo esta locura tuya seguirá riéndose de nosotros?»

Por Hugo Presman*

Ilustración: Nicolás Daniluk/portal El Editor.

I

Año 63 antes de Cristo. Foro Romano. Enfrentamiento entre dos senadores. Cicerón le dice: «¿Hasta cuándo abusarás, Catilina, de nuestra paciencia? ¿Hasta cuándo esta locura tuya seguirá riéndose de nosotros? ¿Cuándo acabará esta desenfrenada osadía tuya?»

Dos mil ochenta y seis años después, en la Argentina, ante un plan de negocios para las grandes empresas y la tupacamarización de los recursos naturales, inspirados en Cicerón cabe preguntarse: «¿Hasta cuándo abusarás, Milei, de nuestra paciencia? ¿Hasta cuándo esta locura tuya seguirá riéndose de nosotros?»

II

Espectáculo ante el emperador romano Claudio, año 52 después de Cristo. Los gladiadores se acercan y le dicen: «Ave Cesar, los que van a morir te saludan».

1971 años después, lentamente, un porcentaje creciente de los catorce millones, quinientos mil ciudadanos que votaron a Javier Milei, sienten o sentirán que pueden ser los émulos locales de aquellos gladiadores.

III

En medio de un ajuste sin precedentes, con inflación del 30% mensual y los sueldos y las jubilaciones congeladas, con angustia e incertidumbre en millones de hogares, Luis Caputo, el creador del bono a 100 años, el de la toma de los 45 mil millones de dólares del FMI que se utilizaron para la fuga de los capitales especulativos, envía un saludo de fin de año: «Feliz Navidad para todos. Gracias por el sacrificio y por el apoyo que se siente más que nunca».

Navidad de 1977. Otro escenario. La ESMA. Incomparable en los niveles de crueldad.

«El 24 de diciembre llevaron a Loli Ponce y a los otros presos a una sala donde no habían estado nunca. Asombrados, vieron una larga mesa tendida. Vieron manteles, platos de porcelana, cubiertos y botellas de vino. Después llegaron los manjares. Era la cena de Nochebuena. Habían sido torturados y no ignoraban que los torturarían al día siguiente. Apareció el almirante Massera y les deseó Feliz Navidad. Los que terminarían siendo desaparecidos, pudieron quitarse las capuchas, brindar y hacer regalos a otros presos, antes que los volvieran a encadenar y encapuchar. «En esa situación surrealista, esa noche Loli me regaló un medallón con una carita que había tallado en madera balsa. Todavía la conservo, dice la sobreviviente Graciela Daleo» (Nota de Walter Goobar 17-03-2004)

IV

Quinta de Olivos. Diciembre de 1989. «- ¿Las cenas son siempre iguales? – preguntó Zulema Yoma al personal de la residencia de Olivos.

–Cambia el menú. Cambian los presidentes. Lo que nunca cambian son los invitados- fue la respuesta.» (Horacio Verbitsky Página12, 1-11-2009)

Treinta y cuatro años después, con el nuevo presidente instalado en la Quinta Presidencial de Olivos, no será el inquilino de los que lo votaron, sino de AEA, de la Sociedad Rural, de Paolo Rocca, de Héctor Magnetto, de Marcos Galperín, del embajador norteamericano, de Elon Musk. En el 2003, en la mesa de Mirta Legrand, Néstor Kirchner, en aquel remoto pasado, supo decir: «Hay algunas corporaciones que están acostumbradas a tener, en vez de un presidente, un gerente de sus intereses.»

V

Buenos Aires, 1945. Perón recibe al embajador norteamericano Spruille Braden. El empresario yanqui le hace una oferta que termina con: «Créame señor presidente, que si usted hace todo esto será muy bien considerado en mi país». El Coronel Perón le contesta: «Vea señor Embajador: a mí no me interesa ser muy bien considerado en su país al costo de ser un hijo de puta en el mío».

Buenos Aires, 14 de agosto del 2023. El periodista Eduardo Feinmann entrevista a Javier Milei. A la pregunta sobre política internacional, Milei responde: «Mis aliados son EE. UU. e Israel, con todo lo que ello implica. Al punto tal que a Israel lo considero tan aliado que he dicho que voy a mudar la embajada de Tel Aviv a Jerusalén.»

VI

Argentina, primavera invernal de 1955. «El 25 de septiembre de 1955 – recuerda Miguel Gazzera- el General Lonardi concedió una audiencia a lo que quedaba de la conducción de la CGT. Los compañeros estaban en la antesala cuando por allí pasó un marino. Se detuvo, les preguntó quiénes eran y qué esperaban. Respondida la pregunta, los miró detenidamente y les hizo explotar esta sentencia: «Sepan ustedes que la revolución libertadora se hizo para que en este país el hijo del barrendero, muera barrendero. Era el Contraalmirante Arturo Rial» («Peronismo, autocrítica y perspectiva» de Miguel Gazzera, Pagina 64, citado por Norberto Galasso en «Cooke: de Perón al Che. Una biografía política» Página 51.)

Sesenta y ocho años después, el presidente Milei considera que la justicia social es la nueva barbarie, es una aberración. «La justicia social trata de modo desigual a los individuos frente la ley. A un individuo le saca por la fuerza, es un robo, y se lo da a otro. La equidad es aún más monstruosa porque el gobierno le estaría dando a cada uno lo que a él le parece.»

VII

Allá en los lejanos 1949 / 1950, Eva Perón, que conoció de pequeña y adolescente la pobreza y la discriminación extrema y nunca lo olvidó porque quedó grabado en forma indeleble en su piel y en su corazón, expresó: «Donde hay una necesidad nace un derecho».

Junio del 2022. El escenario es la Universidad de Chile. El orador, el Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina, Carlos Rosenkrantz quien sostuvo: «Hay una afirmación que yo veo como un síntoma innegable de fe populista y en mi país se escucha con frecuencia, según la cual detrás de cada necesidad debe haber un derecho… No puede haber un derecho detrás de cada necesidad porque no hay suficientes recursos para satisfacer todas las necesidades».

Buenos Aires, cierre de campaña de La Libertad Avanza, noviembre del 2023, finalizando su discurso de cierre, el candidato Javier Milei grita: «Venimos a terminar con el verso de que donde hay una necesidad nace un derecho, porque es mediante ese sistema que aumentan el gasto público, los impuestos, toman deuda y cuando ya no pueden más le dan a la maquinita».

Rosenkrantz y Milei. El hilo de Ariadna que une al Poder Judicial, el Poder Económico y servidores incondicionales como Javier Milei. Cuando la Corte Suprema de Justicia de la Nación abre las persianas del cuarto piso, tiene enfrente la Plaza Lavalle, y el Monumento al «sable sin cabeza», como una indicación precisa: entre el fusilador y el fusilado, entre el poderoso y el líder popular, conocido como «el padrecito de los pobres», un mensaje más que implícito ante quién deben inclinarse y a favor de quién fallar.

VIII

Rosario, febrero del 2012. Mientras habla la intendenta Mónica Fein, una militante le grita a Cristina Fernández «¡Vamos por todo!», que la presidenta repite lo que sólo se percibe por el movimiento de los labios. «Una crónica de La Nación de un año después, 27 de febrero del 2013, consigna: «Vamos por todo, por todo», pudo leerse en los labios de la presidenta Cristina Kirchner un año atrás. Le hablaba a la militancia del Frente Para la Victoria en un acto en conmemoración del primer izamiento de la bandera nacional por Manuel Belgrano, en Rosario. Aunque no tenía el micrófono abierto, las palabras pudieron interpretarse claramente y la frase sin sonido quedó grabada como consigna del oficialismo».

Eso fue un terremoto. Los editorialistas de La Nación y Clarín se rasgaron las vestiduras ante la posibilidad de una dictadura. Mauricio Macri declaró: «Me queda claro lo que quería decir la Presidenta cuando dijo: «Vamos por todo». Ella quiere un modelo chavista, de pensamiento único».

José Manuel de la Sota declaró: «El «vamos por todo es nazismo».

Roberto Lavagna afirmó: «Frente a un gobierno que dice «vamos por todo», la respuesta tiene que ser un acuerdo firme del resto de los actores políticos para que la Constitución se cumpla. Este gobierno termina en 2015 y eso no admite discusión alguna».

Federico Pinedo, apuntó: «Este fue el año en que el kirchnerismo optó por el autoritarismo y decidió cargarse las instituciones democráticas bajo el lema «vamos por todo». Hoy es un gobierno que está muy lejos de la gente y que dedica muchos recursos y energías a peleas de poder».

El diputado Gerardo Milman sostuvo que «el gobierno pretende una reforma Constitucional que les garantice la re-re-elección, la anulación del Poder Judicial y los medios de comunicación en manos del Gobierno». En tanto que Patricia Bullrich y Juan Pablo Arenaza (Unión por Todos) expresarán sus críticas con una propuesta que titularon irónicamente «Nosotros sí oímos».

El editorialista de Clarín, Eduardo Van Der Kooy escribió: «Claro que al kirchnerismo no hay que pretender entenderlo desde la política. La psiquiatría es también una buena fuente de orientación» (Es el mismo que tituló, cuando asumió Mauricio Macri: «No se fue un gobierno, se fue un régimen»).

Argentina, diciembre del 2023, enero del 2024: el presidente Javier Milei, por un DNU con 366 artículos, deroga 41 leyes y son más de 300 normas entre las derogadas y las modificadas total o parcialmente. Desde la derogación de la ley de alquileres a la ley de abastecimiento, desde la ley de Compre Nacional a la ley de promoción industrial, desde la que impide la privatización de las empresas públicas a la modificación del Código Civil y Comercial, hasta la eliminación de las restricciones de precios a la medicina prepaga, entre tantas otras.

La ley ómnibus es un megaproyecto de 351 páginas con más de 664 artículos que es un virtual cierre del Congreso al delegar sus funciones al Poder Ejecutivo.

Ante este «vamos por todo» de Milei y el poder económico concentrado han escrito:

Pablo Mendelevich, La Nación 28-12-2023: «Tal vez sea más fácil expresarlo por la negativa: estos dos instrumentos legales sumados liquidan de raíz el modelo peronista que desde hace casi ochenta años rige la vida argentina (o como mínimo la impregna).»

Morales Solá, La Nación 24-12-2023: «ANTE EL CAMBIO MÁS GRANDE QUE SE RECUERDE» «Cuando cambió el ecosistema, los dinosaurios no sabían que acababa de comenzar el período de su extinción. Tal vez algo de eso haya sucedido en la noche del miércoles pasado cuando Javier Milei anunció por decreto de necesidad y urgencia la mayor desregulación de la economía que se recuerde. Carlos Menem y Domingo Cavallo hicieron una importante desregulación en los años 90, pero la economía no había vivido todavía la vasta experiencia reguladora del kirchnerismo».

Ricardo Kirschbaum, Clarin 31-12-2023: «Simplemente, que la gente pueda olfatear una inflación más o menos normal, le dará crédito al presidente libertario que con una fórmula del siglo XIX aparece como moderno transformando en antiguas las propuestas no sólo las del gobierno anterior, sino de casi todos, por no decir de todos los anteriores de los últimos cien años.»

Mauricio Macri no teme por este «vamos por todo» muy explícito, no implícito como el otro, y declaró: «Respaldo la medida y le pido a la oposición que lo acompañe y actúen con responsabilidad y grandeza que requiere este momento».

Las cámaras empresarias viven un momento soñado. Ninguno de los beneficiarios teme por reducir los tres poderes a dos y que el ejecutivo pueda disponer de su poder delegado a discreción. Los republicanos de cartulina, los demócratas farsescos que temían ir hacia Venezuela, ahora tienen la marcha a ritmo acelerado de la peor versión de su fantasma y que los lleva a tener relaciones más que carnales con EE. UU. e Israel.

El constitucionalista Andrés Gil Dominguez en Perfil del 6 de enero, escribió al respecto bajo el título «Un modelo de sustitución del Congreso»: «Muy lejos quedarían los ideales de Juan Bautista Alberdi, de los padres fundadores de 1853-60 y de los convencionales constituyentes de 1994 (entre los que se encuentran los jueces de la Corte Suprema Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda) si se concretase este nuevo diseño de poder que habilitaría al próximo presidente o presidenta a reconfigurar en su totalidad el sistema normativo argentino a través de una suerte de reforma constitucional encubierta sin tener que recurrir al procedimiento previsto por el artículo 30 de la Constitución argentina.»

El republicano y gorila Fernando Iglesias, un exigente crítico de las formas de los populismos, es muy permisivo con los gobiernos que apoya como el de Macri ayer y Milei hoy. Al respecto dijo: «Estoy de acuerdo con el 80% del DNU y de la ley ómnibus. Es como cuando uno compra un auto usado, sabe que algún detalle no le va a gustar».

Federico «el breve» Pinedo sostiene que: «Necesitamos que a Milei le vaya bien. Hay que apoyarlo» después que el 26 de octubre, según Ámbito Financiero: «Mostró su rechazo y disconformidad con las principales ideas del candidato presidencial

IX

Argentina 2022/2023. Milei cita permanentemente a Alberdi como su mentor. Como todo a lo que hace referencia, lo hace mal por ignorancia o mala fe. Hubo dos Alberdi. El joven que es el que levanta Milei y el de su madurez, el mayor analista político de fines del siglo XIX: el que se reconcilió con Rosas, el que entrevistó a San Martín, fue el crítico más duro del mitrismo y de la Guerra de la Triple Infamia en su libro «El crimen de la guerra», que tuvo gran repercusión en Europa. Es el Alberdi que escribe contra, premonitoriamente vaya la paradoja, el Ministro de Economía de Milei, el endeudador serial Luis Caputo, en su libro «Escritos Póstumos»: «La dificultad no consiste en saber cómo pagar la deuda, sino cómo hacer para no aumentarla, para no tener nuevas deudas, para no vivir de dinero ajeno tomado a interés. El interés de la deuda cuando es exorbitante y absorbe la mitad de las entradas del tesoro, es el peor y más desastroso enemigo público. Es más temible que un conquistador poderoso por sus ejércitos y escuadra; es el aliado natural del conquistador extranjero… En países nuevos, en que la habilidad abunda más que el juicio, se da frecuentemente el nombre de empréstitos para obras públicas a lo que en realidad son obras públicas para empréstitos…»

Analizando los gobiernos liberales de Mitre, Sarmiento y Avellaneda, escribía: «Los liberales argentinos son amantes platónicos de una deidad que no han visto ni conocen. Ser libres, para ellos, no consiste en gobernarse a sí mismos, sino en gobernar a los otros. La posesión del gobierno: he ahí toda su libertad. El monopolio del gobierno: he ahí todo su liberalismo. El liberalismo, como el hábito de respetar el disentimiento de los otros, es algo que no cabe en la cabeza de un liberal argentino. El disidente es enemigo; la disidencia de opinión es guerra, hostilidad, que autoriza la represión y la muerte», Felipe Pigna, Portal El historiador

X

Argentina en cualquier día en cualquier momento. El presidente Milei arroja cifras extraídas de su inagotable cantera de mentiras. Una de las reiteradas es que «Argentina a principios del siglo XX, arrancó siendo el país más rico del mundo, y hoy tiene 40% de pobres y 10% de indigentes». En la Arcadia perdida de Milei «en el casi medio siglo que va desde la elección de Mitre como presidente en 1862 a la de Roque Sáenz Peña en 1910, período en el que se inspiran los republicanos actuales, la participación popular a través del voto había oscilado entre el 1,2 % y el 2,8% del total de la población» (Ernesto Semán: «Breve historia del antipopulismo»).

Sobre el lugar que ocupaba Argentina en el mundo a fin de siglo, que arbitrariamente Milei ubica en el primer lugar, el historiador y economista Mario Rapaport, doctorado en la Sorbona, autor de «Parece cuento que la Argentina aún exista», le responde: «Las estadísticas en la que se basa son falsas, las fabricó Augus Maddison, un economista británico de la OCDE, sin ningún rigor, porque Argentina recién empezó a calcular su producto bruto en los años 40 del siglo XX, antes eran todas suposiciones. Y además en su libro «The Wold Economy», donde se publican esas cifras para el período de 1880-1914, Madisson confiesa que se apoya en el presunto crecimiento de los años anteriores sobre los que no existe la más mínima estadística. Afirma que la Argentina de los 60 a los 80, había crecido un 10% y aplica el mismo porcentaje a los años 80 y 90. No menciona que en los 90 hubo una crisis de endeudamiento formidable en el país que obligó a hacer arduas negociaciones con Gran Bretaña».

A principios del siglo XX, el ministro del Interior de Roca, Joaquín V. González, encomendó a Juan Bialet Massé, médico, abogado y profesor, elaborar un informe sobre las condiciones de vida de la población obrera en todo el país. Es una descripción descarnada y muy alejada del paraíso que Milei añora para el futuro.

XI

Más de 20 siglos han pasado y lo que le dijo Cicerón a Catilina cobra vigencia en nuestros días en el dolorido suelo patrio. Como Cicerón, hoy un sector que se irá acrecentando de defraudados, víctimas, desocupados y hambreados de los sectores medios y populares, le preguntarán: «¿Hasta cuándo abusarás, Milei, de nuestra paciencia? ¿Hasta cuándo esta locura tuya seguirá riéndose de nosotros?»

Posiblemente la respuesta esté con las multitudes protestando en las calles.

Buenos Aires, 11 de enero de 2024.

*Periodista y conductor del programa radial El Tren.

La Tecl@ Eñe. Revista Digital de Cultura y Política
http://lateclaenerevista.com