Falleció Ángel Guerra, analista cubano y defensor de las causas de los pueblos

Miguel Díaz-Canel, presidente de la isla, lamentó la muerte del «prestigioso periodista» // «Luchó, luchó mucho», expresó su compañera, Mónica Martínez.

Guerra Cabrera fue coordinador del Foro de Reflexión Política México y el Mundo Actual, organizado conjuntamente por Casa Lamm y La Jornada, de donde fue colaborador y articulista. Foto archivo.

Por Fernando Camacho y Fabiola Palapa

El periodista y analista político cubano Ángel Guerra Cabrera, quien fue un revolucionario internacionalista y defensor de las causas de los pueblos del mundo, murió a los 80 años la madrugada de este viernes, informó Mónica Martínez, su compañera sentimental. «Al parecer fue un paro cardiaco; aún no saben con certeza», añadió.

El también colaborador y articulista de La Jornada, detalló, «no quería morir, amaba la vida. Él luchó mucho por sus ideales y también por su vida. Hizo todo lo que pudo para mantenerse vivo, y lo que más le importaba era reincorporarse a su trabajo de reportero, de periodista. Ese fue su aliciente de todos los días para recuperarse y volver a escribir. Compartió sus ideales con sus alumnos, conmigo, y la palabra que lo describe es que luchó, luchó mucho».

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, compartió en la red social X: «Mis condolencias a familiares y amigos de Ángel Guerra, prestigioso periodista, activo miembro de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad e infatigable defensor de Cuba y de la Revolución, desde La Jornada y otros importantes medios en México, donde residía».

A su vez, el embajador de la isla en México, Marcos Rodríguez Costa, también escribió en esa red social: «Con profundo dolor conocimos del fallecimiento del amigo y periodista cubano, radicado en México, Ángel Guerra Cabrera, referente del periodismo, la solidaridad y la hermandad. Gracias por tu vida. Extendemos nuestras condolencias a familiares y allegados».

Guerra Cabrera participó en la lucha contra la dictadura de Batista y, después del triunfo de la revolución cubana, en 1959, ocupó diversas funciones en las Milicias Nacionales Revolucionarias y en el Partido Comunista de Cuba. Fue director del diario Juventud Rebelde (1968-1971) y de la revista Bohemia (1971-1980), entre otras publicaciones cubanas.

Como la mayoría de los jóvenes de su país y de su generación, el periodista admiraba a Ernesto Che Guevara desde los tiempos de la guerra de liberación, por sus proezas frente al ejército durante la dictadura.

Reflexiones sobre el Che y la revolución cubana

En su texto «El Che de mis recuerdos», publicado en este diario el 10 de octubre de 2002 escribió: «El Che fue producto y a la vez uno de los artífices mayores, junto a Fidel Castro, de la cultura política de la revolución cubana. Hizo suyos el sufrimiento y las luchas de los pobres de nuestra América y del mundo, y comprendió que la derrota definitiva de la injusticia y la enajenación no es tarea de un pueblo, sino de todos los pueblos. Que la transformación de la realidad exige la creación de una nueva conciencia y una nueva ética sociales radicalmente opuestas a las del capitalismo, metas sólo alcanzables mediante el empeño colectivo y consciente en ellas de los individuos».

Sobre su país natal, en estas páginas Guerra Cabrera opinó: «La revolución cubana ha podido sostener su proyecto de independencia y justicia social frente a la agresividad del vecino del norte, entre otras razones, por su arraigo en la mejor tradición nacional y popular, su combatividad, creatividad y su capacidad de reinvención. El imperialismo nunca ha podido, ni podrá, arrebatar la iniciativa a los revolucionarios cubanos». (La Jornada, 2/9/21).

El analista político ejerció la docencia en la Universidad de La Habana; en el Centro Nacional de Conservación, Restauración y Museología, de Cuba, y en la Facultad de Arte del Centro Cultural Casa Lamm, en la Ciudad de México.

Durante su amplia carrera profesional, trabajó de periodista en países de Asia, África, Europa, América Latina y Estados Unidos. En México fue articulista sobre temas internacionales del diario Excélsior y de esta casa editorial; en sus escritos reflexionaba sobre diversos aspectos de geopolítica.

Fue coordinador del Foro de Reflexión Política México y el Mundo Actual, organizado conjuntamente por Casa Lamm y La Jornada, así como miembro del capítulo mexicano de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad.

Intelectuales, periodistas y organizaciones de la sociedad civil se sumaron a las condolencias

El investigador interdisciplinario, John Saxe Fernández, describió a Guerra como un ser con gran sentido humano e histórico, solidario y fraterno. «Un amigo cuya muerte lamento desde lo más profundo. Siempre estuvo ahí, solidario con Cuba, México y América Latina».

Luis López González, jefe de prensa de la embajada de Cuba en México, lamentó la muerte de «Guerrita», como lo llamaban con cariño sus amigos. Lo describió como «gran persona, y eso le permitió ser un gran periodista, un gran amigo y defensor de las causas justas».

Sobre el aporte de Ángel Guerra en la labor periodística, López destacó su trabajo como director del periódico Juventud Rebelde y de la revista Bohemia, donde compartió su experiencia con las nuevas generaciones.

«Como articulista fue muy agudo y profundo en sus reflexiones. Siempre nos impresionaba su capacidad de análisis para abordar cualquier tema. Su experiencia periodística y sus relaciones al final lo llevaron a realizar análisis de fondo de política internacional.

«Es uno de los cubanos más auténticos que he conocido en México. Los mexicanos y cubanos tuvimos la fortuna de disfrutar de su pluma, de su sapiencia y de sus contribuciones a las causas justas», agregó López González.

El Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México lamentó también el fallecimiento del «destacado periodista, editor, historiador y amigo de esta institución. Descanse en paz», publicó en sus redes.

En su cuenta de X, el Movimiento Mexicano de Solidaridad con Cuba expresó sus condolencias tras la partida física de Ángel Guerra Cabrera, «defensor siempre de la revolución cubana y de las causas justas».

Las exequias de nuestro colaborador se celebraron en la funeraria Memorial de San Ángel. Además de Mónica Martínez, al analista político le sobrevive su hijo Alberto.

La Jornada