Gracias por el fútbol, O Rei

Por Juan José Panno

Edson Arantes do Nascimento, O Rei Pelé, falleció en San Pablo. El creador del «jogo bonito» fue el único jugador en ganar tres copas mundiales en Suecia 1958, Chile 1962 y México 1970.

Foto: Pelé con la camiseta del Santos.

Pelé era tan zurdo como derecho, cabeceaba bien con los dos parietales y con el frontal, disfrutaba le gol y del pase, tiraba paredes con los compañeros y con los contrarios a los que usaba para que la pelota les rebotara, era fuerte, atlético, se elevaba más que jugadores que le llevaban varios centímetros y resolvía en el aire. A veces participaba mucho del juego como un número 10 clásico y a veces parecía desentenderse de todo y de pronto explotaba como centrodelantero en las redes contrarias. Tenía todo.

Pelé se bancaba los trancazos y las patadas y en una época en la que los árbitros no protegían a los habilidosos él se defendía con mucha malicia. A plancha, plancha y media.

Hay datos incomprobables o manipulados como los de la cantidad de goles que marcó en su carrera y en los que se incluyen las giras de Santos a la manera de los Harlem Globetrotters, pero hay datos reales incontrastables: ganó tres mundiales y el primero de ellos cuando apenas tenía 17 años. También son terminantes las definiciones y los testimonios de los que fueron sus compañeros. Los brasileños que exigieron que lo pusieran en el Mundial del 58. «Si queremos ganar la Copa tiene que jugar el chico», planteaban. César Luis Menotti compartió vestuarios y entrenamientos y aseguraba que en las prácticas iba al arco y no usaba las manos, sacaba la pelota de chilena o de palomita.

«Pelé era sobrenatural», declaró más de una vez Menotti a quien no le alcanzaban los calificativos conocidos para contar cómo jugaba y recurría a múltiples anécdotas sobre cosas que hacía dentro de la cancha.

Murió Pelé, a quien nadie podrá bajar del podio de los mejores de la historia. Todos los homenajes que se le hagan en estos días en Brasil y en todo el Mundo quedarán cortos.

Gracias por el fútbol, O Rei.

29/12/22 P/12