Israel mata a 800 palestinos desde el sábado y ataca diferentes hospitales

Los habitantes de Gaza no tienen a dónde huir.

El Ministerio de Salud de la Franja de Gaza afirma que los ataques israelíes se han cobrado la vida de más de 800 personas desde el sábado, después de que Israel reanudó su ofensiva contra el sitiado territorio palestino lanzando unos de sus ataques más violentos hasta la fecha, incluso en algunas partes del sur del enclave que previamente habían sido designadas por el mismo Ejército de Israel como zonas «seguras». Decenas de personas perdieron la vida cuando las fuerzas armadas israelíes arrasaron varias viviendas en el campamento de refugiados de Yabalia, donde se refugiaban varias familias que se vieron obligadas a abandonar sus hogares debido a los bombardeos de Israel; mientras que en el barrio de Shuja’iyya de la ciudad de Gaza, una serie de ataques israelíes destruyeron 50 edificios y viviendas residenciales, matando a más de 300 personas.

Los conductores de ambulancias han sido atacados por francotiradores israelíes, incluido un médico que recibió un disparo mientras trasladaba a una persona herida hacia el hospital Al-Awda. El portavoz de UNICEF James Elder transmitió el siguiente mensaje desde el hospital Nasser de Gaza.

  • James Elder: «No podemos ver a más niños y niñas con heridas de guerra, con quemaduras, con heridas de metralla en sus cuerpos y con los huesos rotos. La inacción de quienes tienen influencia está permitiendo que se maten menores. Esta es una guerra contra los niños y niñas. […] Está claro que las palabras, las súplicas del mundo entero no hacen ninguna diferencia para quienes tienen el poder de detener la matanza y la mutilación de niños y niñas».

Luego de que se diera fin el viernes a la tregua temporal, Israel continúa restringiendo el número de camiones de ayuda humanitaria que pueden entrar al sitiado enclave, mientras los habitantes de Gaza siguen pidiendo comida, agua y que se ponga fin de forma permanente a los ataques.

  • Watan al-Masri: «Los días de la tregua, que Dios nos proteja, pudimos dormir. Hemos descansado. No había drones y vivíamos bien. Pero con lo que pasó hoy, hemos vuelto a vivir con miedo y ansiedad. De verdad, el miedo ha vuelto. La tristeza ha vuelto. Con cada explosión, saltamos de golpe. ‘¿Ha sido delante nuestro? ¿Ha sido atrás nuestro?’ Vivimos aterrorizados. Si alguien tiene alguna forma de ayudarnos, nos estamos muriendo de hambre».

Durante el fin de semana, la organización Hamás dijo que no liberaría a más rehenes israelíes hasta que entre en vigor un alto el fuego e Israel libere a todos los prisioneros palestinos.

Mientras tanto, altos funcionarios estadounidenses han advertido públicamente al Ejército de Israel sobre los miles de civiles palestinos que han muerto y resultado heridos a causa de los ataques. Estas fueron las palabras expresadas por el secretario de Defensa, Lloyd Austin.

  • Secretario de Defensa Lloyd Austin: «Verán, en este tipo de lucha, el centro de gravedad es la población civil. Y si los lanzas a los brazos del enemigo, sustituyes una victoria táctica por una derrota estratégica».

La advertencia de Austin se produjo al tiempo que el periódico The Wall Street Journal informó que Estados Unidos ha suministrado a Israel 15.000 bombas, incluidas bombas destructoras de búnkeres de 900 kilogramos y 57.000 proyectiles de artillería desde el 7 de octubre.

DemocracyNow!