Las bombas y la implosión social

Una mesa solo para la rosca electoral echará leña al fuego de la desestabilización política

Por Mónica Peralta Ramos

Imagen: El estallido de los gasoductos

“El New York Times lo llamo ‘un misterio’, pero los Estados Unidos ejecutaron una operación naval militar encubierta que ha sido mantenida en secreto hasta ahora” [1].

Con estas palabras Seymour Hersh —el más famoso periodista de investigación, que hace seis décadas reveló la masacre de My Lai en Vietnam—, dio a conocer este miércoles el resultado de su investigación sobre la reciente voladura de los gasoductos rusos Nord Stream 1 y 2 que abastecían de gas a Europa [2]. En un detallado y preciso relato, Hersh revela que, de acuerdo a fuentes no identificadas de los organismos de inteligencia, el operativo fue planeado de forma encubierta varios meses antes de la invasión rusa a Ucrania y dependió directamente del Presidente Biden, su Asesor de Seguridad Nacional Jake Sullivan, el Jefe del Departamento de Estado, Anthony Blinken; Victoria Nuland, Subsecretaria de este ministerio a cargo de asuntos políticos, y William Burns, Jefe de la CIA. Todos los participantes del operativo sabían que era un acto de guerra y en tanto tal, necesitaba autorización de los líderes del Congreso Norteamericano. Para evitarlo, planificaron la operación en total secreto y, en lugar de utilizar fuerzas del Comando de Operaciones Navales [3], reclutaron a graduados de una ignota escuela naval de buzos en Panamá. Asimismo, el operativo no solo habría violado la legislación norteamericana sino también la internacional: constituyó un acto de guerra contra un país aliado de los Estados Unidos; contó con la participación activa y secreta de Noruega, Finlandia y Suecia y se ocultó tras el manto de un operativo de la OTAN: BALTOPS22. La planificación final del operativo coincidió en diciembre del 2021 con la presentación de un memorándum ruso detallando las condiciones para evitar la guerra. El gobierno norteamericano ignoró el memorándum y aceleró el operativo militar. Pareciera pues que, siguiendo la propuesta hecha tiempo atrás por la Rand Corporation [4], buscó provocar la invasión rusa.

Nuland, Sullivan y Blinken.

Las oficinas de prensa de la Casa Blanca y de la CIA negaron categóricamente lo denunciado por Hersh y ningún funcionario de alto rango manifestó opinión alguna, al tiempo que los grandes medios lo han ignorado [5]. Esta denuncia se suma a la publicación de los archivos secretos de Twitter y de una investigación del Columbia Journalism Review exponiendo la connivencia de la Casa Blanca, los organismos de inteligencia, los grandes medios de comunicación y organismos privados en la fabricación de información, censura y persecución de los opositores a la narrativa oficial relacionada con el RussiaGate, la guerra de Ucrania y otros temas [6]. Estos acontecimientos contribuyen a ventilar las contradicciones existentes entre las acciones del gobierno norteamericano y el relato oficial nuclear.

Por otra parte, esta semana el titular de las Naciones Unidas, Antonio Guterres [7], advirtió a la Asamblea General de este organismo que el reloj del Apocalipsis, fundado en 1947 por el Boletín de Científicos Atómicos, nunca estuvo tan cerca de indicar la inminencia de un estallido nuclear y “temo que el mundo marcha… con los ojos abiertos… hacia una guerra ampliada en Ucrania”. En simultáneo, el Presidente de Ucrania reiteró su pedido a la OTAN de aviones de guerra de última generación y advirtió que “si Ucrania es derrotada, esto será el inicio de la tercera Guerra Mundial” [8]. Mientras tanto, dirigentes europeos, de la OTAN y del gobierno norteamericano ultiman detalles para el envío de más armamento sofisticado a Ucrania, avasallando todas las “líneas rojas” que oportunamente se comprometieron a no transgredir para evitar que esta guerra derive en un enfrentamiento abierto entre potencias nucleares.

[anuncio_b30 id=2]

La posibilidad de un ataque táctico nuclear por parte de una Rusia supuestamente al borde de la derrota en Ucrania ha formado parte de la narrativa oficial desde el inicio de la guerra. A un año de la invasión rusa, la provocación de una catástrofe mundial está a la orden del día. A ello contribuye el inminente cerco estratégico ruso a las tropas de Ucrania en Backmut, punto nodal de la estrategia militar de Ucrania [9]; la movilización militar rusa y el inicio de una ofensiva ampliada; la existencia de serias limitaciones de la estructura productiva industrial militar de los Estados Unidos y de la OTAN para abastecer con armamento y munición a una guerra convencional de cierta duración contra una potencia nuclear [10] y la reiterada negativa norteamericana a negociar el final del conflicto en circunstancias en que el relato oficial empieza a hacer agua y las tropas de Ucrania están exhaustas. Todo esto encierra a la política norteamericana, impulsándola a escalar el conflicto en una trampa sin salida donde se agazapa la opción nuclear. Esto expone la irracionalidad política de la estructura de poder global.

Estados Unidos: la política doméstica

Esta irracionalidad política también se expresa en la emergencia de nuevas formas de un totalitarismo que vacía de contenido los valores de Occidente y canibaliza a las élites políticas en un contexto de creciente empobrecimiento y desigualdad social. En el centro de este drama esta la creciente injerencia directa de los organismos de inteligencia en la política interna y externa de los Estados Unidos. Esta injerencia limita la autoridad del titular del Poder Ejecutivo sobre la política del país y sobre el control de los organismos de inteligencia y sus acciones.

Los episodios que rodearon el control de documentos de Estado secretos, en manos de Trump y Biden, exponen este fenómeno. Recientemente, el allanamiento de la residencia del ex Presidente Trump por parte del FBI en busca de estos documentos fue profusamente cubierto por los medios de comunicación y las redes sociales, y dio lugar a una investigación todavía activa. Este raid fue considerado ilegal por Trump y varios sectores del partido republicano, quienes acusaron al gobierno de pretender aggiornar el RussiaGate para impedir una futura candidatura de Trump a la Presidencia.

Poco después de este allanamiento, los republicanos ganaron las elecciones de medio término realizadas en noviembre del año pasado y en enero tomaron control de la Cámara de Representantes y anunciaron una investigación sobre el rol del FBI en el RussiaGate y en el encubrimiento de información relacionada a negociados de Hunter Biden con Ucrania y China, cuando su padre era Vicepresidente de Obama. En el mes de enero también se conoció que, con anterioridad a las elecciones de noviembre, el FBI sabía de la existencia de documentos secretos guardados por Biden en su oficina, después de dejar la Vicepresidencia. El FBI no investigó este episodio y permitió que los documentos fuesen manejados por los abogados de Biden. En enero aparecieron en distintas residencias más documentos secretos. Ante el clamor de los republicanos, el Departamento de Justicia finalmente nombró a un Investigador Especial para esclarecer estos hechos.

Economía y finanzas globales

La guerra en Ucrania ha contribuido a acelerar procesos que consolidan la emergencia de un mundo multipolar, cuya economía real está centrada en la producción de commodities y bienes industriales, un mundo que puja por independizarse del domino del dólar articulando canales de transacción financiera y comercial basados en canastas de commodities, monedas locales y oro. Según Nuriel Roubini la guerra y la utilización punitiva del dólar apresuran la desdolarización de vastas regiones del mundo. Esto, conjuntamente con el desarrollo de tecnologías que posibilitan la emisión de monedas digitales controladas por los Bancos Centrales, erosiona el rol del dólar como moneda internacional de reserva y permite anticipar que este rol llegará a su fin en el transcurso de la próxima década [11].

Por otra parte, la guerra en Ucrania, las sanciones contra Rusia y las medidas que esta tomó para superar su impacto, han desatado una inflación que, en un contexto de enorme endeudamiento norteamericano, ha llevado a la Reserva Federal a restringir la emisión monetaria y a aumentar las tasas de interés. En los últimos meses el aumento de las tasas y la restricción del balance contable de la Reserva no han sido suficientes para contener la inflación. Sin embargo, han logrado restringir la liquidez y por primera vez en los últimos 29 años en noviembre y diciembre pasado hubo un crecimiento negativo de la oferta de dinero, conjuntamente con la proliferación de indicadores que anuncian una recesión económica [12]. En paralelo, una encuesta de la Reserva e información provista por los bancos privados muestran una creciente restricción crediticia y la caída en la demanda de préstamos para el consumo [13] . Esto ocurre en un contexto financiero crecientemente frágil: una investigación realizada por un organismo de control financiero muestra el enorme contagio sistémico de la deuda con derivados entre los principales bancos norteamericanos [14].

Mientras esto ocurre en el ámbito de las finanzas, cuatro corporaciones del complejo industrial militar norteamericano acumulan enormes ganancias [15]. Sin embargo no son las únicas: los seis monopolios norteamericanos que producen petróleo y gas obtuvieron en 2022 ganancias que duplican las de 2021 y baten todos los récords históricos [16]. En este contexto de alta concentración económica y mercados cautivos, la formación anticipada de precios por parte de estas corporaciones se transforma en un elemento determinante de la inflación que es ignorado por la Reserva a pesar de que uno de sus bancos regionales realizó recientemente una investigación que demuestra que la remarcación de precios para aumentar las ganancias corporativas explica más de la mitad del aumento de precios en 2021 [17].

La Argentina y el cambio social

La Argentina tiene recursos naturales de importancia estratégica y podría aprovechar la coyuntura internacional para empezar a desdolarizar su economía orientándola hacia el mundo multipolar. Sin embargo, está sometida al yugo del FMI y de los monopolios locales que pujan entre sí por la apropiación de los recursos, los ingresos, las rentas y las divisas que el país genera con sus exportaciones. Hoy el país sufre el impacto de la suba de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal: el interés que paga por la deuda contraída con el FMI subió 3 puntos este año duplicando su costo financiero en relación al que tenía el año pasado, y comprometiendo aún más las reservas del BCRA.

Esto desnuda la trampa que en marzo de 2022 aceptó el gobierno del FdT al rubricar con el FMI un crédito de facilidades extendidas para pagar a su vencimiento la deuda del crédito stand-by obtenido en 2018 por Macri.

El gobierno del FdT no discutió la legitimidad del origen de esta deuda ni la violación de la legislación argentina por parte del gobierno de Macri al firmar este acuerdo. Esto ha quedado expuesto en el informe de la AGN sobre 2018 publicado esta semana. No por casualidad, este informe fue precedido por la emisión de un comunicado de JxC acusando al gobierno actual de dejar “una situación peor que la de 2015, y una bomba para el pueblo argentino”. Al mismo tiempo, difundió un video que muestra una bomba, con el monto de la deuda en pesos del BCRA explotando en el 2024. El comunicado, y la posterior defensa del mismo por parte de Hernán Lacunza, ex Ministro de Economía de Macri y defaulteador de la deuda en pesos justo antes de entregar el gobierno al FdT, ejemplifica algunos de los principios de la propaganda nazi enunciados por Goebbels y utilizados por las tribus macristas en una estrategia política que busca capitalizar la inseguridad económica sembrando odio y miedo contra los “cabecitas negras” sintetizados en la figura de CFK. Plagado de datos truchos y confusos, y con abiertas mentiras, el comunicado adjudica al gobierno actual lo que el macrismo hizo y busca provocar miedo apelando a una violencia que detonaría una catástrofe social. Se busca así provocar una desestabilización política que posibilite un rápido recambio de gobierno o, si se llega a las elecciones, la eventual derrota del FdT.

Este mensaje no ocurre en el vacío: fue precedido por intentos de corrida cambiaria y financiera y apriete al gobierno por parte de bancos e instituciones financieras a la hora de rolear los vencimientos de la deuda en pesos que se acumulan al ritmo de la campaña electoral. Ocurre además en un contexto de inflación descontrolada, promovida por un puñado de monopolios. Así, todos buscan ganancias extraordinarias y dolarizarlas en un contexto de creciente escasez de divisas. La maniobra de JxC también apunta al Ministro de Economía y a los miembros del establishment económico que lo rodean. Según Melconián, “Massa llegó en agosto y estabilizó la inestabilidad, pero se quedó sin combustible. Tiene que decir cómo quiere seguir” [18]. Mientras tanto, el FdT anuncia la constitución de una Mesa para ordenar la rosca política frente a las inminentes elecciones. Sin embargo, una Mesa que no rechace la proscripción política de CFK, el lawfare, la naturalización del magnicidio y una agenda económica que consolida el endeudamiento ilimitado y el ajuste social, echará leña al fuego de la desestabilización política.

Esta situación, definida como una “guerra contra el kirchnerismo” [19], solo será superada si se impulsa la participación organizada de la población, de abajo hacia arriba, en una nueva épica de cambio social y reafirmación de soberanía nacional. En este sentido, desarrollos recientes contribuyen a este esfuerzo y debieran ser profundizados. Entre ellos:

-El llamado a la movilización en todo el país para una Convención nacional Constituyente que reforme la Constitución y el Poder Judicial, decida sobre la legitimidad de la deuda, y termine con el control monopólico de los medios de comunicación, de los recursos naturales y las vías de comunicación del país [20].

-La reciente Marcha hacia el Lago Escondido organizada por FIPCA [21] y la propuesta de crear organización y conciencia en todo el país sobre los riesgos de la pérdida de soberanía nacional.

-la propuesta de Soberanxs para la construcción de un Acuerdo de Agroproducción con restauración medio ambiental para enfrentar el cambio climático [22].

A esto sumamos la urgencia de articular una plataforma de Control Social de Precios y Abastecimiento en todas las cadenas de valor que cuente con la participación de ONGs de consumidores, movimientos sociales, sindicatos, grupos políticos y empresariales y actúe a nivel barrial, municipal, provincial y nacional. Esto ayudará a poner límites a la remarcación monopólica de precios y contribuirá a crear conciencia, organización y solidaridad social.

[anuncio_b30 id=2]

[1] S Hersh, https://seymourhersh.substack.com/p/how-america-took-out-the-nord-stream. Hersh es uno de los periodistas más prestigiosos de los Estados Unidos, ganador del premio Pulitzer y con más de treinta años de experiencia en el New York Times y otros medios periodísticos. Sus contactos dentro de los gobiernos norteamericanos, sus fuerzas armadas y sus organismos de inteligencia le permitieron revelar lo ocurrido durante las guerras de Vietnam, Irak, Siria y otras operaciones militares en diversas regiones del mundo.
[2] Esta operación fue oportunamente atribuida a Rusia por el gobierno, los medios y las redes sociales. Sin embargo, tiempo antes de la voladura tanto Biden como Victoria Nuland afirmaron que el gobierno norteamericano haría todo lo que fuera necesario para terminar “ de un modo u otro” con los gasoductos rusos: https://www.youtube.com/watch?v=DOqcwRTuf1Q&t=11 del 0:12 al 0:42
[3] algo que habría requerido la autorización del Congreso
[4] https://www.rand.org/content/dam/rand/pubs/research_reports/RR3000/RR3063/RAND_RR3063.pdf
[5] Un exposición detallada de la recepción del informe en https://www.youtube.com/watch?v=DOqcwRTuf1Q&t=11s
[6] Estos fenómenos fueron analizados en la última nota. El Russiagate designa al operativo montado en 2016 para impedir que Trump asumiera la Presidencia luego de su triunfo electoral y prolongado durante su mandado para destituirlo. El operativo supuestamente comprobaba connivencia de Trump con Rusia para ganar las elecciones y la influencia de esta última en la política de Trump. Todo esto fue analizado en otras notas.
[7] theguardian.com 6 3 2023. El reloj está a solo 90 segundos de la medianoche, hora indicativa de una posible catástrofe. El Boletín fue fundado por investigadores del Proyecto Manhattan, que construyo la bomba atómica. Hoy nuclea a los más prestigiosos científicos y expertos nucleares.
[8] zerohedge.com 7 2 2023.
[9] Según el general V Zalushnyi, titular de las fuerzas armadas de Ucrania, ecomist.com 15 12 2022.
[10] Entre otros: https://csis-website-prod.s3.amazonaws.com/s3fs-public/2023-01/230119_Jones_Empty_Bins.pdf?VersionId=mW3OOngwul8V2nR2EHKBYxkpiOzMiS88; https://www.rand.org/pubs/perspectives/PEA2510-1.html
[11] N Roubini, ft.com 5 2 2023
[12] Zerohedge.com 8 2 2023
[13] Zerohedge.como 7 y 8 2023
[14] Wallstreetonparade.com 6y y 10/ 10 2022; 7 2 2023
[15] abc.net.au 20 1 2023
[16] Oilprice.com 8 2 2023
[17] https://www.kansascityfed.org/research/economic-review/how-much-have-record-corporate-profits-contributed-to-recent-inflation/ 12.1 2022
[18] Ámbito.com 10 2 2023
[19] F. Arietto, pagina12.com 2 2 2023
[20] Mempo Giardinelli: https://www.pagina12.com.ar/521411-un-plan-de-gobierno-hace-falta
https://drive.google.com/file/d/1F2rP1aRkNaqsCBleWluu31HQKqooMA4E/view

[21] https://youtu.be/r8mlqLZ89Hk
[22] https://drive.google.com/file/d/1F2rP1aRkNaqsCBleWluu31HQKqooMA4E/view

El Cohete a la Luna