Los hechos no mienten

Por Cristina Fernández de Kirchner

CFK criticó el modelo que Milei lleva adelante «desde un dogmatismo e ideologismo incomprensibles»

Ayer sábado se difundió un audio de Cristina Fernández de Kirchner, en el marco del plenario de la Mesa Nacional del partido Nuevo Encuentro, que se desarrolló en Morón. En sus apenas 2:20 de duración, la ex Presidenta insta a perseguir una comprensión profunda de este momento institucional, «en materia histórica, política y social», no desde el dogmatismo y el ideologismo sino desde «la comprobación empìrica»; dijo que el aumento de los precios de los servicios esenciales significará «un punto de inflexión»; y llamó a «repensar estrategia y políticas en términos de presente y futuro».

¡Hola, Martín (Sabbatella)! Hola a todos y a todas los compañeros y compañeras de Nuevo Encuentro de las distintas partes del país. Referentes de provincias y representantes institucionales de esa fuerza política, que hoy reúne a su Mesa Nacional el Morón, Provincia de Buenos Aires.

Seguramente, y como es lógico, destinarán parte de este encuentro a la discusión y organización de la fuerza. Pero también, y estoy segura que ustedes coincidirán conmigo, resulta imprescindible abordar y profundizar la situación del País.

En el documento que publicamos el 14 de febrero de este año, bajo el concepto “Argentina en su tercera crisis de deuda. Cuadro de situación”, sostuvimos la necesidad de caracterizar adecuadamente el momento institucional, en materia histórica, política y social.

Tal cual lo preveíamos en el mismo, el cuadro se agrava cada vez más, agregándose ahora la cuestión del precio de los servicios públicos esenciales. El aumento de las tarifas, que en realidad debe implicar, ni más ni menos que discutir o rediscutir la cuestión energética y su marco regulatorio en Argentina, significarán sin lugar a duda un punto de inflexión en los tiempos que vienen.

Deuda externa y energía deben ser dos vectores que se entrecrucen en la construcción de una Argentina diferente, y nuestra oposición al modelo que nos plantean desde un dogmatismo e ideologismo absolutamente incomprensible, no debe ser precisamente desde el dogmatismo también, o desde el consignismo. Sino desde la comprobación empírica, comprobación empírica. Los hechos, las opiniones pueden variar, los hechos son sagrados dijo alguien, ¿no? Bueno, la comprobación empírica del fracaso de estas políticas, que no son nuevas, ni mucho menos originales.

Experiencia que, bueno es decirlo y aclararlo también, nos debe obligar a nosotros a analizar lo hecho y repensar estrategia y políticas en términos de presente y de futuro.

Con la convicción de siempre, y con la confianza, plena confianza, de que en los espacios de discusión del movimiento nacional, popular y democrático, podremos no solo interpretar la historia, sino también resignificarla para volver a representar.

Un abrazo muy grande, enorme, a todos y todas.

Con información de El Cohete a la Luna