«Nadie pedía matar a nadie por pensar distinto, ese acuerdo democrático se rompió el 1 de septiembre»

Las principales frases de CFK

Ante más de 60 mil personas, la vicepresidenta brindó un discurso de 50 minutos. Habló sobre seguridad, política exterior y la interna del Frente de Todos.

Por: Gimena Fuertes
@gimenafuertes

Ante más de 60 mil personas, la vicepresidenta Cristina Fernández convocó a construir un nuevo pacto democrático en el que se respete la vida. Habló del falso debate entre el garantismo y la mano dura y les dijo a las fuerzas de seguridad que también son parte del problema. Además, volvió a recordar los años kirchernistas, los gobiernos populares y democráticos de la región, y criticó al poder judicial como instrumento al servicio de los poderes económicos concentrados.

Éstas son las principales frases del discurso:

  • Que nadie venga a explicarnos a los peronistas lo que es la democracia, poder elegir, poder hablar.
  • En mí país no se podía elegir libremente al presidente, el último había sido Perón, después el golpe y el partido militar, que no dio el primer golpe con el peronismo sino con el radicalismo en el 30, seamos justos.
  • Ningún argentino ponía en peligro su vida por opinar y pensar diferente, en ese acuerdo podíamos tener todas las diferencias del mundo, pero nadie pedía matar a nadie, ni si quiera a aquellos que hicieron de la muerte un instrumento político.
  • Ese 1 de septiembre se quebró aquel acuerdo democrático de respetar la vida.
  • Es obligación de todas las fuerzas en Argentina de volver a construir ese acuerdo democrático.
  • La democracia tiene una deuda en materia de la seguridad de los habitantes. Terminemos con ese debate berreta de los ‘mano dura’ por un lado y los garantistas por otro, muy cínico y mentiroso ese debate.
  • Cuando estuvieron en el ministerio de Seguridad pusieron a la hermana de la miss argentina a controlar los gastos de seguridad, ya nos dimos cuenta.
  • A Lucas González, el pibe de Barracas era asesinado por una brigada por la policía de la ciudad de Buenos Aires pero podría haber sido de la provincia de Buenos Aires, olvidemos los partidos políticos en nombre de todas las víctimas, de sus familiares y sus deudos.
  • Podría haber sido acá, como en la masacre de San Miguel del Monte, no me olvido.
  • Con la desigualdad sola no explicamos la inseguridad ni tampoco el gatillo fácil. Hay un fenómeno de la autonomización de las fuerzas de seguridad del poder político, que las fuerzas de seguridad respondan efectivamente a las autoridades civiles.
  • Las fuerzas de seguridad son una parte de la solución, pero también son una parte del problema si no se subordinan al poder civil.
  • Cuando éramos gobierno desplegamos miles de gendarmes en el operativo Centinela. Por qué no se puede desplegar en el conurbano bonaerense en vez de tenerlo en la Patagonia no se sabe haciendo qué.
  • Para nosotros el orden es que el padre o la madre salgan todos los días a trabajar y que vuelvan a comer en su casa.
  • El orden no es el gatillo ni el palo, es el trabajo bien remunerado.
  • Sin Cristina hay peronismo inocuo para cualquier proceso de cambio.
  • El peronismo termina reencarnándose, lo que parecía muerto y sepultado no le es, por qué no prueban alguna vez sentarse a conversar con el peronismo, a ver qué Argentina queremos, si es tan diferente a la de ustedes.
  • No es un problema de Cristina, es un problema de los argentinos que se han acostumbrado a comer, y no estar condenado por la cuna. La movilidad social es peronismo.
  • Al partido militar le sobrevino el neoliberalismo. Cuando escucho como una novedad que quieren privatizar Aerolíneas Argentinas, eso ya pasó en los 90 y cuando Néstor llegó a la presidencia ya estaba en concurso de acreedores.
  • Hoy tendríamos millones de argentinos y argentinas a la intemperie, sin la jubilación.
  • Al balance de Aerolíneas hay que sumarle las ganancias de los hoteles y de todo el turismo, hagan las cuentas completas, sumen todo.
  • La política universal es el trabajo y el salario en un proyecto político, la industrialización.
  • Acá lo único nuevo que hay somos nosotros, los que hicimos el cambio después de la crisis de 2001 fuimos nosotros.
  • El punto de quiebre fue el endeudamiento del país, tenemos que generar recursos no para agregar valor sino para pagar una deuda.
  • La deuda en esta economía bimonetaria agravó y profundizó la restricción externa.
  • En 2020 dije que no tenía duda de que íbamos a crecer mucho pero que había que alinear precios, salarios y tarifas el crecimiento se lo iban a llevar cuatro vivos.
  • Cuando decimos las cosas no es por terquedad o capricho, simplemente es para ayudar a que las cosas se hagan mejor. Y se pueden hacer mejor.
  • Hay que explicar, no podemos decir que está todo fantástico, todo bien, hay que explicar porque la sociedad se empodera.
  • Es necesario acordar políticas, porque elecciones se pueden ganar, pero los condicionamientos son tan graves y profundos que va a requerir que la mayor parte de los argentinos tiremos juntos para el mismo lado, sino es así nuestro país será difícil para cualquiera.
  • Dicen que el segundo mandato de Cristina, el tercer kirchnerista, fue malo, sí fue malo para los angurrientos, para los que nada les alcanza.
  • Después de esos gobiernos democráticos surgió un nuevo instrumento, otro dispositivo, que tampoco fue solamente en la Argentina sino en toda la región: el partido judicial.
  • Se puede hacer, hubo un tiempo no muy lejano en que lo hicimos.
  • Hubo un golpe tradicional, fue en Bolivia contra Evo, fueron las fuerzas armadas, ¿saben por qué? porque cuando Evo crea la nueva constitución del Estado Plurinacional, modificó el poder judicial y estableció que los jueces tienen que ser electos.
  • Por eso se confirma la regla, donde no hay jueces puestos a dedos presionables y eternos en sus cargos, el sistema funciona.
  • No es bueno para la democracia que sean jueces los que decidan la política en este país.
  • Vemos mujeres que van 20 veces a la justicia y después aparecen muertas y nadie se hace cargo de nada, total están sentados ahí de por vida, como una rémora monáquica, como puede haber gente que decide sobre patrimonio y la libertad de la gente.
  • Que no venga una ahora a hablarnos del orden y de la violencia, porque nosotros nunca estuvimos del lado de la violencia.

Tiempo Argentino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *