«Que no nos vengan a convencer de volver atrás para resolver el presente»

Cristina, contra la dolarización

La vice habla en el Teatro Argentino de La Plata frente a la militancia kirchnerista sobre el presente económico, con referencias a Milei, Cavallo, la oposición y el FMI.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner se presentó en el Teatro Argentino de La Plata con ocasión del lanzamiento de la Escuela Justicialista Néstor Kirchner en la capital bonaerense, donde aseguró que «la inflación no para con la dolarización» además de criticar con dureza la vinculación entre Javier Milei con Domingo Cavallo. El acto contó con la presencia de buena parte de la dirigencia del Frente de Todos.

Entre las principales definiciones, aclaró que «nadie dice que no haya que pagarle» al FMI, «más allá de la discusión de las sobretasas», aunque sí abogó por que «se revisen las condicionalidades» del acuerdo.

Se trata de la primera aparición pública de la vicepresidenta tras el enuncio de la decisión del presidente Alberto Fernández de no presentarse para un próximo mandato en las elecciones de octubre, y ocurrió el mismo día en que un equipo de funcionarios del ministro de Economía, Sergio Massa, viaje a Estados Unidos a rediscutir el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En la previa, el ex ministro de Educación de la Nación y titular de la UMET, Nicolás Trotta, hizo las presentaciones de la charla de CFK. Apenas después, la presentación de un video promocional del instituto de formación política lanzado este jueves.

«La Argentina circular: el FMI y su histórica receta de inflación y recesión. Fragmentación política y concrentación económica», fue el título de la clase magistral impartida ante un teatro colmado que coreaba «Cristina presidenta». Eligió responder pidiendo «que no se hagan los rulos».

Las principales frases del discurso de Cristina en La Plata

  • «Argentina está en una situación en la que figuras, ideas y hechos del pasado parece que quieren venir nuevamente a instalarse en el presente para condicionarnos y condicionar el futuro».
  • «La convertibilidad terminó como empezó. Empezó con un señor de ojitos claros, que ahora tiene discípulos también de ojitos claros. El primero era pelado. La historia de la convertibilidad es la historia de la dolarización».
  • «El Plan Bonex se pagó recién en 1999, diez años después. El señor de ojitos claros pudo anunciar la convertibilidad un año después. Fue hecho con los dólares de las privatizaciones. Comenzó a destruirse la industria y los puestos de trabajo».
  • «No hay que enamorarse de Vaca Muerta si no tenemos valor agregado».
  • «Convoquemos a los jóvenes a pensar más allá de los 20 minutos de Tik Tok. Porque si no sabemos de dónde venimos no sabemos adónde vamos».
  • «Somos un país industrial, con energía nuclear. Si vemos lo que pasa en Ecuador, la inflación no para con la dolarización. Como no emite moneda, no hay posibilidad de tener una política monetaria, como la tuvimos con el Covid para hacer frente a los gastos de salud y vacunas. Pensar que la dolarización como respuesta a la inflación, tenemos que ver lo que pasa en Ecuador: no para por la dolarización. Como no emite moneda, no tiene forma de tener política monetaria y se endeuda en divisas».
  • «Cuando se emite para los bancos como Lehman Brothers en 2008 parece que eso no produce inflación».
  • «Sustituyamos un poco los actos por el cuerpo a cuerpo con los ciudadanos y ciudadanas, dando debate».
  • «¿Qué quieren con esto de la dolarización? En Infobae, el economista Emilio Ocampo propuso transferir el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de los jubilados al exterior. El FGS tiene participación accionaria en las principales empresas argentinas (…) Cuando se privatizaron los recursos de los trabajadores en las AFJP fueron prestados a las principales compañías. No estaba mal, era un mercado de capitales. ¿Pero vieron alguna vez un titular de TN sobre que presten acciones del FGS a empresas argentinas? No».
  • «Clarín tenía un socio, banco norteamericano, que con la devaluación brutal, se iba a quedar con todo. El Parlamento sacó leyes para protegerlos. Cuando reflotan estas teorías que han sido muy dañinas para la sociedad, uno dice ¿es posible que estemos discutiendo lo que fracasó y estalló 20 años antes? ¿Qué nos pasa, compatriotas? Que no me quieran convencer de que tenemos que volver para atrás para resolver este presente».
  • «Tenemos crecimiento con bajos salarios. Estamos frente a un nuevo fenómeno. Trabajadores en relación de dependencia pobres. El empleo que se generó después de la pandemia es informal, con mucho monotributo. No tiene nada que ver con el modelo que generaba desindustrialización y desempleo».
  • «El Fondo Monetario Internacional es una presencia que nosotros como proyecto político expulsamos, que a partir del año 2005 pudo iniciar un ciclo virtuoso en que los trabajadores pudieron participar en la distribución del ingreso en mas del 50%. Que nos vengan a hablar de los últimos 20 años desde la oposición, nos duele»
  • «El acuerdo con el FMI es inflacionario porque es una receta enlatada que aplican en cada país. Las políticas del Fondo no han resultado en ningún país. Es necesario revisar ese acuerdo».
  • «Dicen que en el FMI hay halcones y palomas. Es como en la oposición. Vuelan solos los halcones y palomas. Los pingüinos vamos todos juntitos, de acá para allá. Me cuesta entender entonces la lógica. Solos no llegamos a ninguna parte».
  • «En planes sociales se gastan 1,9% del PBI. En exenciones y moratorias de deuda, más de 4%. Yo me quejo más de los que tienen plata y no pagan impuestos. Si revisáramos la base impositiva, no tendríamos déficit fiscal».
  • «Basta del slogan del déficit fiscal. Hacen cola los candidatos a los encuentros de los empresarios para decirles cuánto van a pegarle a la gente, cuánto van a ajustar. No es viable políticamente, ¿qué quieren hacer con el país y la sociedad? Tenemos que hacer una discusión pero con números claros».
  • «Estaba mirando un artículo del jefe de Gobierno porteño (Horacio Rodríguez Larreta) que dijo que hay que hacer una brutal desregulación económica como la de (Domingo) Cavallo. ¿Qué es lo que quieren hacer con el país y la sociedad?»
  • «Tuvimos un superávit de 45 mil millones de dólares en diciembre de 2019, que se fue en pago de deuda de empresas privadas. No debió haber salido ese dinero. ¿Quién va a prestar miles de millones de dólares en el exterior si no están apalancados con una garantía? Se podría haber evitado».
  • «El grado de concentración de la economía y frente a estos sectores concentrados, es un fenómeno global, una política o sea un Estado cada vez más fragmentado, más dividido. ¿A quién le van a hacer creer los políticos hoy que van a poder controlar lo que hace el poder económico concentrado? Que no me jodan más con esas fantasías».

[anuncio_b30 id=2]

Cristina cruzó a Milei: «¿La casta tiene miedo? ¿Qué miedo? Si nunca te pasó nada, hermano»

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sostuvo este jueves en su discurso en el Teatro Argentino de La Plata que «no es causalidad que la única dirigente política que fue condenada, proscripta, inhabilitada e intentada asesinar es una sola«, aunque no quería ser «autorreferencial», y cruzó al dirigente libertario Javier Milei al advertir: «Esos mamarrachos que andan diciendo que la casta tiene miedo, ¿de qué? Si nunca te pasó nada, hermano. ¡Caraduras!».

«Miedo tengo de que mis nietos puedan crecer en un país tan injusto y tan inequitativo«, dijo y añadió: «Yo ya viví, temo por los jóvenes», aseguró.

El discurso de Cristina estuvo mayormente dedicado a analizar la economía nacional en referencia a los proyectos de dolarización y la participación del FMI, al que definió como «circular» y portador de una «receta enlatada».

En otros pasajes de su discurso, aclaró la vicepresidenta que cuando convocó a la militancia a «tomar el bastón de mariscal» no era para «dárselo por la cabeza a otro compañero«, sino para «poder ayudar a pensar una sociedad y un país diferente y ver cómo podemos contribuir a un futuro mejor».

«No podemos tener la cabeza tan vieja de seguir discutiendo estupideces«, dijo y añadió: «Las nuevas generaciones se merecen que tengamos la cabeza abierta y sumar los elementos de la tecnología para poder ayudar a construir un mundo mejor».

«Tenemos que saber cómo manejar lo que se va a dar a partir del gasoducto Néstor Kirchner. Tenemos que saber que no hay salvaciones milagrosas. No creamos que porque tenemos Vaca Muerta nos va a salvar. Nos va a salvar el trabajo, la tecnología, la investigación, la redistribución del ingreso, una sociedad más justa», completó.

Al final del acto, se dirigió a la puerta del Teatro Argentino de La Plata para saludar a la militancia. Con un micrófono, se dirigió a ellas y ellos para agradecerles la presencia. «La política no es solo en un acto. Es cuando estamos en la escuela, en la cancha, en la calle. Hay que debatir, pelear por las ideas, la patria, la historia y la memoria», dijo a la multitud entre las banderas.

Tiempo Argentino