«Voy a hacer lo que tenga que hacer para un proyecto de país»

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó esta tarde un acto en Pilar de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) en el que prometió «hacer lo que tenga que hacer» de cara al 2023 para «lograr un proyecto de país que vuelva a recuperar la alegría de la gente».

También reclamó una suma fija para recomponer el poder adquisitivo de los trabajadores y cuestionó a la justicia por la investigación del atentado que sufrió hace más de dos meses.

Minutos antes de que comenzara su discurso, los trabajadores del gremio que conduce Abel Furlán corearon el famoso cántico «Cristina Presidenta» reclamando por su candidatura en las próximas elecciones. «Saben que voy a ser lo que tenga que hacer para lograr que nuestro pueblo, nuestra sociedad pueda organizarse en un proyecto de país que vuelva a recuperar la ilusión, la fuerza y la alegría de nuestra gente», afirmó en el tramo final de su discurso, donde también cuestionó a quienes buscaban correrla de la escena política. «Muchos decían que mi ciclo estaba terminado», afirmó en referencia a frases pronunciadas años atrás por dirigentes que forman parte del actual Gobierno, aunque sin nombrarlos.

Al comenzar, la ex mandataria contó que la primera conclusión que sacó del intento de asesinato que sufrió es que «los supuestos indignados estaban pagados por empresarios identificados con el gobierno que endeudó Argentina”. Asimismo, sobre el proceso judicial que investiga el intento de magnicidio manifestó “estar resignada a que la justicia no va investigar nada”.

Un tramo destacado de su discurso fue cuando se refirió a los ingresos de los trabajadores y las trabajadoras. Allí, pidió una «suma fija» y reclamó que «el Gobierno tiene que terciar en la distribución del ingreso». En medio de la escalada inflacionaria que erosiona el salario, manifestó: «Es necesario una suma fija que vuelva a darle capacidad al salario de los trabajadores, que esto no va en detrimento de las paritarias. Cómo vamos a ir en detrimento de las paritarias, justamente nosotros que fuimos los que volvimos a introducir la cuestión paritaria en la cuestión económica».

«La Justicia no va a investigar nada el atentado”

Cristina Kirchner manifestó que «la justicia no va a investigar nada el atentado» que sufrió el 1° de septiembre pasado. Asimismo, aseguró que para el «partido judicial» le sirve «de acusada, no de víctima». También dejó una reflexión sobre lo primero que pensó cuando vio la imagen del arma con con el que le gatillaron en la cabeza en la puerta de su departamento.

«(Tenemos) una justicia que, ya estoy resignada, que no va a investigar, porque le sirvo de acusada, no de víctima a ese partido judicial», declaró la ex mandataria, en el acto en la UOM, en lo que fue su primera aparición en un acto masivo.

En ese marco, apuntó contra Juntos por el Cambio y aludió, sin nombrarlo, al diputado nacional y ex secretario de Seguridad Gerardo Milman, al que se le atribuye haber manifestado estar al tanto del intento de magnicidio dos días antes.

«Esa fuerza política que dice que va a darle seguridad a los argentinos, descubrimos que durante su gestión en seguridad pusieron a conducir la escuela de inteligencia y la dirección nacional de política criminal, de inteligencia para la política criminal pusieron a una Miss Argentina», lanzó, en referencia a Carolina Gómez Mónaco, contratada por Milman, que estuvo presente cuando habría manifestado estar al tanto del atentado. «Cuando la vi pensé que era como las películas de James Bond, que era la más linda», ironizó la ex mandataria.

La vicepresidenta reapareció en público por primera vez desde el intento de asesinato que sufrió el pasado 1º de septiembre. En ese sentido, definió a esta presencia en el acto de la UOM como su «primera salida» y reconoció que tras «dos meses y tres días de eso que todos vieron por televisión». En ese marco, reconoció: «Yo no me di cuenta del arma que empuñaron y pretendían en los hechos volarme la cabeza».

Fue allí, que la ex mandataria apuntó contra el grupo ultraderechista Revolución Federal, acusados de instigar el intento de magnicidio y realizar varios escraches a dirigentes políticos, y señaló que esta organización recibió fondos de la firma ‘Caputo Hermanos SA’, propiedad de Luis «Toto» Caputo, del ex ministro de Finanzas y presidente del Banco Central del ex presidente Mauricio Macri.

En ese marco, Fernández de Kirchner reconoció que la primera conclusión que sacó del intento de asesinato que sufrió es que «los supuestos indignados estaban pagados por empresarios identificados con el gobierno que endeudó Argentina».

El Destape

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *